Propuesta 172 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

taller de creatividad literaria-172En esta ocasión os planteamos que redactéis una historia con un final triste, un tono dramático y que invite a la reflexión de no más de 3.000 caracteres basado en la imagen de la Propuesta 171.


.
.

Recordad que para contar los caracteres de un texto, podéis usar el menú Herramientas de Word o cualquier contador de caracteres en línea como estos:

 

 

 

 

Enviad vuestros textos en el espacio para los comentarios.

 

Para ver todo el taller de Creatividad literaria, pulsa AQUÍ.

.

.

El libro de mis buenos momentos

EL LIBRO DE MIS BUENOS MOMENTOS
*
Un libro para escribir
más de quinientas situaciones que te ayudarán
a recordar los mejores momentos de tu vida.
*
 Este libro es una herramienta para capturar con palabras nuestros buenos momentos contando las sensaciones que nos hacen vivir y los detalles necesarios para evitar que caigan en el olvido.
*
Contempla unas quinientas situaciones que todos hemos vivido o viviremos, con varias preguntas para cada una de ellas cuyas respuestas nos permitirán captar y disfrutar con más intensidad esos instantes irremplazables.
*
libros para escribir y luego leer

  1 comment for “Propuesta 172 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

  1. Sandra Carrion Estay
    3 marzo, 2017 at 02:15

    Hoy conocì a un hombre bueno, un hombre bueno de corazòn generoso, pero fanàtico religioso, y por lo mismo incomprendido, o tal vez, su fanatismo es un poco de soledad. Pepe, ese es su nombre, tiene 57 años, y nunca se ha casado, ni fue papà. Fue el tìo consentidor de los sobrinos, èl los llevò al cine, los llevò a la piscina, los llevò a los cumpleaños y los llevò a la iglesia, y despuès ayudò cada vez que pudo, con las exigencias de la universidad. Ahora vive solo, ningùn sobrino lo visita o lo llama por telèfono… ¿Se habràn olvidado del tìo? ¿El hecho de ser jòvenes, les libera de la significaciòn emotiva que representan? o ¿La emotividad de un hombre de 57 años, es mucha para alguien de 25 años?
    Pepe no manifiesta que se siente abandonado, pero en su fuero interno se siente defraudado, no porque espere una retribuciòn econòmica, sino porque esperarìa una llamada telefònica al menos una vez al año para saber que sigue vivo, ya que ni eso hacen sus sobrinos. Su familia original, no lo soporta, porque es muy crìtico, su condiciòn de anacoreta, lo pone o se pone, en un sitial de juez y condena al infierno a todo aquel que no sigue las reglas de la iglesia catòlica.
    Pepe vive solo en una pieza, sin màs compañia que un montòn de gatos, que dijo no lo frustan, pues ellos solo piden comida y un poco de atenciòn, y te premian con afecto, a la edad que sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *