Propuesta 165 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

taller de creatividad literaria-165Pensad en una historia en la que dos niños se ven perdidos por la noche en un bosque cerrado y redactad en un máximo de 2.500 caracteres ese momento (no la historia entera) de manera que se reflejen el frío, el hambre y el miedo que pasan, pero contado por alguien que aunque conoce todo lo que ha ocurrido y lo que está sucediendo, no puede saber lo que piensan o sienten los niños porque no está dentro de ellos, solo lo ve y lo oye todo.

.

© De El libro de mi creatividad literaria. Ediciones Obelisco

 


Si necesitáis recordar cómo puede ser el punto de vista del narrador, leed este artículo:

 

.

Recordad que para contar los caracteres de un texto, podéis usar el menú Herramientas de Word o cualquier contador de caracteres en línea como estos:

 

 

Enviad vuestros textos en el espacio para los comentarios.

 

Para ver todo el taller de Creatividad literaria, pulsa AQUÍ.

.

.

. © El libro de mi creatividad literaria. Ediciones Obelisco

.

El libro de nuestro amor

EL LIBRO DE NUESTRO AMOR

*
Un libro
para escribir
en pareja
y conocerse mejor.
*
Ya que no se puede amar de verdad lo que no se conoce, completar entre dos El libro de nuestro amor ayuda a fortalecer los lazos que unen a cualquier pareja.
*
En sus páginas se proponen cientos de preguntas formuladas de modo que el libro puede ser escrito por cualquier pareja que se ame, independientemente de su edad, sexo o conocimientos.
*
libros para escribir y luego leer

  2 comments for “Propuesta 165 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

  1. María de los Milagros Torres
    24 julio, 2020 at 15:32

    Me interesa husmear en algunas propuestas, tal vez ponerlas en práctica.

  2. Maria
    9 octubre, 2020 at 19:06

    Estaba uno de ellos escondido tras el otro, probablemente el menor de los dos, mientras que temblaba de una forma bastante inusual, como si estuvieran en un terremoto en ese mismo instante, e intentara mantener el equilibrio. Tenían una pequeña linterna que apenas iluminaba las rocas del camino, así pues andaban a tal velocidad que parecían estar en un video ralentizado. En aquel bosque había arboles enormes los cuales hacían que el viento tuviera un sonido ruidoso y abrumador. Al escuchar estos, mas que susurros, gritos del viento salían corriendo como si una bestia feroz los persiguiera.
    Los dos, en todo momento, intentaban estar lo mas juntos que podían, eran como gemelos siameses. Cuando el viento acabo de quejarse empezaron a surgir unos rugidos que se propagaban por toda esa área. Eran sus estómagos reclamando al bosque.

Responder a Maria Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*