Propuesta 40 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

taller-de-creatividad-literaria-40En el ejercicio de hoy debéis escribir una composición poética con una extensión máxima de 30 versos, cuyo tema sea el desamor en cualquiera de sus vertientes.


Recordad que para contar los caracteres de un texto, podéis usar el menú Herramientas de Word o cualquier contador de caracteres en línea como estos:

 

 


Enviad vuestros textos en el espacio para los comentarios.

Para ver todo el taller de Creatividad literaria, pulsa AQUÍ.

 

El libro de mi creatividad literaria

EL LIBRO DE MI CREATIVIDAD LITERARIA
*
Un libro con más
de cien propuestas
para desarrollar tu creatividad
escribiendo historias.
*
Completar las más de cien propuestas de redacción de El libro de mi creatividad literaria ayuda a aumentar nuestra capacidad de invención y guía paso a paso para aprender a escribir historias originales y coherentes.
*

  7 comments for “Propuesta 40 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

  1. Narradora de Cuentos
    15 octubre, 2016 at 00:29

    Un amor tardío cinceló mi alma volviendo a creer
    ecuador de una vida desatando pasiones ajenas al ser…
    Añorando caricias, murmullos y quejas transitan la piel
    arañando recuerdos que persisten que hieren y devoran cual hiel…
    Sentimientos inocuos sin razón ya de ser
    que me impides y vedas atrapando mi ser…
    Resentido el lamento enarbola cruel
    injustos agravios, venganza al infiel…
    El amor devastado atenaza mi ser
    cual herida abierta supurando por él…

  2. Azul Bernal
    15 octubre, 2016 at 05:10

    Con un dejo de sarcasmo
    Diste la vuelta sin titubeo
    Ignorando cada orgasmo
    Ocasionando en mi ealma un goteo
    Un zarpeo tal
    Que aún no logro ver
    Ni cal ni grial
    Te fuiste así nomás
    Dejando sobre mi alma caer
    Tu sombra de hiel
    Así, afilada
    Ha partido de tajo
    Mi piel
    Tirada a la vuelta de la esquina
    Callada aún en el orgasmo
    Soporto los días sin morfina
    Muriendo a cada espasmo
    Con que la vida sacude
    Lo que algún día fue mi encanto
    No comprendo, no, para nada
    Porqué mi vida ha quedado labrada
    Arrastrada
    Humillada
    Yo que fui para ti fuente constante
    De amor
    De frescor, de fulgor
    He quedado arrasada
    Como cadáver putrefacta
    Ya no encuentro en la vida respiro
    Motivo
    En cambio busco desesperada
    La puerta de salida
    Para un digno y elegante suicidio
    Y de mi tumba, el eterno destino

  3. 8 noviembre, 2016 at 03:19

    Derraparon mis caricias
    en el hielo de tu corazón,
    sin sentido, lejos del abrazo.

    Algunos mercados perdidos
    mujeres con precio me esperan,
    osculantes paradojas
    reparten amores sin compromiso.

    • María Cervera
      16 noviembre, 2020 at 14:35

      Jolin que bien. Yo haciendo poemas parezco una niña de 6 años.

  4. Trinidad.
    9 marzo, 2019 at 19:33

    Si la noche es oscura,
    igualmente va a amanecer.

    Oscuros tormentos
    que no te dejan vivir.

    Ven de fiesta,
    deja de lado a lo demás
    y viaja conmigo
    en dirección a la libertad.

    Alza tu alma,
    junta tu copa
    porque esta es nuestra noche.

    Olvídala a ella,
    emborráchate con mi amor.
    Que esa te espere,
    yo vengo primero.

    Admite que no te quiere
    y tan solo ven conmigo.

    Vayamos juntos
    a esta preciosa oscuridad.

    Llegaré de una u otra forma,
    lo conseguiré
    así que mejor acéptame
    de buena manera
    o tendré que hacerlo de la mala.

    Se donde estas,
    te conozco demasiado
    y viceversa…

    Deberías venir conmigo
    a esta bella oscuridad.

  5. María Cervera
    16 noviembre, 2020 at 14:33

    Pronto llegaba la noche,
    rápido acababa el día,
    tu no estabas a mi lado,
    ni tampoco lo querías.

    El reflejo en el espejo
    mostró una mujer envejecida,
    con telarañas en sus ojos,
    y mirada perdida.

    Pasaron los años,
    a tu lado suspirando,
    esperando ese momento,
    en que me dieras otro abrazo.

    La valentía es mi defecto,
    y decir lo que sentía,
    era saltar un muro infinito,
    ¡maldita cobardía!

    Un cuerpo perfecto,
    un dolor inexplicable,
    recuerdo tus palabras,
    y para siempre tus detalles.

  6. Nicolás
    15 diciembre, 2020 at 02:21

    Una cabellera azul como el cielo
    Que a mi amor llevó al suelo
    ¡Cuán ciego me hiciste maldito amor!
    Pero también mi alma se deleitó

    Aún recuerdo tus viles condiciones
    De no poder tener espectadores
    De que nadie se podía enterar de lo nuestro
    Sin yo saber que alguien más hizo secuestro

    El azul de tu pelo
    Que se deslizaba por sus dedos
    Y yo como un maldito cándido
    Hoy dedico este cántico

    A la vida traidora
    Que entregó a otro a mi señora
    Solo espero que también se haga daño
    En el mar de sus engaños

Responder a letuitas Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*