Propuesta 56 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

taller de creatividad literaria-56Redactad un texto con la forma y genero que queráis de no más de 1.500 caracteres cuyo tema sea “la soledad del escritor”.

 

 

 

Recordad que para contar los caracteres de un texto, podéis usar el menú Herramientas de Word o cualquier contador de caracteres en línea como estos:

 

 

 


Enviad vuestros textos en el espacio para los comentarios.

Para ver todo el taller de Creatividad literaria, pulsa AQUÍ.

 

 

El libro de mi creatividad literaria

EL LIBRO DE MI CREATIVIDAD LITERARIA
*
Un libro con más
de cien propuestas
para desarrollar tu creatividad
escribiendo historias.
*
Completar las más de cien propuestas de redacción de El libro de mi creatividad literaria ayuda a aumentar nuestra capacidad de invención y guía paso a paso para aprender a escribir historias originales y coherentes.
*

  4 comments for “Propuesta 56 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

  1. Narradora de Cuentos
    31 Octubre, 2016 at 16:56

    El papel parece mirarme y burlarse de mí, me incita a ganarle la batalla garabateando las primeras letras que se me ocurran…

    Mientras hilvano tímida el primer esbozo de una historia, me pregunto que me ciñe día a día a zambullirme en la vida de otros, a dar alma a los personajes, a plasmar con énfasis las vidas y vicisitudes ajenas.
    Solo acierto a entender una poderosa razón que justifique, la soledad que acompaña al escritor, que lo aisla y lo compromete a su encierro voluntario.
    El amor a las palabras, a la belleza que sugieren, al apego que suscitan al ávido lector, al afán de todo escritor por atrapar el interés de quien goce leerlo.
    Siempre me maravilló quedar suspendida en una historia, capaz de atenazar el alma.
    Cada párrafo, cada frase estampada en el papel, pasa a dejar de ser algo íntimo, para pertenecer sin rubor a quien te lea.
    Todo artista desnuda su interior a través de su obra, en el escritor ese desnudo puede llegar a ser agónico, dejando expuesto y exhausto, el rincón más recóndito y vulnerable de su ser.
    El riego sanguíneo que bombea el corazón de los protagonistas, ha circulado previamente por venas propias, oxigenado por las vivencias que arrastras.
    Todo ello unido al mágico paralelismo, de permitirnos poner también la imaginación y la ensoñación , al servicio de nuestra faceta creativa. Esta dualidad, que nos permite adoptar furtivamente como propia, el alma de los más variopintos personajes, es un regalo para el ánimo, al que difícilmente seré capaz de poner palabras. Si acaso me limitaré a decir, que mientras va tomando forma un héroe ó un villano, y hace suya la ambientación descriptiva de su historia, mi espíritu se nutre de una serena realidad, la felicidad de hacer lo que me gusta y el maravilloso bienestar de sentirme bien conmigo misma…

  2. 31 Octubre, 2016 at 20:40

    En hojas blancas,
    la soledad de escritor,
    llena el vacío.

    • 16 Mayo, 2017 at 09:55

      es precioso, pero para mi las hojas blancas a veces son como una cárcel…

  3. 16 Mayo, 2017 at 09:54

    El café solitario recarga la atmósfera de mil pitillos consumidos
    del cambio que se aproxima y no da llegado a su destino.
    Sentarse en el sofá a esperarlo
    o levantarse antes de que suene el despertador.
    Difícil decisión, que tomaré a su debido tiempo.
    Con calma todo se ve mejor.
    No te precipites que no te viene bien, eso te diría el médico
    o tu madre, por ejemplo.
    No hay más ciencia que la paciencia en este campo de ortigas.
    Ya no hay quien te de menta.
    Sólo tú misma.
    Memoriza cada línea que escribes,
    hazte valer, hasta aquí has llegado.
    Deja de preocuparte por el pasado.
    Cada verso retorcido sobre sí mismo,
    te recuerda que se ha acabado este partido
    al final siempre hablas de lo mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*