Errores de maquetación que destrozan un buen diseño (6): Disposición incorrecta de las páginas

Esta entrada es continuación de: Errores de maquetación (1):  líneas cortas incorrectas, Errores de maquetación (2):  calles o callejones,  Errores de maquetación (3): líneas viudas y huérfanas, Errores de maquetación (4): espaciado mal repartido, Errores de maquetación (5): Partición incorrecta de líneas.

 

DISPOSICIÓN INCORRECTA DE LAS PÁGINAS

No todas las páginas son iguales, y esto tiene mucha importancia desde el punto de vista de la maquetación, puesto que algunas son incorrectas o pueden convertirse en problemas que hay que resolver.

 

La página par y la impar, por este orden, forman una página doble que tiene aplicación, en primer lugar, como unidad de maquetación, ya que al maquetar se han de tener en cuenta al mismo tiempo ambas páginas; y en segundo lugar, en la portada a doble página, ya que en este caso se trabajan las dos como si fueran una sola y los datos se distribuyen en el conjunto de ambas, si bien en los dos casos, la página importante sigue siendo siempre la impar, donde se situarán los aspectos más destacables, los grabados más atractivos, las informaciones más sobresalientes o los títulos y datos más interesantes.

..
.
PARTES QUE COMIENZAN SIEMPRE EN PÁGINA IMPAR

partes del libro - guardas

(Si no conoces las partes del libro, te recomendamos que leas antes este artículo: Partes del libro).

 

En el libro hay una serie de partes que se sitúan siempre en página impar.

 

Son las siguientes:

  • la portadilla
  • la portada
  • la dedicatoria
  • el lema
  • el prólogo y cualquier texto que haga sus veces o se use en su lugar o además de él
  • la lista de colaboradores
  • el índice de contenido
  • el capítulo 1
  • las portadillas internas o portadas divisorias
  • en los finales del libro, la parte que ocupa el primer lugar
  • el texto que sigue a una portadilla interna
  • el colofón

 

..
.
PARTES QUE COMIENZAN NORMALMENTE EN PÁGINA IMPAR

Hay una serie de partes que normalmente aparecen en página impar, pero que pueden comenzar en página par si es preciso, salvo que por su situación deban comenzar necesariamente en página impar (por ejemplo, la parte que vaya después de una portadilla interna va en página impar, pues no parece adecuado ocupar con texto el dorso de la portadilla).

 

Son las siguientes:

  • los agradecimientos
  • las listas de abreviaturas u otras (salvo la de colaboradores)
  • los capítulos del 2 en adelante

 

En los finales del libro, las siguientes partes, si no ocupan el primer lugar (si lo ocupan, van siempre en página impar, posición que deben ocupar preferentemente en cualquier caso, si es posible):

  • la bibliografía
  • la cronología
  • el vocabulario o glosario
  • los índices alfabéticos.

 

..
.
PARTES QUE COMIENZAN SIEMPRE EN PÁGINA PAR

En un libro correctamente realizado, ninguna página impar puede aparecer en blanco, salvo una: cuando lleva el retrato del autor o una ilustración relativa al tema de la obra, que precede a la portada y “mira” hacia el interior del libro. En este caso se imprime la página par y queda en blanco la impar anterior. Antes se solía imprimir en papel couché o semejante y añadirse en el momento de encuadernar. Si se imprime en el dorso de la portadilla (es decir, en la contraportada), la página anterior, lógicamente, va impresa (lleva el título de la obra), pero también puede darse el caso de que la portadilla como tal no exista (es decir, no lleve el título), mientras que la contraportada (la página 2 del libro) lleva ese impreso ilustrativo. También puede suceder que haya portadilla y portada, y entre ambas aparezca la hoja (en este caso generalmente añadida) con el motivo impreso en la página par y la impar anterior quede en blanco.

 

 

 

.

.

  2 comments for “Errores de maquetación que destrozan un buen diseño (6): Disposición incorrecta de las páginas

  1. Mariano Boza Puerta
    3 septiembre, 2018 at 10:28

    Gracias por la entrada.

    Tenía entendido que cada principio de capítulo, con independencia de que sea el primero, el segundo…, o el último, siempre debía aparecer en página impar. ¡¿No es así?!

    • 3 septiembre, 2018 at 11:37

      Buenos días, Mariano:

      Gracias a ti por leernos.

      Se pueden disponer los capítulos de tres modos diferentes: pueden colocarse en página luz (página impar), en página seguida (sea par o impar) y seguidos entre sí. En el primer caso, cuando la última página de un capítulo termina en impar se deja blanca la página par siguiente. En el segundo caso, los capítulos se colocan en página nueva, sea par o impar, sin que por tanto deba quedar página alguna en blanco. En el tercer caso, los capítulos se colocan unos a continuación de otros, dejando un blanco aceptable entre uno y otro, esto es, que señale claramente el cambio de capítulo y, en todo caso, superior al blanco dejado en las divisiones dentro del propio capítulo (mínimo de tres líneas de blanco, aunque lo ideal es cinco).

      Esperamos haber aclarado tu duda.

      Saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*