Propuesta 1 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

taller de creatividad literariaPara empezar el taller, en esta primera propuesta debéis escribir una breve presentación que os describa en algún sentido. Podéis utilizar el género literario que os resulte más atractivo: poesía, descripción… Si necesitáis repasar los géneros literarios, podéis hacerlo pulsando AQUÍ.

 

El mensaje no debe tener más de 200 palabras. Para contarlas, usad el menú Herramientas de Word o cualquier contador de palabras en línea como estos:

 


Enviad vuestros textos en el espacio para los comentarios.

 

Para ver todo el taller de Creatividad literaria, pulsa AQUÍ.

taller de poesia

ABIERTA LA INSCRIPCIÓN PARA
 EL TALLER DE POESÍA
presencial en MADRID
Sábados
de 19,00 a 20,15
Zona Retiro
Grupos reducidos

 

 

 

 

  120 comments for “Propuesta 1 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

  1. dorita
    5 septiembre, 2016 at 07:29

    soy alguien que no deja de pensar que siempre hay algo bueno en cada cosa. En la gente, en sus acciones, pensamientos , decires ,cantares y obras. A veces pinto y muestro algo de mi bondad.

    • 8 octubre, 2016 at 20:04

      Siempre alerta, sin dejar que nada esté fuera de control. La rutina, la monotonía acaban siendo mis mejores amigas. Intento verme con los mismos colores brillantes que veo al resto, pero sé que jamás podré.

    • Aria Scee
      6 diciembre, 2018 at 00:19

      Breve pero muy real.

    • armando
      25 marzo, 2019 at 16:02

      En el consultorio de un hospital, estaba una mujer a la espera de ser atendida por el ginecólogo. Mientras ella espera, estaba dentro de su barriga el niño más hermoso, deseado y esperado por la familia. Ese soy yo, Armando Ariza Martínez. Mi madre me cuenta que cuando estaba en su barriga ella sentía que yo siempre estaba en constante movimiento, incluso cuando estaba sin moverme. Y que cada vez era peor, la única manera que ella encontró para calmarme fue escuchar música, leer, ver tv, pero aun no era suficiente. Llego el día de nacer y salí a ver la luz del mundo. Al paso de los años fue creciendo, no precisamente de estatura, pero crecía. En mis primeros años de vida y que podía razonar estuve en la escuela, hice mi primaria, secundaria y estudié un técnico en las Artes Escénicas, inicie en el mundo del teatro a temprana edad, realice cursos en teatro, tv, cine, doblaje, canto, danza, pantomima, producción de espectáculos y mucho más. Me caracterizo por hacer muchas cosas al mismo tiempo, por ser buen amigo, alegre, amargado, pragmático, optimista, soñador, sabiondo e incluso por tener siempre una sonrisa para los días buenos y malos.

    • Nicolás
      16 abril, 2019 at 22:09

      Aunque suelo pensar que tanta positividad es una manera errónea de afrontar la vida, también, aunque quiera negarlo, entiendo que la falta de esta esencia es necesaria para esta sociedad. Me encantaría poder ver algo de tu arte.

      Saludo cordial.

  2. Emilio-Jesús Reyes
    5 septiembre, 2016 at 11:04

    Siempre buscando, buscando el sacar aquello que me oprime en mi interior, y sentir el vacío de su no presencia. Me ahogo ante la inexpresividad de mis sentimientos, de mis emociones, de aquello que quiere salir y tanto cuesta. Intenté con los colores, los lienzos abrían la válvula de escape de mi ser; la música, como no el blues, nunca he encontrado una música que pueda sacar más de mí; el teatro y su miedo escénico, pero tampoco. Y aquí ando, peleándome con el teclado, con un único propósito, sacar lo que llevo dentro para que el hueco que quede devore el vacío de mi alma.

  3. Tvent
    5 septiembre, 2016 at 13:16

    Para, escucha, visualiza. Difícil pensar en quién eres o quién crees que eres. No es fácil, para poder describirme necesito verme desde la distancia, apartando el estado de ánimo y los problemas y quehaceres diarios, para que esta opinión que tengo de mí, sea la más objetiva posible. La idea está clara, pero, y las palabras, me cuesta trabajo encontrarlas. Inconformista, quizás sea el mejor adjetivo que me califica, siempre intentando mejorar, buscando nuevos retos y exprimiendo hasta la última oportunidad para conseguirlo. Perfeccionista, otra gran cualidad, a quizás un defecto. Supongo que depende del momento.

  4. 5 septiembre, 2016 at 14:35

    Mi nombre es Rosa,así quiso mi abuela que me llamase,»Rosa como las flores,graciosa,bonita,dulce y a su vez fuerte y resistente!.»dijo cuando me vió.
    «Además será un espíritu sensible y refinado,con mucho talento artístico!» Como vereis mi abuela materna era mujer de carácter…y no se equivocó!Desde temprana edad me atrajeron todas las formas de manifestación artística…y con 5 años decidí que mi profesión sería la música.
    Cantante lírica concretamente, porque para mi no hay música más bella que la clásica o culta,como quieran llamarle.
    Mi edad no tiene la menor importancia,pero si que nací en una de las ciudades mas hermosas y cultas de España:Salamanca.

    • Inquisitor Glokta
      5 septiembre, 2016 at 17:32

      Tu abuela materna te puso Rosa y la mía se llamaba Rosa, un nombre precioso. Yo no tuve inspiración artística a tan temprana edad, pero bueno, lo importante es intentar mejorarla cada día. Un saludo.

  5. Inquisitor Glokta
    5 septiembre, 2016 at 17:16

    ¿Cómo tantos veinteañeros estás en ese incómodo momento en el que ya eres un adulto pero aun dependes de tus padres? ¿No tienes pareja ni trabajo? ¿No sabes qué camino seguir en tu vida? ¿Y por si no fuera poco estás empezando a perder pelo? ¡Aquí traemos la solución a todos tus problemas! Come cinca piezas de frutas al día, haz un poco de ejercicio y escribe diariamente en http://blog.tsedi.com/. Ahora, cada vez que te encuentres en una sala de cine, viendo una serie de televisión o leyendo buscarás formas de aprender y mejorar en tus escritos. Sentirás volar tu imaginación y en ese rincón de tu mente todo será posible. Olvida las discusiones con tus padres, ese examen imposible de aprobar y el hecho de que cualquier ser viviente parezca saber más que tú sobre todo. Aquí tendrás un lugar cálido y reconfortante donde expresarte con libertad, en las palabras encontrarás tu salvación. Y si a pesar de todo esto no consigues sentirte satisfecho no recurras a las drogas, recuerda que en unos años serás tú quien mire con un aire de superioridad a la generación venidera. ¡Ánimo y a escribir!

    • WOLFBLUE
      25 septiembre, 2016 at 03:43

      Identificado. Gratificante. A tomar en cuenta en esta etapa de mi vida.

      Saludos.

    • Mariela Morrone
      14 diciembre, 2018 at 21:39

      Verdad. Es como un virus avasallador que invade cada célula de tu cuerpo. Ver en cada átomo una idea para escribir y contar los minutos que faltan para poder sentarte y viajar a otra dimensión. Saludos.

    • Anemona
      15 diciembre, 2018 at 21:04

      Verdad. Es como un virus avasallador que invade cada célula de tu cuerpo. Ver en cada átomo una idea para escribir y contar los minutos que faltan para poder sentarte y viajar a otra dimensión. Saludos.

  6. Lida Pineda
    5 septiembre, 2016 at 18:13

    Mi nombre es Lida, en medio de silencio vivo tras las letras, que interfieren con mis pensamientos, voy dejando un poco de mí en hojas donde sin más puedo dar algo de quien soy, algo que sin más construyo al día.

