Propuesta 112 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

taller-de-creatividad-literaria-112La descripción de un lugar puede hacerse de manera objetiva, es decir, contando exactamente cómo es, o de forma subjetiva, explicando cómo lo vería alguien en una situación concreta.

 

Describid en no más de 2.000 caracteres una playa de forma subjetiva, tal y como lo contaría una adolescente enamorada.
.

© De El libro de mi creatividad literaria. Ediciones Obelisco

 

 

 

.
.Recordad que para contar los caracteres de un texto, podéis usar el menú Herramientas de Word o cualquier contador de caracteres en línea como estos:

 


Enviad vuestros textos en el espacio para los comentarios.

Para ver todo el taller de Creatividad literaria, pulsa AQUÍ.

 

 

.

 

 

.

El libro de mi creatividad literaria

EL LIBRO DE MI CREATIVIDAD LITERARIA
*
Un libro con más
de cien propuestas
para desarrollar tu creatividad
escribiendo historias.
*
Completar las más de cien propuestas de redacción de El libro de mi creatividad literaria ayuda a aumentar nuestra capacidad de invención y guía paso a paso para aprender a escribir historias originales y coherentes.
*

  1 comment for “Propuesta 112 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

  1. Sandra Carrion Estay
    18 enero, 2017 at 21:02

    ¡Esta es la mejor playa del mundo! No podrìa vivir sin nadar aquì. El agua es serena, no frìa y transparente, ¡Què màs se puede pedir!. Su arena es suave, blanca y no tiene piedrecillas, ni conchuelas, te puedes tender sin toalla y no clavarte nada. Respiras la brisa marina y la nariz ¡No te sangra!, no es fabuloso, te puedes sentar a contemplar la inmensidad de este ocèano y no alteras a nadie.
    Luego llegarà mi pololo, hoy cumplimos un mes de feliz pololeo y fue en esta playa que se declarò y me pidiò pololeo, parece que fue ayer, como no voy a adorar este lugar, si esperaba esa declaraciòn hacìa como seis meses. Al pasar por la costanera, ese largo paseo por la orilla de la playa, me recuerda lo aburrido que era transitarlo sola, pero hoy me doy cuenta de cosas que siempre estuvieron acà, y yo no las veìa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *