Propuesta 21 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

taller-de-creatividad-literaria-21En este propuesta debéis escribir una carta a un hijo o hija de una extensión máxima de 2.000 caracteres.

 

Recordad que para contar las palabras de un texto, podéis usar el menú Herramientas de Word o cualquier contador de palabras en línea como estos:

 


Enviad vuestros textos en el espacio para los comentarios.

 

Para ver todo el taller de Creatividad literaria, pulsa AQUÍ.

taller de novela-

TALLER DE NOVELA
presencial en MADRID
Jueves
de 19,30 a 20,45
Zona Retiro
Grupos reducidos
El objetivo de este taller es guiar a los participantes en el trazado, la planificación y la redacción de su propia novela.

 

 

 

 

  3 comentarios en “Propuesta 21 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

  1. Azul Bernal
    25 Septiembre, 2016 at 03:34

    Mi querida María:

    Me es fundamental que sepas lo que a mi vida trajiste con la tuya.: sentido a través del amor. De entre todas las personas que han estado presentes en mi vida, nadie me llevó a tocar la belleza como lo hiciste tú desde el momento en que te conocí. Redescubrí la hermosura de la vida a través de tu mirada, rocé la amable eternidad desde el momento en que tus ojos brillaron para mi. A tu lado los sabores de la comida volvieron a ser nuevos y perfectos; en compañía tuya volé los cielos en alas de los pájaros, cabalgué en lomo de ardillas y mapaches, fui protagonista de cuentos… Me dí de frente contra el mundo, tuve que replantearme mis creencias, y me paré de frente y con determinación para combatir todo aquello que hace de este mundo algo tan lejano de la utopía que quisiera yo ofrecerte para tu vida. Hoy sé que no te podré acompañar más, y me duele. Me duele porque la vida se me corta cuando la tuya seguirá, y temo… Temo no poderte acompañar cuando descubras los temblores en tu piel, cuando naveguen por tu cuerpo, y cuando a la vida recibas a tu propio hijo. Temo dejarte sola, retirarte mi mano, mi guía, mi mirada, mi risa… Y odio. Odio ser el nuevo abandono para ti. Por un lado, bendigo a aquella mujer que te invitó a la vida, consciente o inconscientemente, porque gracias a ella tú llegaste a mi. La odio por haberte abandonado marcándote para siempre con la herida primaria y más brutal: que tu madre haya renunciado a ti, ¡que rechazo tan grande, que dolor! Por otro lado, ese abandono te trajo a mis brazos, a mi amor, a mis días y alegrías… He aquí el otro odio, el más voraz… Me odio a m misma por ser la segunda madre que te abandonará. A tí que te amo tanto, a tí que eres mi luz, a ti vida de mi vida te tengo que dejar. Si te había dolido el primer abandono, ahora vengo yo a reabrirte la herida, a profundizarla. Me resiento con la vida, y no. No porque me brindó el honor de ser tu madre, de cuidar de ti, de babear contigo, de amarte. Y si, me resiento, porque no mereces este nuevo abandono, esta nueva soledad, pero nada podemos hacer ya, nada más que agradecer el encuentro, festejar el tiempo restante, y mirar de frente a la muerte que se me aproxima, porque finalmente la muerte no es más que la coronación de la propia vida.
    Te amo, te bendigo,
    Tu madre

  2. Narradora de Cuentos
    26 Septiembre, 2016 at 23:20

    Los días pasaban anodinos , la sonrisa de mamá parecía haberse borrado y muchas veces sus continuas quejas , eran la sintonía habitual …Al menos así lo procesaba ,desde su mentalidad adolescente .Mientras tanto el , vivía en un mundo paralelo al margen de tristezas, y se enfrascaba en sus interminables partidas online , en las que erigíase casi protagonista de sus juegos . Bajo unos cascos , y tras una pantalla con las más apasionantes batallas , difuminaba su vida , salpicada de exclamaciones ,a veces de júbilo por las gestas logradas , a veces de fastidio , aniquilado a destiempo por el diestro oponente …
    Así transcurrían los días , de una de los nuevos modelo de familia monoparental , en los que el compartir mesa, diálogo y cotidianidad parecía ser proeza , solo al alcance de las privilegiadas familias de antaño …
    Confluían en el hogar desde los últimos tiempos , dos vidas ajenas que hasta hacía bien poco , se ” nutrían ” la una a la otra para coexistir .
    El espacio se erigía como un abismo infranqueable , era como si Marte y Saturno pretendieran sentarse a la mesa y dialogar !!!
    La adolescencia y la menopausia no parecían un binomio destinado a entenderse y a culminar con éxito , esa nueva andadura …

    Ella tras un inenarrable periplo de brumas , y tinieblas en las que durante meses pareció confundirse con una madre abnegada y difusa , que no acababa de encontrar su lugar en el mundo … Tomó conciencia del espiral por el que prometía desplomarse su vida familiar , con un modelo de familia en la que la heroina del cuento , parecía tan solo estar destinada a ser la servil sierva del recién erigido ” Virrey ” del hogar , y se dijo así misma tras derramar lágrimas que a nadie importaban …Se acabó !!!

    Aceptado aquel ” nuevo ser ” que ocultaba a sus ojos , incipientes y recién estrenados primeros rasgos físicos de adulto, como audaz e independiente que habíase mostrado siempre desde la niñez , apostaba a una sola carta por imponer sus criterios de vida , costase lo que costase , aún al precio de ” desterrar ” a su madre a una órbita , a poder ser en un cosmos en la que no interfiriera para nada en sus nuevas e indómitas ínfulas de adolescente …

    Las cosas son como son y es de sabio aceptar lo que no puedas cambiar … Así que aceptado , ya no es un niño se dijo , y como tal ha de ser tratado …

    Resolvió entonces que algunas cosas debían cambiar y sin dilación apostó por tener vida propia , ahora que su recién estrenado ” macho alfa ” deambulaba decidido por la casa y por la vida , resuelto y sin necesidad alguna , de una madre ” plasta ” que le recitará todas y cada una de las consabidas y abominables obligaciones cotidianas …

    No se hizo esperar y ante su inmutable nula predisposición a dejar su paraíso online , por la vida al otro lado del ciberespacio , opto decidida ,a vivir en su propio cosmos , sin lugar a dudas oteando desde un discreto espacio , que les permita oxigenarse a los dos en esta nueva andadura individual …

    Es cuestión de tiempo , el ahora con saber que le quiere , que está ahí para lo que necesite tiene suficiente … Volverá !!!

    Hijo esté escrito es solo para ti , cuando la adolescencia quede atrás , quizá llegue a tus manos . Entretanto cariño, abro mi alma con el papel

  3. Sandra Carrion Estay
    28 Noviembre, 2016 at 23:55

    ¡Hola hijo! espero te encuentres bien, este ejercicio me perturba, trastoca mis emociones, mis sentimientos màs profundos.
    Te fuiste de mi lado hace un par de años, ya no necesitas que hagan los tràmites por ti. Te incomodaba que te hicieran algunas cosas, porque pensabas que para nosotros, tus padres, aun eras un niño. Para mì, ya eras un hombre, pero la costumbre de facilitarle la vida a los hijos, todavìa no la suplìa. Tù por otro lado creìas que debìas independizarte, que ya estabas viejo para vivir con nosotros y seguramente màs de alguien te llamo “mamòn”. Fue penosa y dura tu partida, pero era parte del crecimiento y parte de la vida. Pasar por tu dormitorio y verlo vacio dolìa, comprar un juego de comedor màs chico, loza para el diario con uno menos, te revela, te demuestra, fehacientemente, lo inevitable… Tu hijo se fue.
    Ahora ya vives con pareja, me alegra de verdad, no me agradaba verte sòlo, siempre esperè que mis hijos alcanzaran su felicidad.
    Llegaste un dìa de Enero de visita a la que fue tu casa por màs de 20 años, ibas con tu pareja. Nos contaron que serìan papas, que estaban esperando un hijo. ¡Què felicidad! estabas muy contento, te convertirìas en papà y yo en abuela. Me llamaste por telèfono para decirme que no fuera a la clìnica cuando naciera tu hija, que ya sabìa era mujer. Al cuarto dìa de nacida, yo querìa ir a conocer a mi primera nieta, pero tambièn me pediste que tuviera paciencia y esperara unos dìas màs y entienda que èste es un proceso intimo. Y siento, que me dejaste de lado y que mi presencia o existencia, es inconveniente. Mi nieta tiene tres meses, la he visto tres veces… ¿Por què las condiciones actuales difieren tanto de las antiguas? Yo te tuve y te criè de acuerdo a mis propias ideas, pero no hice a un lado a ningùn ser querido, no provoquè la tristeza de nadie por mi actuar.
    A pesar de todo este sentimiento de angustia, sigo amàndote como desde el primer dìa que te vi, cuando te sacaron de mi guata y me convertì en madre.
    No quiero amargarte la vida, pero esto no puedo conversarlo sin quebrarme y por eso te lo escribo en esta carta, que no leeràs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*