    • Narradora de Cuentos
      5 septiembre, 2016 at 19:11

      No encuentro manera mas bella de interferir los silencios , que a través de las letras … Ellas expresan sin rubor , y dejan retazos de nuestro yo sin pedirnos permiso …

  7. Narradora de Cuentos
    5 septiembre, 2016 at 18:14

    Narradora de Cuentos

    No voy a permitir llevar una vida dictada por el pasado
    la vida es demasiado corta como para no perdonar
    Alguien me dijo si te da miedo, mejor ve a por ello
    tomar la decisión es lo que cuesta y la he tomado
    Voy a ser paciente y en el detalle encontraré la sorpresa
    llegará un día en el que sin darte cuenta te miraras y estarás sonriendo
    Y lo habrás logrado, después de muchos tropiezos, lo habrás logrado
    y porque esta vez , porque habrás infundido la esperanza en ti misma
    de la misma manera que volviste a creer en los demás
    y dejarás que nuevamente te deslumbre la vida
    con el mismo énfasis, con el mismo entusiasmo con el que viviste siempre
    Hoy es un gran día , como lo será mañana y los sucesivos
    los cielos vuelven a ser nítidos, estoy dibujando mi camino
    Siento por fin que ahora es el momento !!!

    • Andrea
      19 noviembre, 2018 at 16:15

      Que bello. Quisiera contagiarme de tu optimismo

    • Mariela Morrone
      14 diciembre, 2018 at 21:44

      Qué bella manera de escribir tienes, Narradora de Cuentos. Mucha alegría, esperanza, frescura y optimismo.
      También yo siento que ahora es el momento. Suerte.

    • Anemona
      15 diciembre, 2018 at 21:08

      Qué bella manera de escribir tienes, Narradora de Cuentos. Mucha alegría, esperanza, frescura y optimismo.
      También yo siento que ahora es el momento. Suerte.

    • Nicolás
      16 abril, 2019 at 22:24

      Debe sentirse una gran emoción poder describirse de semejante manera. Si leyendo tu descripción me has contagiado de esperanza, imagino que compartir contigo es recuperar la vida.

      Hermosa descripción, un saludo.

  8. Natalia
    5 septiembre, 2016 at 19:54

    Me llamo Natalia y este mes de septiembre se cumplen 15 años desde que salí de casa de mis padres. Desde entonces he vivido en 2 colegios mayores y en 15 pisos de 4 países, he obtenido 3 títulos universitarios y 15 diplomas de diferentes cursos, he aprendido/mejorado 4 idiomas, he viajado a 26 países, he tenido 3 novios y 30 trabajos. He hecho algunos amigos y he perdido otros, he tenido miedos, he aprendido y desaprendido muchas cosas y he caído en tantos aciertos como errores. A mis 33 años no tengo casa, ni coche, ni hijos, ni microondas. Mi propiedad más cara es un ordenador que me costó 989 euros. Y, a veces, la incertidumbre y el vacío me invaden y me pregunto «¿y ahora, qué?». Y la única respuesta que se me ocurre es: «ahora, MÁS».

    • Naddia
      6 septiembre, 2016 at 02:08

      Seguramente tienes razón. A ver si conseguimos disimular lo suficiente para que crean que hacemos algo…

    • Yanay
      6 septiembre, 2016 at 05:09

      Natalia, muy interesante tu relación con los números. 🙂

    • Mariela Morrone
      14 diciembre, 2018 at 21:46

      Y más es menos…

    • Anemona
      15 diciembre, 2018 at 21:11

      Y más es menos…

    • Nicolas Daniel
      16 abril, 2019 at 22:44

      Al leer esto siento que te he visto, hablado y creo que hasta he compartido contigo. Lo digo porque al describirte de esa forma no eres más que una de esas personas pasajeras que así como llegan de una forma rápida y esporádica así mismo se van, y que suerte que sea así.

      A tus 33 años no solo no tienes casa, ni coche, ni hijos, ni microondas. A tus 33 careces de autoconocimiento, te falta enfoque y te sobra ambición.

      Te desearía mucho éxito y tal vez algo de suerte en todo, pero realmente no quiero que lo tomes como un insulto.

  9. alicia
    5 septiembre, 2016 at 20:05

    Soy Alicia , y a mis casi sesenta años me apetece hacer algo distinto .Tal vez hablar de mi misma ,que es una de las pocas cosas que conozco y tal vez mezclarlo con cosas inventadas.
    Hasta ahora he escrito poesías pero , la final , para mi ya era un tema agotado y demasiado personal ,
    Espero aprender algo

    • VECINO ANA BEATRIZ
      19 enero, 2019 at 02:16

      Intentar todo el tiempo y en todo lugar, muy bien. A los 54, también quiero empezar y ver qué pasa. Suerte para las dos.

  10. alicia
    5 septiembre, 2016 at 20:09

    Creía que ya lo había escrito , de todas formas ! me animo ! , a lo mejor aprendo algo , ya estoy cansada del FB que siempre dice lo mismo , repetido hasta la saciedad , una y mil veces la misma mentira , una y mil veces noticias antiguas ! a aprender algo nuevo , me apunto !

  11. 5 septiembre, 2016 at 21:04

    Hola a tod@s,

    Yo soy Elena, estoy escribiendo una novela y me gusta la historia. Ojalá tod@s tengamos la oportunidad de publicar nuestros textos.

    Saludos.

  12. 5 septiembre, 2016 at 21:11

    Me encanta el mundo de la literatura, es uno de los pocos ámbitos en los que nadie te juzga por tu apariencia.

    • Mariela Morrone
      14 diciembre, 2018 at 21:53

      Es cierto, Elena. Puedes dibujarte como quieras y siempre estará bien. Saludos.

    • Anemona
      15 diciembre, 2018 at 21:13

      Es cierto, Elena. Puedes dibujarte como quieras y siempre estará bien. Saludos.

  13. Naddia
    5 septiembre, 2016 at 21:40

    Yo acumulo objetos. Y además me gusta escribir. Pero no soy constante porque las cosas lo invaden todo. Mi organismo crea lazos afectivos con los objetos: la ropa que he dejado de usar, los papeles, los retales de tela, los electrodomésticos que no funcionan. Por eso a veces es difícil escribir.

    • Katerine
      23 noviembre, 2016 at 15:47

      Me gusta la sinceridad de este texto Naddia.

  14. Sandra Carriòn Estay
    5 septiembre, 2016 at 22:02

    No sè como empezar. Me llamo Sandra, tengo 54 años, soy casada y tengo dos hijos profesionales (un logro para nosotros en un paìs como este). Dispongo de mucho tiempo sola y la escritura en el computador, es una de las pocas cosas que puedo realizar sin asistencia. Soy buena lectora de novelas y me impresionan la capacidad de los diferentes escritores para crear una historia y mantener la coherencia e inventar situaciones y personajes, en fin. Quiero aprender a escribir y tengo la disposiciòn y la decisiòn de ejercitar, de practicar, con el objetivo de aplicar lo aprendido en la escritura.

  15. Sonia
    5 septiembre, 2016 at 22:05

    Continuar escribiendo
    Mi vida es un Vodevil. ¡Si! ¡Si! he repasado los géneros literarios como me habéis aconsejado y he llegado a esa conclusión. Mi vida es una «Obra dramática breve y cómica que tiene como temática la infidelidad amorosa.» ¿Os preguntáis el motivo? Por la sencilla razón de que me soy infiel a mi misma constantemente, siempre me traiciono, no mantengo mis compromisos ni un día, ¡me decepciono!, y luego creo un millón de pretextos baratos para justificar mi infidelidad. He llegado a un grado de autojustificación tal, que a veces me felicito a mi misma por mi capacidad de echar balones fuera.
    ¿Qué tiene esto de «dramático y breve»? estáis pensando, pues que es mi vida y la estoy malgastando absurdamente, lo que hace que tenga la sensación de que es breve,
    Ahora buscáis lo cómico, ¿verdad? Lo cómico es saber que el resto de las personas hacen exactamente lo mismo que yo… y ¡aquí estamos, disimulando!

    • Sonia
      5 septiembre, 2016 at 22:07

      ja,ja,ja… lo de «continuar escribiendo» ha sido un error… ¿o no?

    • Naddia
      6 septiembre, 2016 at 01:56

      Seguramente tienes razón. A ver si conseguimos disimular lo suficiente para que crean que hacemos algo…

    • GRETA
      25 septiembre, 2016 at 20:27

      Muy bueno. Te saludo desde aquí también con cierto disimulo. Es increíble que ser actor sea una carrera, cuando casi es una función vital de nuestra psique.

