Propuesta 136 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

taller de creatividad literaria-136Mirad por una de las ventanas de vuestra casa y describid en un texto de no más de 1.500 caracteres todo lo que veis de derecha a izquierda.


.
.

Recordad que para contar los caracteres de un texto, podéis usar el menú Herramientas de Word o cualquier contador de caracteres en línea como estos:

 

 

 


Enviad vuestros textos en el espacio para los comentarios.

Para ver todo el taller de Creatividad literaria, pulsa AQUÍ.

.

.

El libro de mis buenos momentos

EL LIBRO DE MIS BUENOS MOMENTOS
*
Un libro para escribir
más de quinientas situaciones que te ayudarán
a recordar los mejores momentos de tu vida.
*
 Este libro es una herramienta para capturar con palabras nuestros buenos momentos contando las sensaciones que nos hacen vivir y los detalles necesarios para evitar que caigan en el olvido.
*
Contempla unas quinientas situaciones que todos hemos vivido o viviremos, con varias preguntas para cada una de ellas cuyas respuestas nos permitirán captar y disfrutar con más intensidad esos instantes irremplazables.
*
libros para escribir y luego leer

  1 comentario en “Propuesta 136 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

  1. Sandra Carrion Estay
    18 Enero, 2017 at 19:21

    Los meteoròlogos anuncian 37º Celsius de temperatura a la sombra. Son las 11 de la mañana, y ya hace calor. Habro el ventanal para que entre el frescor matinal y solo consigo una brisa muy leve, ¡Càlida!, debo encender ¡Ya!, el ventilador. El pasaje esta desierto: no hay niños jugando, no veo ninguna vecina conversando con otra mientras riega el jardin. Los àrboles de la calle parecen pedir agua; el cemento del suelo del pasaje llega a brillar; recuerdo cuando viajaba en bus y el calor te hacìa ver espejismos, y andabas a pie pelado para aguantar de mejor manera el sol del verano. Pero aquì, si andas a pata pelà te quemas, el pavimento esta tan caliente, que no se posa el agua del riego.
    No puedo dejar de mirar este entorno, mi entorno: casas de un piso: salvo la de mi vecino nuevo, que la comprò para echarla abajo y construirla de nuevo, pero ahora de dos pisos. Los ante jardines chicos, pero la mayor parte con pasto; aunque algunos se han secado por el exceso de calor, al igual que muchas plantas. Otras han sobrevivido poniendo sus hojas amarillas, pero estàn mustias por la ola de calor. Todas las casas tienen rejas, muy altas, cada vez que alguien cambia la reja la pone màs alta a modo de precauciòn. En la casa de enfrente, dejan un auto fuera, en la calle: no les cabìan tres vehìculos dentro. No sè como logran subirse a ese horno, que debe tener aire acondicionado dentro, pero la carrocerìa debe hervir…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*