Estructura interna de la narración

La estructura interna es la manera de distribuir los sucesos en una narración. En este sentido los relatos suelen presentar tres partes: planteamiento, nudo y desenlace.

  • En el planteamiento aparecen los elementos y personajes fundamentales y se sitúan los hechos en un lugar y en un tiempo determinados, es decir, se presentan los fundamentos de lo que será la narración.
  • En el nudo surge y se desarrolla el conflicto. Es el momento de mayor interés, el momento de la intriga.
  • En el desenlace se resuelve la intriga.

 

Según el final, la estructura puede ser abierta o cerrada.

  • En una narración de estructura abierta (o final abierto), la acción se interrumpe antes de llegar al desenlace; el lector no sabe como termina el relato y tiene que imaginarse el final.
  • La estructura cerrada se da cuando la narración tiene un final y no admite otra continuación.

 

Según el orden en que se narran los hechos puede hablarse de estructura lineal o estructura no lineal.

  • En la estructura lineal los hechos se suceden siguiendo un orden cronológico.
  • En la estructura no lineal se rompe el orden cronológico, especialmente para intercalar escenas del pasado en el presente (saltos atrás, saltos adelante, vacíos temporales).

Post navigation

Deja un comentario