    • Mariela Morrone
      14 diciembre, 2018 at 21:59

      Sí, Sonia. Pero lo maravilloso de haber descubierto a qué categoría pertenecemos es que, si queremos, podemos cambiar el relato. Saludos.

    • Anemona
      15 diciembre, 2018 at 21:16

      Sí, Sonia. Pero lo maravilloso de haber descubierto a qué categoría pertenecemos es que, si queremos, podemos cambiar el relato. Saludos.

  16. Cintia
    5 septiembre, 2016 at 23:31

    Me llamo Cintia y a mis 21 años de lo único que estoy segura es que me encanta leer y algún día me gustaría publicar mi propio libro. Pero tengo tantos sueños que no sé si podré cumplirlos todos. Quiero viajar, conocer lugares nuevos, supongo que esto es el resultado de haber pasado mi niñez viajando con mi papá que es camionero.
    Tengo pocos amigos, pero creo que en la amistad es mejor la calidad que la cantidad. Una de mis amigas la conozco desde el jardín de infantes, me gusta hablar con ella tenemos diferente puntos de vista y eso hace que pueda ver las cosas de otra manera. Otra amiga la conocí en la facultad y con ella tenemos más cosas en común.
    Creo que tengo una imaginación muy fuerte, las historias llegan a mi cabeza como si fuera una película que estuviera recordando, aunque a veces cuando más ocupada estoy (tal vez porque casi nunca estoy totalmente concentrada en lo que estoy haciendo).

  17. Yanay
    6 septiembre, 2016 at 05:05

    Soy quien un día descubrió que podía poner en palabras el lenguaje del alma, y entonces comprendí que dentro de mí había muchas vidas y mundos por contar. Desde entonces, veo la vida con otros ojos.

  18. 6 septiembre, 2016 at 19:02

    Soy dos formas de sonreír.
    La primera se activa de forma instantánea. Sin haberlo planeado.
    Mi corazón tarda exactamente 0,01 segundos en procesar un momento feliz y llevarlo a mis labios en forma de sonrisa.
    La segunda es la cordial, la que va directamente del cerebro a los labios, sin pasar por el corazón.
    Durante un día normal, uso las dos a partes iguales, en imperfecto equilibrio.
    Soy dos formas de llorar, la segunda es de risa.
    En búsqueda de la pieza defectuosa del reloj que convierta los instantes felices en infinitos.
    Vivo a 36 revoluciones por segundo. En constante crecimiento.

    • Natalia
      6 septiembre, 2016 at 19:28

      «La segunda es la cordial, la que va directamente del cerebro a los labios, sin pasar por el corazón.
      Durante un día normal, uso las dos a partes iguales, en imperfecto equilibrio.»
      Muy bueno, me gusta 🙂

    • Mariana
      14 noviembre, 2018 at 18:35

      Me gusta mucho cómo escribiste esto!

  19. Azul Bernal
    7 septiembre, 2016 at 23:30

    Arena. Yo digo que soy arena, pero tú dices que soy el mar. Soy el mar profundo, el mar danzante, el misterioso océano. Pero soy también la playa. La playa tuya, porque eres tú quien, a cada vuelta de la esquina, se aleja en pos de otro amor. Yo soy esa playa firme, húmeda. Permanezco inamovible, siempre esperando tus orillas. Tú, como el mar, vuelves una y otra vez para estallar a lo largo de mis extensiones. Sí, yo soy el mar en la mirada, pero soy playa en los andares de mis pasos. Tú eres oleaje en tus maremotos internos, y eres arena en el color de los ojos con que me miras cada vez que ante mis litorales vuelves a anclar. Así soy, así eres.

    • Mariana
      14 noviembre, 2018 at 18:33

      Me encanto!

  20. Maire Reyes
    8 septiembre, 2016 at 07:41

    Richard Gere, Mark Ruffal, Gerard Butler a ninguno de ellos verías en mi película. Porque no soy la Protagonista esa sin duda ser America Ferrara porque se parece a mi físico, pero de hecho soy la que la escribe y dirige esta obra que soy yo. Escribir ha sido uno de solo dos barcos que sobrevivieron al Pearl Harbor que significo crecer y recibir porrazos ¿Fea la Comparativa? Hey dije que soy la directora de la película eh. Mucho cuesta llegar a las metas. Y de eso se trata, en realidad.

  21. milka
    8 septiembre, 2016 at 15:40

    I
    Enclaustrado mi deseo
    en la espera
    Me defino:
    Témpano que sangra
    II
    Vuelto este temblor
    -epicentro entrañas-
    Me defino:
    Fumarola adormecida:
    Ansiedad
    III
    Ahumado de cristal intercesor
    a tu través, el árbol festivo
    personifica la primavera en trópico
    que soy
    IV
    Me invento un futuro en e tiempo lineal
    música
    sonidos
    canto mediático
    poesía
    palabras
    español mediático
    Solo soy lo que digan ser
    Acuerdos

    • Katerine
      23 noviembre, 2016 at 15:45

      Muy bueno

  22. jnpdiaz
    8 septiembre, 2016 at 23:47

    En la superficie soy moreno, ojos negros, cabello del mismo color un poco ensortijado. Al punto que me decían el colocho cuando era pequeñito. Nariz algo achatada, herencia de muchas razas. Uno sesenta y tres de altura y algo crecido a los lados a esta edad. Cuarenta y cinco septiembres ya sobre la faz de la tierra deben de haber cambiado, ya, varias veces lo que era hace diez años.
    En lo profundo: que es donde me conozco un poco más puedo resumirme como un ermitaño, huraño y amante de la soledad. Cuando era pequeño, además de tener el cabello ensortijado, era muy sensible a los cambios del clima. Cuando llovía se me posaba una gran tristeza en el alma al punto de hacerme llorar, y cuando el sol quemaba demasiado era como un autómata hacia ningún lado. Cuando los paisajes ante mí vestían de niebla, solía sentir identificado con ellos.
    Ahora, en este momento, soy simplemente alguien amargado de la vida, pero al menos no espero nada de nadie. Sentir ya no es lo importante sino reflexionar sobre la vida y la proximidad de la muerte. No, no soy un pesimista, aún no. Pero falta una gota de rocío para llegar allá.

  23. 16 septiembre, 2016 at 22:20

    ¡Hola!, mi nombre para este taller es farranz1941. No, no soy un personaje conocido que se esconde detrás de un seudónimo por si lo que escribe es un bodrio. En mi caso, es cómo me conocen en muchos concursos y talleres literarios.
    Tengo setenta y cinco años y llevo unos cuantos años disfrutando con mi segunda pasión, la escritura; ya que como no podía ser de otra manera, la lectura es la primera.
    Por motivos que no vienen al caso, he estado más de seis meses sin poder dedicarme a la rutina establecida por mí para escribir y ahora he notado que me falta un poco de agilidad. Es por esto que me he apuntado al taller.
    Y como me gusta compartir os voy a dejar la dirección de mi blog.
    http://farranz2.blogspot.com En el encontrareis de relatos, micro relatos, pensamientos, reflexiones etc. Y a través de bubok.es recopilaciones de lo publicado, ¿Qué nos dice la Biblia? La última escapada, Regreso al pasado. Casi todos estos títulos pueden descargarse gratis. Y por último En el jardín olvidado, mi última novela publicada por Didot.

  24. Patricia B.C
    22 septiembre, 2016 at 19:18

    Definirme, de manera sutil y breve: No soy.
    Y ahora me pregunto ¿Quién es?
    De repente, te paras a pensar y efectivamente, no eres quien creías que eras. Tan cierto como que simplemente no eres, porque te vas modelando con el paso del tiempo. Pero siempre habrá algo que nos acompañe, algo inmutable, a eso lo llamo esencia.
    No soy castaña, ni alta, no soy imperfecta, no soy egoísta ni tampoco entusiasta.
    Lo que soy es mi propia esencia, esas gotas de romanticismo e individualismo. Soy el intento de conservación de «mi propio yo»

  25. Patricia B.C
    22 septiembre, 2016 at 19:42

    Dejo aquí mi blog, lo acabo de empezar con mucha ilusión, y aún no se bien como darle vida https://patriciabentezcorts.wordpress.com/

  26. WOLFBLUE
    25 septiembre, 2016 at 03:25

    Introducción

    Si en verdad quieres conocerme, saber mi esencia; entonces, tomad e inspeccionad mis zapatos.

    Ellos contienen la tierra de tantas aventuras, la saliva de algunos besos y la presión de mis angustias.

    Para ti quien quiera que seas, no hace falta que te dé mis zapatos. Solo seguid leyendo…

    • armando
      25 marzo, 2019 at 15:54

      Genial.

  27. GRETA
    25 septiembre, 2016 at 20:17

    Si debo describirme lo primero que diré es que no se hacerlo en 200 palabras. Creo que ante esta imposibilidad de síntesis, que es una de mis principales características, sera mejor seguir indagando quien y que soy. No me es posible imaginar una mejor forma en esta búsqueda que por medio de la herramienta que nos saco de la «barbarie» y permitió que el ser humano sea un ser histórico: la escritura y con ella la posibilidad de la más amplia comunicación.
    Dicho ésto comienzo con entusiasmo este curso que espero me saque un poco de mi «barbarie» y me brinde nuevas herramientas para trabajar en la inmensa tarea de conocerse y conocer el mundo que nos circunda.

  28. 8 octubre, 2016 at 20:12

    Siempre alerta, sin dejar que nada esté fuera de control. La rutina, la monotonía acaban siendo mis mejores amigas. Intento verme con los mismos colores brillantes que veo al resto, pero sé que jamás podré.

  29. Katerine
    23 noviembre, 2016 at 15:42

    Trato en vano de recordar los días alegres; hay pequeñas chispas, claro, pero días…no lo sé. También es cierto que mi memoria ha fallado tanto últimamente como puede hacerlo un avión herido en plena guerra.

    De donde soy, es el frío, y él me ha invadido hasta las más ínfimas áreas de las células de mis neuronas, de mis huesos, de la vida. He enfermado (las cosas por su nombre), pero si algo aún intento hacer, es escribir por sobre mí y la más penosa debilidad que me inunda hoy.

    IKOB

  30. 17 agosto, 2017 at 21:15

    200 palabras máximo , tan poco que decir , y tanto que expresar , como mi nombre , Ivan , por «Ivan el terrible», según mi padre , es un nombre fuerte , de un emperador ruso, lo que no me dijo fue que mataba a los animales y hasta a su propio padre. Eso si tengo el ímpetu y la gallardía de aquel enigmático y sombrío personaje de la historia , no soy alto como quisiera , pero si lo suficiente como para ver a Mario Vargas Llosa , despreciar a una admiradora suya mientras esta intentaba lograr un autógrafo en un libro pirata , en medio de una multitud por el centro de la ciudad de piura , hecho que marco mi personalidad y me hizo ser mas humilde y atinado en cada acción o palabra sobre todo con los que me quieren o admiran y aunque soy leo el corazón siempre le gana a mi mente , sin duda herencia innata de mi madre , a la que entiendo lo que quiere sin que me mire, oiga o toque tal y como me pasa con la literatura.

    • Mariana
      14 noviembre, 2018 at 18:12

      Me resultó interesante tu modo de escribir!

  31. marta perez suarez
    29 septiembre, 2017 at 15:20

    Yo ,siempre calculando la distancia entre mis pensamientos y mis actos. Soñadora y emocional al 100%
    busco huecos entre las palabras y el teclado , quizá algún día encuentre la cura a la normalidad, solo quizá en lo emocional nada es seguro.

  32. Graciela Irene Cordero
    26 septiembre, 2018 at 16:45

    Soy Glamb, nombre ficticio impuesto por amigos muy queridos que resulta de traducir mi apellido al inglés. Me rebela la injusticia social que provoca la inmundicia del hambre en un mundo pleno de recursos que han sido apropiados inapropiadamente. Tengo sed de justicia.

  33. Olelko
    19 octubre, 2018 at 23:17

    Soy Olelko, necesito volar, necesito no estar, te necesito acá conmigo, te extraño. Quiero caminar en la arena y desaparecer. Necesito no volverte a ver. Deseo cortar las venas de este amor que me atrapa en una historia sin fin, estoy a tus pies y lo sabés. Toco el cielo por un momento y después de nuevo el infierno. Voy a enviar un mensaje en una botella para que alguien me rescate tal vez dentro de dos millones de años. Aquí estarán mis despojos, esperándote.

  34. Mariana
    14 noviembre, 2018 at 16:23

    Aún recurre al papel y el lápiz para escribir. Y eso que hasta usa redes sociales…
    Ser psicóloga mantiene vivo lo intelectual en su vida, no es fácil ser madre, esposa y ama de casa y mantener los ojos abiertos con suficiente motivación para estudiar o leer un libro.
    Pero por la noche, único rato en que todos duermen, se dedica a ella misma sin la presión de las cosas por hacer. Se abren las paginas de un libro, tal vez Freud o Cortázar, tal vez Gabaldon; quizas los auriculares plagian un Sabina solitario o algún rock de aquellos que evocan otros tiempos. Se enciende alguna serie, siempre con subtitulos y volumen en 8 y alguien viaja en el tiempo, o algunos «cazan» a un asesino.
    Cuando el ronquido de quienes ama marca esas gloriosas horas ya está hecho todo lo que pudo ser hecho y entonces, lo propio en ella puede surgir, como este torpe relato que apenas les insinúa lo más intimo de su día.

  35. Mariana Ferraro
    14 noviembre, 2018 at 18:16

    Me encanta el dejo de esperanza que deja ver tu escrito! Tenue pero presente.

  36. Mariana
    14 noviembre, 2018 at 18:19

    Me encantan los dos primeros párrafos… Sorprende lo de los zapatos, y el segundo es poesía.

  37. Nidia
    15 noviembre, 2018 at 01:18

    Niña mujer, de fresca sonrisa. Grácil, inquieta, ansiosa y alegre.
    Querible por muchos y siempre recordada.
    Dura y firme por fuera; blanda y débil por dentro.
    Sensible y permeable.
    Llena de tristezas, frustraciones, angustias, desengaños, abandonos y pérdidas enmascaradas.
    Amiga incondicional, compañera aliada, pareja confidente, amiga y madre sobre protectora, siempre presente incondicionalmente.
    Docente, amante de los niños, de los libros, de pinceles, de colores, de ovillos de lana enredados, del verde de la naturaleza y de las fieles mascotas.
    Soñadora, enamoradiza, esperanzada y creyente.
    Enemiga de la soledad, las enfermedades, la vejez y la muerte.
    Así soy… o así me veo..
    Así la vida me formó… permeable y eterna aprendiz.

    • MaryLu RoRi
      22 marzo, 2019 at 22:01

      Muy bonito! Me hice una imagen muy bella de ti.

  38. Jose
    18 noviembre, 2018 at 23:33

    Dicen de mí que soy callado, huidizo. Digo de mí que soy prudente, observador. Y de tanto escudriñar el mundo, guardo mucha información que canalizo y entrego en forma de relatos o cuentos, que mezclan las vidas reales con las imaginadas. La mía la vivo entre mi cruda realidad y mis sueños imposibles, cosiendo velas a las nubes para que me ayuden a surcarla desde una perspectiva diferente a la que veo por llevar los pies a ras de suelo.
    Aquí me hallo por un clic distraído que me trajo y unos ojos curiosos que no me dejan marchar. Aprender con cada oportunidad que encuentro, de quienes van por delante en estas artes del contar, del relatar y novelar.

  39. Andrea
    19 noviembre, 2018 at 16:11

    Buscando un lugar donde expresar lo que siento y dejar de sentirme invisible. Entro acá y me piden que les cuente quien soy. Eso es justo lo que ando tratando de descubrir, soy alguien que incesantemente, desesperadamenete usa los recursos que tiene a la mano, para expresar las emociones que lleva dentro. Si las saco afuera, tal vez las pueda ver, palpar, leer y entonces tal vez las entienda mejor.
    Soy un montón de Andreas viviendo en mi. mis amigas dicen que soy creativa y compañera. Mis hijas dicen que soy dulce, comprensiva y exigente. mis jefes dicen que soy responsable, trabajadora, con mal carácter. Mis empleados, no estoy segura que dicen ellos…
    Lo que yo digo de mi, es que soy alguien que quiere aprender mirar para adentro, a dejar de mirar para afuera para definirme.

    • Mariangeles Gomez Cambronero
      13 febrero, 2019 at 23:31

      Me gusta tu sinceridad y la eficacia de tus palabra, que son contundentes ademas de armoniosas.

  40. Eric
    22 noviembre, 2018 at 18:43

    Un jovencito con raíces españolas y nigerianas.
    Dicen de mi que soy raro, pero me defino más bien como diferente.
    Mis aficiones, las cuales no tengo mucho tiempo para hacer, son el baile, el teatro moderno y por supuesto, la lectura.
    Me encantaría adentrarme al mundo de la escritura, soy muy principiante. Tengo mucha creatividad e imaginación. Mi vocabulario no es muy extenso, pero puedo aprender con mucha facilidad e interés ya que es algo que a mi me encanta.

  41. Aria Scee
    6 diciembre, 2018 at 00:15

    Complicada
    Salvaje
    Alocada
    Como una llama de fuego
    En un huracán
    Donde cada ráfaga me puede apagar

    Introvertida
    Tímida
    Vergonzosa
    Como un caracol
    Cuando sale de su caparazón

    Pero viva
    Arriesgada
    Y yo
    Totalmente yo
    Hasta que me maten

  42. julieta
    7 diciembre, 2018 at 04:42

    Mi piel es vasta porque sino no habría lugar para todas mis emociones, intereses, deseos y ambiciones. Y mi hombre dice que es suave. Mis curvas son sinuosas, recorren desde las alegrías más enormes al escuchar una canción de fiesta hasta las tristezas más profundas de los dolores del alma. A través de una mezcla de colores rosados, rojos y azules veo la vida, aunque la gente insista en que mis ojos son marrones. Después viene lo normal… cinco sueños en cada mano, unos más cortos, como el meñique, que me pide que le cumpla lo de esos zapatos, y otros más largos, como el mayor, que apunta orgulloso hacia arriba cuando los demás se esconden al exigirme que viajemos y volemos y escribamos mil novelas sin importar nada de nada; la familia, el amor, los amigos, y el trabajo se extienden alargados a mi alrededor, me hacen andante y me ayudan a moverme tanto como a alcanzar lo que quiero. Y yo los adoro. Y una bomba me aprieta y contrae en sístole con sus lagrimitas y angustias y me relaja en diástole cuando sonríe. Solo tiene 5 y sin ella no habría latido. Se llama Cata. Yo, Julieta.

    • Aria Scee
      7 diciembre, 2018 at 23:53

      Muy bonito.

  43. Mariela Morrone
    14 diciembre, 2018 at 21:02

    Después de tantos años, me encuentro sumergida en este fascinante mundo de entretejer palabras otra vez. No sé como resurgió. Seguramente fueron sutiles puntos en las cosas cotidianas que, ante mi inconsciente indiferencia, fueron mostrándose con más peso cada vez, hasta que la evidencia fue tan clara que me empujó a ver el nuevo paisaje que se abría ante mí; conocido pero dispuesto a ser vivido por una nueva persona.

  44. Anemona
    15 diciembre, 2018 at 20:57

    Después de tantos años, me encuentro sumergida en este fascinante mundo de entretejer palabras otra vez. No sé como resurgió. Seguramente fueron sutiles puntos en las cosas cotidianas que, ante mi inconsciente indiferencia, fueron mostrándose con más peso cada vez, hasta que la evidencia fue tan clara que me empujó a ver el nuevo paisaje que se abría ante mí; conocido pero dispuesto a ser vivido por una nueva persona.

  45. Daniela Garzón
    20 diciembre, 2018 at 23:13

    ¿Quién soy yo? difícil definirlo. Por lo pronto comenzare contándoles un poco de mis sueños, de mi personalidad y lo que hago. tal vez así se puedan hacer una idea aunque sea remota de quién soy.
    Primero diré que soy una futura comunicadora social y periodista de casi 21 años, que ama la fotografía porque encuentra en ella la manera perfecta de plasmaras momentos maravillosos que se suelen olvidar, en especial la análoga porque su antigüedad de la un toque de elegancia y nostalgia que definitivamente toda foto debería llevar consigo. Esta futura periodista también ama los libros que se convirtieron desde hace muchos años las narraciones de su vida,la escritura se volvió parte de su vida en el momento que deseó imitar aquellos relatos que leía constantemente, desde entonces escribir es de todos los días.
    Mi nombre es Daniela y a diferencia de muchos no tiene u significado especial o conmemora a una persona, simplemente necesitaba un nombre y Daniela parecía ser buena idea, mi cabello es una maraña de enredos rizados que van hasta los hombros, mis ojos son grandes y oscuros y mi sonrisa siempre tiene un poco de encía para mostrar.

    • Edit
      1 febrero, 2019 at 18:53

      Tengo ya tu retrato… en algo nos parecemos… Continúa este bello camino de mirar profundo y expresar lo que miras.

  46. Trinidad.
    18 enero, 2019 at 23:48

    Ella está loca.
    O al menos eso parece.
    Habla sola,
    No te mira a los ojos,
    Viste de negro…
    Va siempre con libros,
    O mirando a su alrededor,
    Paranoica,
    Observadora, como sea.
    Escribe tonterías,
    No calificadas como poesía,
    Más bien, son divagues;
    Que muestran lo retorcida
    Que puede llegar a ser…
    Sus palabras duelen,
    Acuchillan y matan.
    Porque se expresa así,
    No es de mala,
    Solo sincera.

  47. VECINO ANA BEATRIZ
    19 enero, 2019 at 02:10

    Nací como muchos, en el seno de una familia tradicional. Fui el «jamón del medio», la segunda de tres hermanos. ¿Es eso bueno o malo? No lo sé. Durante muchos años pensé que seríamos dos, mi hermano y yo. Éramos muy compinches. Pero cuando tenía siete, irrumpió la «adoradita» -como la llamaban a la última de nosotros-. Y el mundo cambió. Cambié muñecas de plástico por una de carne y hueso. Y fui como una mamá precoz, tal vez preanunciando que esa sería la única «hija» que habría de tener…

  48. Grisel Escalada
    21 enero, 2019 at 04:19

    que la noche se vea tanquilamente quieta y los ruidos nocturnos acompañen esa sensacion,
    que la mañana sea totalmente abrazadora con el ascender del sol y su naturaleza matutina despliegue su total resplendor, que no quede mas que la entrega ante tal emocion. que me quede perpleja de cuerpo, mente y alma. sucumbida ante la vida porque emocion es lo que soy.

    • Edit
      1 febrero, 2019 at 03:58

      Emoción te llamo porque así te presentas. Te adivino… Que tus palabras pinten de luz y color lo profundo de tu ser…

  49. 21 enero, 2019 at 20:16

    Es imposible predecir cuando llegaran los malos momentos, los malos meses y las malas semanas. Tampoco es posible saber cuales serán las causas de esos deprimentes tiempos, pero esa no es la parte mala de la vida, esa no es la verdadera tristeza de vivir; la verdadera tristeza es que cuando estas viviendo todo esto, no eres capaz de saber, ni siquiera de pensar en cuando o si acabara ese sentimiento, esa tristeza tan difícil de describir. Eso nos lleva a sentir tanta soledad, tanta “nada” que acabamos haciendo drásticas decisiones.

    ¿Alguna vez has sentido eso? Ese dolor en el pecho que en verdad no es dolor, solo es vacío. Y pasan tantos días, tanto tiempo mientras tu solo sientes un gran vacío, entonces empiezas a pensar que no tienes nada dentro, no tienes alma ni sentimientos… y entonces sientes que ya no te tienes a ti. Te has vuelto nada, y es así como empiezas a definirte.

    ¿Alguna vez has sido nada? Más importante aún, ¿Alguna vez te has vuelto amigo de la nada?

