Propuesta 100 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

taller-de-creatividad-literaria-100Escribid en no más de 2.000 caracteres un cuento de Navidad para niños que se desarrolle en China y en el que aparezca un bonsai como elemento importante de la narración.
.

Recordad que para contar los caracteres de un texto, podéis usar el menú Herramientas de Word o cualquier contador de caracteres en línea como estos:

 

 


Enviad vuestros textos en el espacio para los comentarios.

Para ver todo el taller de Creatividad literaria, pulsa AQUÍ.

.

 

.

.

.

El libro de mis buenos momentos

EL LIBRO DE MIS BUENOS MOMENTOS
*
Un libro para escribir
más de quinientas situaciones que te ayudarán
a recordar los mejores momentos de tu vida.
*
 Este libro es una herramienta para capturar con palabras nuestros buenos momentos contando las sensaciones que nos hacen vivir y los detalles necesarios para evitar que caigan en el olvido.
*
Contempla unas quinientas situaciones que todos hemos vivido o viviremos, con varias preguntas para cada una de ellas cuyas respuestas nos permitirán captar y disfrutar con más intensidad esos instantes irremplazables.
*
libros para escribir y luego leer

  2 comentarios en “Propuesta 100 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

  1. Narradora de Cuentos
    17 Diciembre, 2016 at 14:33

    De la mano del abuelo aprendí que amar y dar cariño a los seres queridos, era el bien más preciado que podíamos regalar y por el que al mismo tiempo, sentiríamos mayor bienestar.
    Justos habíamos paseado y fortalecido nuestro amor, rodeados de la belleza del jardín más hermoso de la tierra, repleto de bomsais en La Colina del Tigre a la sombra de la Gran Pagoda Inclinada.
    Recordaré mientras viva, su voz sosegada y sabía, detallando capítulos de su plácida existencia, regalando bondad a su paso. Y la veneración que tenía por los bonsai, y la belleza de ese arte milenario.
    Cuando cumplí 6 años, el abuelo me regaló jubiloso un bonsai, que recibí ilusionado, sabedor de lo importante que sería para el, que lo cuidara. Así lo hice año tras año primero con su ayuda, aprendí todo el ritual para ofrecerle una apacible vida, que me devolvería así mismo , alegrándome los años con la sabiduría del abuelo impregnada en su esencia…
    Aquel bonsai me acompañaría en la vida y por el mundo. Primero recaló con mis padres y hermanos en Vancouver, y supero conmigo la añoranza de los cuidados que el abuelo nos había siempre deparado. Para más tarde ser mi bien más preciado, en la pequeña habitación de la Residencia de la Universidad de Cambridge. Todos mis amigos sin excepción, le dedicaban unos minutos curiosos, cuando visitaban ” mi pequeño mundo “…
    Los ańos habían pasado con la añoranza de la felicidad de la niñez y con la tristeza de no ver al abuelo, más que en alguna aislada ocasión. Los dos deseábamos y nos prometíamos Navidad tras Navidad el reencuentro, aunque veladamente temiéramos , que la ausencia del octogenario se interpusiera algún día en nuestro deseo.
    Ya Licenciado Yang no lo dudó, voló con destino a Suzhou con la felicidad en el alma y la ilusión en el rostro, dispuesto a celebrar por los jardines Del Valle de Wanjing su estrenada licenciatura en Medicina. Rodeado de bonsais y de la luminosidad de un hombre, que le había mostrado cómo cuidar y preservan los estrechos y sólidos vínculos, que vale la pena priorizar en la vida.

    Ahora ya padre les narró a mis pequeñas un hermoso cuento de Navidad, en el que los protagonistas un abuelo, un nieto y un bonsai, entrelazan una bella historia de amor, respeto y añoranza..

  2. Sandra Carrion Estay
    3 Enero, 2017 at 23:52

    Suyin llegò desde Shanghài con sus padres a Santiago de Chile, lleva ahì 10 meses y le ha costado mucho acostumbrarse a todo el cambio producido; el idioma no ha sido tan difìcil, como la comprensiòn de las oraciones y forma de vida en general.
    Suyin habla con su madre:
    _ Mûqîn, extraño mucho a los abuelos.
    _ yo tambièn nûèr, pero debemos habituarnos a este paìs.
    _ No lo entiendo mûqîn, explicame que es la navidad que esperan con tantas ansias todos y todas mis compañeras.
    _ No lo tengo muy claro Suyin, pero parece que festejan un nacimiento.
    _ ¿Y les traen regalos a los niños?
    _ Creo que la celebraciòn consiste en hacer regalos a todo tu entorno.
    _ ¿Por què en China no se hace mûqîn?
    _ Porque en China no creemos en Jesùs nûèr.
    _ ¿Y en que creemos mûqîn?
    _ … ¿Recuerdas lo que el yèye te regalo cuàndo viajamos Suyin?
    _ Sì mûqîn, un hermoso bonsài.
    _ Ese bonsài tiene dos objetivos: uno es que a travès de el siempre, siempre, recuerdes que dejaste una familia que nos
    quiere mucho y en segundo lugar Suyin es que no olvidemos que somos taoìstas y que el bonsài es un simbolo de eter
    nidad, un puente entre lo humano y lo divino.
    _ El yèye estarìa orgulloso de mì, si viera como he cuidado del bonsài y que sus enseñanzas las mantendremos aquì.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*