    Yo solía pensar “No soy nada y nada seré, pero, alguna vez algo fui. Aunque no sé que.»

    A veces, aún lo pienso.

    • Renata A
      26 enero, 2019 at 20:04

      ¡Vaya, qué difícil resulta empezar a escribir para hablar de una misma!
      A las dificultades consabidas del enfrentamiento con el folio en blanco, se une el pudor y, por qué no decirlo también, temor a la opinión del foro. No solo se somete a la opinión de los demás el escrito, sino que también de alguna manera se añade una doble consideración: por una parte, el contenido de nuestra auto descripción, y por otra (y otra vez se expone una) a la opinión que pueda provocar esa forma de hablar de nosotras mismas.
      Hace pocos años, por diferentes e importantes circunstancias, decidí que me merecía la pena vivir solamente si lo hacía con plena consciencia, pleno disfrute, degustando cada momento y sobre todo, con valentía. Comprendí que conservando el temor a la opinión de los demás, decididamente nunca iba a vivir profundamente. Por eso, no me importan demasiado las reflexiones que acabo de expresar, y por tanto puedo decir, sinceramente, que soy una mujer luchadora, que persigue apasionadamente sus metas, a veces con mayor acierto que otras, y sobre todo, después de haber pasado por momentos comprometidos en la salud, que estoy enamorada de la aventura de vivir.

    • Renata A
      26 enero, 2019 at 20:10

      LeriaO, me ha gustado tu texto, tanto desde el punto de vista literario como desde el de identificación. No hasí exactamente, pero alguno de los sentimientos que manifiestas, lo he experimentado a veces. Saludos. Renata A

    • 27 enero, 2019 at 19:23

      La frialdad como decirlo sin que suene horrible, simplemente es algo que está dentro de mi, es horrible no sentir, parece que mi corazón solo late pero no siente, el querer ser buena sin serlo realmente el hecho de hacer actos de bondad no sirven si tú mentalidad piensa en cosas malas
      La locura es parte de mi, viene como mi amuleto junto con mis ocurrencias
      Es difícil ser alguien despistada y olvidadiza porque siempre hace que me estrese este hecho y ande de mal humor
      Porque soy la reina del mal humor, me verán ser insensible sin una pizca de compación y con esa maldad muy escondida que para ser sincera sé que todas las personas llevan

    • Edit
      1 febrero, 2019 at 03:52

      Hola LeriaO

      Una vez sentí un dolor interior muy profundo… En ese espacio de tiempo infinito me repetía: «Yo sé que pasará» Y un día pasó… Desde entonces me gusta abrazarme como MUJER de ESPERANZA.
      Abrazo la riqueza de tu nada…

  50. Gimena
    24 enero, 2019 at 14:23

    Una sátira sobre mi oficio.

    Estimada redactora: Le escribo para solicitarle un artículo sobre “La Salud de la Mujer”, en el cual se destaquen, subrepticiamente, los fantásticos beneficios de PlenaMisère-2. Esperamos que su lenguaje persuasivo sepa inventar las bondades de este innovador descubrimiento, imprescindible para contrarestar los efectos secundarios de PlenaMisère-1, tanto como nosotros nos esforzamos en pagarle por la insignificante tarea de escribir, la que todos sabemos, cualquier estúpido puede hacer desde el segundo grado.

    Esperamos el texto urgentemente, pues lo necesitamos para impulsar el éxito del lanzamiento. Aunque para cobrar sus honorarios, escríbanos el mes que viene, unas 5 o 6 veces, pues tenemos cosas más importantes en las que ocuparnos, como pensar en cómo hacer más dinero satisfaciendo las necesidades emocionales de nuestro decadente público objetivo.

    Esta semana le estaremos enviando otros 146 productos para que su creatividad muera definitivamente escribiendo noche y día sobre lo que va en contra de sus más íntimos principios. Pero sabemos que usted nos necesita y agradece poder vivir de la escritura, por ello desde ya le adjunto la factura por nuestros servicios, que deduciremos de su sueldo de este mes.

    Sin más, le saluda atte,
    su jefe de turno.

  51. Edit
    1 febrero, 2019 at 03:33

    Hija de tierra inhóspita

    Mi secreto fue aceptarte inhóspita,
    agreste, desértica, solitaria…
    Beber sedienta tus ansias,
    abrigarme con tu magia.

    Mi secreto fue erguirme y afirmarme
    y floreciendo abrazarte.
    No ceder, nunca ignorarte,
    mil esperanzas contarte.

    Mi secreto fue aceptarte inhóspita,
    agreste, desértica solitaria,
    no secarme, no llorarte
    y con tus lagrimas regarme.

    Mi secreto fue ser siempre cactus
    y crecer en tus entrañas,
    aceptar la tempestad,
    desafiando tus marañas.

    Mi secreto fue aceptarme hija,
    amiga, hermana y planta,
    navegar en tu arenal,
    florecer en tus montañas.

    Mi secreto fue ser un cactus,
    tu flor, tu espina, tu planta.

    • Anaclara
      12 febrero, 2019 at 14:05

      Hola, Edit. Me gustó mucho tu poesía de presentación.

  52. 7 febrero, 2019 at 09:10

    Me encantaría poder decir: “Hola a todos… Soy Bob y hoy, hace tres semanas que dejé la bebida. El problema, es que no recuerdo dónde.”. Pero, no soy Bob, y no puedo dejar la bebida, simplemente por que no bebo. Bueno, si bebo, un poco. Bebedor social, sería el nombre. Qué cuernos será ser bebedor social…? Vas de tu vecino con una botella y un par de copas, le tocas timbre y… nop. En fin, aquí me tienen, dándole vueltas al asunto… al fin y al cabo, a quién puede importarle que vivo en Buenos Aires, que amo escribir, que desde que me enteré que Word permite ponerle color al fondo de la página, no conozco el síndrome de la página en blanco; que adoro los escritores clásicos de cuentos y novelas, que aunque no soy una modelo de tapa, me gusta Borges y Sábato, pero también Cortazar y una larguísima lista internacional, la gran mayoría todos muertos; supongo que para no apenarlos si se enteraran que yo los leo. Bueno, no quiero aburrirlos… ya se nos viene encima el límite de las 200 palabritas, así que fue un gusto que me hayan conocido. Atte. El inigualable Armando M. Roig

    • Anaclara
      12 febrero, 2019 at 14:02

      Hola, Bob… digo, Armando. Me has hecho reir. ¡Gracias!!!

  53. Oscar Aponte
    10 febrero, 2019 at 05:38

    Breve relato sobre mí

    Hace años no escribo absolutamente nada, menos de mí. Los días transcurren uno tras otro sin avisar, de vez en vez noto un nuevo pliegue en mi cara y algunos cabellos perdiendo su castaño original. A veces sonrío con sinceridad, la mayoría de las veces es sólo una mueca ensayada. Mi terapeuta dice que soy una persona depresiva funcional, eso me da alivios, supongo, al menos aún no me ha llegado la idea del suicidio, miento, vaya que ha pasado por mi mente en muchas ocasiones, lo que pasa es que soy muy cobarde para hacerlo, así que por eso voy a terapia, por las noches tomo un cuarto de pastilla de clonazepam y por las mañanas fluoxetina. Lo que les cuento no es nada extraordinario, según las Organización Mundial de la Salud somos alrededor de 350 millones de personas deprimidas en el mundo, vaya, ni en eso soy especial. Quién lea esto probablemente asuma que soy un tipo poco agraciado con serios problemas de autoestima, puede que sea cierto, pero al menos el sexo no falta…

  54. Ana
    12 febrero, 2019 at 13:51

    Salida familiar por festejo de año nuevo. Regreso nocturno por ruta. De repente ruido fuerte. Cubierta reventada. Auto fuera de control.
    Por suerte no pasa a mayores, sin embargo susto grande. Sobre todo cuando baja del coche sin mirar y auto, a toda velocidad, por poco la atropella.
    Desde aquel momento aparece en habitación espíritu blanco como fantasma, pero con ojos rojos semejantes a faroles de coche. Noche tras noche, espíritu no la deja dormir.
    Ella pide consejo para que él se mude. Que cambie de hogar y permita conciliar sueño. Por favor, quien pueda colaborar.
    Ah, Anaclara la llaman.

  55. Mariángeles Gómez-Cambronero
    13 febrero, 2019 at 23:19

    De niña escribía siempre; escribía cada día; lo hacía en el colegio, en casa,bajo las sábanas con una linterna cuando mi madre me creía dormida.
    Escribía sobre todo aquello que llenaba mi espíritu: cuentos, fantasías, vehementes propósitos y apasionadas confesiones de amor.Escribía sobre mí misma, mis sueños y anhelos, pero tambien llenaba páginas y páginas con caóticos y abrumadores pensamientos, que atravesaban mi mente como luces meteóricas, en busca de la verdad y el propósito de mi vida.
    Con los años , cambiaron mis deseos y mis letras, y escribí historias de aventuras y amores, de viajes y misterios…. que sólo contemplaron mis ojos.
    Despues la vida llegó y la dulce imaginación se durmió. Espero despertar.

  56. Natalia
    16 febrero, 2019 at 00:31

    Una parte de mi esta muriendo de a poco y quiero descubrir si quiero salvarla o si quiero dejar que siga muriendo, todavía no me decido.

  57. AnaKatherina
    19 febrero, 2019 at 21:05

    En mí habitan esas dos personas que constantemente luchan por salir a un mundo, que ninguna de ellas comprende.

    Una es un alma pasada, llena de sueños no cumplidos. Alma rota de un pasado que se ahogó en momentos que no debieron suceder. Mente llena de perdones que nunca se pronunciarán. Arrugas de una lucha que ¿acaso merecía?

    Otra es una cara llena de sonrisas de un presente, lleno de amor, de victorias. Soy esa esperanza de que todo llega, todo pasa, y todo tiene su por qué.

    Puedo ser ambas, o quizás ninguna. Puedes preguntar y te dirán una de ellas, todo depende de quién mire en nuestros corazones, pero jamás acertarán porque ¿acaso se yo misma quién soy? ¿cómo va a saberlo alguien más?

  58. virginia martín
    23 febrero, 2019 at 13:28

    Hola. Soy Virginia. Me gusta el teatro, la música melódica y por supuesto escribir. Lo hago en relatos y poesía, aunque me veo mejor en los primeros Participo en concursos literarios desde el año pasado y soy socia del centro de escritores de mi ciudad Desde niña inventaba historias, al punto que escribí pequeños bosquejos de obras de teatro que representaría junto a mis primas y hermanas en la fiesta de fin de año para toda la familia , jaja, y al final nada pasaba .

  59. Oscar Aponte Z
    27 febrero, 2019 at 07:30

    Breve relato sobre mí

    Hace años no escribo absolutamente nada, menos de mí. Los días transcurren uno tras otro sin avisar, de vez en vez noto un nuevo pliegue en mi cara y algunos cabellos perdiendo su castaño original. A veces sonrío con sinceridad, la mayoría de las veces es sólo una mueca ensayada. Mi terapeuta dice que soy una persona depresiva funcional, eso me da alivios, supongo, al menos aún no me ha llegado la idea del suicidio, miento, vaya que ha pasado por mi mente en muchas ocasiones, lo que pasa es que soy muy cobarde para hacerlo, así que por eso voy a terapia, por las noches tomo un cuarto de pastilla de clonazepam y por las mañanas fluoxetina. Lo que les cuento no es nada extraordinario, según las Organización Mundial de la Salud somos alrededor de 350 millones de personas deprimidas en el mundo, vaya, ni en eso soy especial. Quién lea esto probablemente asuma que soy un tipo poco agraciado con serios problemas de autoestima, puede que sea cierto, pero al menos el sexo no falta…

  60. MARCELO MERMOZ
    4 marzo, 2019 at 22:53

    Soy el resultado de una experiencia que dejó de ser teoría y se convirtió en realidad hace 59 veranos. Me miro y veo un hombre que tiene un rostro cortado a pico, con más ángulos que curvas. Con un cuerpo que me da trabajo sostener, mi cerebro busca sin saber que quiere ni cuando parar y tengo, acerca de la vida, un millón de ideas que me aburre de solo pensar en llevar a la práctica, porque formar hábitos gasta mucha energía. A menudo me levanto temprano para deambular como un fantasma con pasos densos y movimientos torpes. Me asombra la cantidad de imperfecciones que acumula un cuerpo y me sé huésped de unos cuantos molestos: Soy casi pelado, con la resignación que da el tiempo, un poco miope esclavo de esta suerte de artilugios que viven por delante de mis ojos. Algo baqueteado de columna, me apoyo sobre dos pies que a diario me amenazan con iniciar una huelga. Leo algo, estudio poco y trabajo mucho. Vivo atándome para que mi boca no domine la mayor parte de mi tiempo libre y hablo poco. El teclado es un amigo en ocasiones, y soy habitué de cafés y espacios abiertos. Amo viajar, aunque puedo hacerlo en contadas ocasiones y me gusta observar y re-pensar la vida y sus actores.

  61. Barbara Saulesleja
    8 marzo, 2019 at 14:48

    Aqui me tienen, buscadora de lo misterioso, deseosa de reencantar el mundo.
    Amante de JK Rowling, Michael Ende, de la poesía de Khalil Gibrán, Juana de Ibarbouru, Amado Nervo, Walt Whitman y tantos otros, del teatro de Shakespeare y Alejandro Casona.

    Siguiendo sus huellas y la aventura, poesía y magia de la naturaleza me encuentro.

  62. Kruzi
    9 marzo, 2019 at 22:37

    Hola, soy Kruzi y me encanta escribir, aunque no tengo ni idea de hacerlo. Empiezo y no termino, En mi cabeza invento mil historias que al intentar pasarlas al papel se difuminan y diluyen, con lo cual, papel en blanco.

  63. 15 marzo, 2019 at 13:34

    Un tanto de ángel y otra dosis de demonio, entre muchos fantasmas blancos, grises y negros.
    Una lucha diaria que suman cada tanto lo suficiente para una batalla y dar vuelta la página.
    Recomenzar.
    Reanudar esta vida que considero normal porque todos vivimos sufriendo felicidad.
    La felicidad, creo, es un anhelo al cual nos debemos conformar con una extensa cuota de paz.
    La felicidad límpida no es de este mundo pero tampoco imposible.
    Por eso se sufre la felicidad.
    Se sufre no comprenderla, no encontrarla, que no haya recetas, que sea única para cada ser y que sea tan fantástica, probablemente.
    Me arriesgo.
    Seguro que es fantástica, mágica y lo maravilloso que una vez encontrada es imperdible, inmutable, segura, saludable, creo que te consuma como persona. Te completa. Te finaliza. Te concluye.
    Me siento llamada a ella, como toda persona humana. Y es posible alcanzarla. Tomarla de la mano, no soltarla y que no te suelte.
    Esta es mi búsqueda.
    Di que buscas y te diré como eres. ¿Lo dijo alguien? Parece sensato.

  64. Claudia Lucia Sandoval
    18 marzo, 2019 at 21:52

    Un vistazo a quien soy. Mi nombre es Claudia Lucia, latina de un país tropical, por lo tanto muy alegre y servicial apasionada por la vida y por sus pequeñeces que a veces traen tantas alegrías y desilusiones. Sin embargo el sol radiante aparece al otro día y todo es nuevo. Comencemos con deliciosos olores, sabores y texturas, pequeñas cantidades de amor en cada bocado para los míos. Un tiempo para Él que lo creó todo, que es mi motor, mi aliento, mi sostén y me inspira para amar a los otros.

    • Porfilio Correa
      24 marzo, 2019 at 03:21

      Soy como el mar de bonanza: tranquilo en superficie, más cargado de sorpresas bajo las blandas olas.

  65. beylis
    19 marzo, 2019 at 21:13

    Lo primero que hizo al cumplir sus cuarenta años fue ir directo al espejo y darse cuenta que ahora no podía borrar, ni siquiera disimular las arrugas que el tiempo le había dejado, por lo que consideró que éste era el peor de los regalos. Su nombre era Ivan, ahora lucía más delgado, y con algunas canas que desobedientes se dejaban notar. Todas las noches, antes de ir a la cama, su mujer le frotaba las rodillas para calmar esa terrible gota, se levantaba tres o cuatro veces para ir al baño. Ya se había acostumbrado tanto a esta rutina, que el día que no se levantó lloro de pena.
    Muchas noches consideró que podría comunicarse con alguno de sus parientes, pero el pánico a coger el teléfono y no saber que decir lo atormentaba; entonces regresaba a su cama silencioso, dejando que esos pedacitos de terror, que había juntado tanto tiempo, le sirvieran de almohada.

  66. Lupita Romo
    22 marzo, 2019 at 21:55

    Solo tomo té, dejé el café cuando me pareció que podía prescindir de la taquicardia. A veces soy muy banal y a veces soy muy profunda. La intensidad es una de mis características más grandes, si te quiero, te querré con toda la intensidad que mi cuerpo pueda aguantar, pero si te odio caerás en un hoyo profundo de olvido, donde estas igual de vivo que mis tatarabuelos.
    Siempre tengo hambre y si tengo que elegir entre una cerveza o un mezcal, el último siempre ganará. El olor a lavanda me mueve por dentro, mientras que la mezcla navideña manzana canela me revuelve el estómago. Siempre digo que si a los planes aunque 40 minutos antes de tener que salir me odio a mí misma por haber dicho que sí.
    Retomando el tema de la intensidad; me puedo describir como “fan”, cuando las cosas me gustan tiendo a obsesionarme con eso buscando toda la información posible. Siempre lloro en las películas y disfruto particularmente de los musicales. Lloré cuando terminó la última película de Harry Potter porque sabía que significaba el final de mi adolescencia; spoiler alert me sigo sintiendo como adolescente a pesar de que casi cumplo 30 años.

  67. armando
    25 marzo, 2019 at 15:57

    En el consultorio de un hospital, estaba una mujer a la espera de ser atendida por el ginecólogo. Mientras ella espera, estaba dentro de su barriga el niño más hermoso, deseado y esperado por la familia. Ese soy yo, Armando Ariza Martínez. Mi madre me cuenta que cuando estaba en su barriga ella sentía que yo siempre estaba en constante movimiento, incluso cuando estaba sin moverme. Y que cada vez era peor, la única manera que ella encontró para calmarme fue escuchar música, leer, ver tv, pero aun no era suficiente. Llego el día de nacer y salí a ver la luz del mundo. Al paso de los años fue creciendo, no precisamente de estatura, pero crecía. En mis primeros años de vida y que podía razonar estuve en la escuela, hice mi primaria, secundaria y estudié un técnico en las Artes Escénicas, inicie en el mundo del teatro a temprana edad, realice cursos en teatro, tv, cine, doblaje, canto, danza, pantomima, producción de espectáculos y mucho más. Me caracterizo por hacer muchas cosas al mismo tiempo, por ser buen amigo, alegre, amargado, pragmático, optimista, soñador, sabiondo e incluso por tener siempre una sonrisa para los días buenos y malos.

  68. π
    27 marzo, 2019 at 19:32

    3.1415… π, esa soy yo, no soy una fracción común, no soy matemática ni siquiera me atrae la aritmética, lo que a mi me gusta es la aventura, soy del mar, mamá de los delfines, hija de la revolución, hermana de la filosofía. De pasos firmes, de palabras honestas, romántica empedernida en un mundo de gigantes. Amo mi ser, amo mi espíritu, yo soy π .

  69. Marian
    31 marzo, 2019 at 04:52

    Cada día busco aprender algo nuevo.
    No quiero ser uno más del montón, quiero marcar una diferencia.
    Me gustaría llegar a la gente de una manera que les toque el alma, y sé que atreves de un texto, una novela, un poema o simplemente una frase de mi autoría, algún día, tal vez, logre llegar y cumplir un gran sueño.
    Mientras escribo para mi y para mis allegados, sus criticas me ayudan a avanzar, a querer aprender más, es por ello que todos los días busco algún libro nuevo para leer, o algún texto para reflexionar.
    Con convicción, confianza y perseverancia todos llegamos al lugar en donde queremos estar. Algunos tardan más, otros cortan camino, pero, en fin, todos llegamos.
    Hoy me propongo llegar al lugar donde quiero llegar… poder convertirme en un gran escritor

    Mariano Repollo

  70. Xanebel
    9 abril, 2019 at 16:46

    Tengo el cuerpo frío y el alma cálida, soy dormilona y madrugadora, disfuncional y pragmática.
    Tengo los ojos claros, la mirada oscura y mi cariño está lleno de aristas.
    Soy inteligente…. y soy rubia. Soy ingeniosa y aun así mis palabras tienen un áspero vértice de silencio.
    Soy transparente tras el muro que me oculta, y una persona fuerte, de esas que se derrumban con sandeces.
    Ligera y comprometida, soy una urbanita saturada de ciudad.
    Perfectamente imperfecta soy pura contradicción… o no.

    • Wenceslao R.
      24 abril, 2019 at 00:06

      Me gustó tu descripción

  71. Nicolás
    16 abril, 2019 at 22:06

    Soy Nicolás E.B.

    Soy Nicolás y complico todo lo que hago, lo que pienso y lo que siento. Tengo 22 años, bien vividos (en lo que cabe) y una vida ordinaria y simple como la de la mayoría, más simple que ordinaria. Vivo con mis dos padres y mi hermano menor, al cual le llevo 11 años de diferencia. Estudio una carrera que no me apasiona y trabajo en el sector privado que tampoco me emociona. me encantaria tener el conocimiento para poder escribir de mi pero realmente no sé qué es lo que quiero en la vida, no me conozco en lo absoluto. Siento andar en la nada mientras observo como la vida y el tiempo se me van en el diario vivir. Carezco de talentos destacables entre lo colectivo y encajo perfectamente en cualquier cliché social.

  72. Hernando Toro
    18 abril, 2019 at 16:43

    De nuevo estoy sentado frente al computador. Hace un par de semanas interrumpí otro curso online de budismo con el que esperaba encontrar algunas claves para no repetir la crisis de ansiedad que de nuevo asomaba en mi vida. Tan solo necesité tener la nariz fuera del agua y suspendí las lecciones. Así transcurre mi vida de abogado, asomando apenas un poco de mi humanidad para salvarme a través de otros seres. Al cumplir los 35 años me prometí introducir cambios en la vida. Eso que llaman ligeramente «tomar el volante», como si acaso todos debiésemos saber conducir. Yo no sé conducir pero tengo licencia. Encontré trabajo en un resguardo indígena y salí de Bogotá huyendo, como lo hago desde hace 5 años. Cambio de trabajo, padezco breves amores e infinitos odios y me esfuerzo por esforzarme, sin ningún resultado. Mi infancia es el escenario más prolífico para la construcción del personaje que da réditos amatorios. Mi origen popular atrae especialmente mujeres que han tenido otras trayectorias de vida y desconocen el caricaturesco “bajo mundo”. Cuando agoto esa obra, con una y otra variación, ya ha empezado la decandencia. Entonces vuelvo a sentarme al computador, buscando introducir cambios en mi vida.

  73. William F.
    22 abril, 2019 at 03:55

    Creo que cada palabra tiene otra y otra que la complementan como parte de un todo. Lo que vivimos a diario es parecido, cada segundo es una palabra, cada hora es un parrafo, cada dia es una escena. Esa es nuestra vida, incierta, impredecible. Con aciertos y errores. Imposible determinar que puede pasar mañana.
    ¿Has sentido a veces que lo que lees es mas real que tu propia vida?

  74. Wenceslao R.
    24 abril, 2019 at 00:15

    Cuando llueve tengo la sensación de una nostalgia atorada en la garganta. Miro la calle y me pierdo en el sonido de las gotas al caer. Intento descifrar la soledad interna que existe desde mi infancia, que me ha mantenido callado, con la mirada triste, añorando circunstancias diferentes desde los días en que tengo memoria. He pensado en volver a la cama y cerrar los ojos para esperar que misteriosamente se encienda una respuesta a mi pesar mientras pasa la lluvia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*