Propuesta 99 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

taller-de-creatividad-literaria-99Otra técnica para crear nuevas historia es la de centrar su argumento en un objeto cualquiera.
 


En esta propuesta debéis escribir un relato de no más de 2.000 caracteres pensando en un paquete envuelto con papel.

.

Recordad que para contar los caracteres de un texto, podéis usar el menú Herramientas de Word o cualquier contador de caracteres en línea como estos:

 

 

 


Enviad vuestros textos en el espacio para los comentarios.

Para ver todo el taller de Creatividad literaria, pulsa AQUÍ.

 

 

 

.

. © El libro de mi creatividad literaria. Ediciones Obelisco

.

.

.

El libro de mis buenos momentos

EL LIBRO DE MIS BUENOS MOMENTOS
*
Un libro para escribir
más de quinientas situaciones que te ayudarán
a recordar los mejores momentos de tu vida.
*
 Este libro es una herramienta para capturar con palabras nuestros buenos momentos contando las sensaciones que nos hacen vivir y los detalles necesarios para evitar que caigan en el olvido.
*
Contempla unas quinientas situaciones que todos hemos vivido o viviremos, con varias preguntas para cada una de ellas cuyas respuestas nos permitirán captar y disfrutar con más intensidad esos instantes irremplazables.
*
libros para escribir y luego leer

  2 comments for “Propuesta 99 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

  1. Narradora de Cuentos
    17 diciembre, 2016 at 10:23

    Amaneció nerviosa, como cada 14 de Noviembre de los últimos 20 años.
    Dispuesta a darse un baño caliente, preparó primero fiel a su rutina una cafetera, y casi como una automata, se sentó delante de su humeante café y de La Vanguardia, a ojear que noticias destacaban aquel domingo soleado y ventoso.
    Recordó aquellos días en los que los desayunos tenían aquel halo de complicidad matutina, en la que con apenas un beso en la mejilla, se renovaban aquel sosegado amor, que les había llenado la vida de bienestar.
    Tomás había revolucionado su corazón. Cuando lo conoció ella tenía apagada su alma, por un matrimonio que solo restó afecto, respeto y autoestima a su vida. Aquel mal llamado marido, la destruyó cada día un poco más que el anterior, convirtiéndola en una persona empequeñecida con el desaliento del maltrato adherido en su yo más íntimo. Un golpe de suerte llamado infarto, la liberó de aquel ser poderoso, que amasó fortuna y estatus venerado por todos y despreciado por ella.
    Así se despertó un día libre, rodeada de lujo y de soledad. Dándose cuenta que había dedicado su vida a adornar la de otro, tras una bonita sonrisa que solo ocultaba menosprecio y fragilidad.
    Pero aquel 20 de Noviembre de hacia ahora veinte años, una sonrisa generosa y unos ojos sinceros le recordaron que valía la pena vivir y que juntos recorrerían un bonito camino, que iniciaron sin pretenderlo, tras un paseo por la orilla de la madurez, del sosiego, de la entrega mutua sin renuncias, de la complicidad de una mirada, del bienestar de un cálido abrazo, de la placidez y simpleza de quererse con la calidez de quienes saben que avanzarán juntos unidos de la mano dándose felicidad.
    Siguió su mente rememorándole la vida, mientras disfrutaba sin prisas del baño. Acabo de cuidar su cuerpo con el delicado abrazo de su albornoz que tantos buenos momentos encerraba. Y sonríó agradecida sintiendo que aún ausente, seguía regalándole cuidados y compañía.
    Se vistió alegre un vestido de seda, estrenado aquel ultimo aniversario y se perfumó exquisita dando un poco de rubor en mejillas y labios. Y con la luminosidad en el rostro y la felicidad en el alma se dirigió al secreter y saco amorosa una pequeña caja, envuelta con primor, en la que una nota escrita con la pluma Montblanc que ella le regaló, le removía tras veinte años, con la misma intensidad el alma…
    ” Mi camino empieza y acabará contigo, siempre estaré a tu lado mirando esos bellos ojos que iluminarán mi vida”
    Saco de la caja las bellas perlas que lució en su boda y exquisita, adornó con ellas un nuevo Otońo

  2. Sandra Carrion Estay
    29 diciembre, 2016 at 21:40

    Miro la hora de la radio reloj por cuarta vez, muestra las 9:00 de la mañana. Estoy aburrida de dar vueltas en la cama, el calor me invita a salir de este lecho y reflexiono sobre: me levanto a tomar desayuno, que no me apetece, o me meto a la ducha para sacarme esta flojera, esta falta de ànimo, que cansa a mi familia.
    La regadera facilitò notables cambios en mi humor de esta mañana, en la que ya se insinùa la insoportable tarde asoleada de este verano. Creo que el agua se llevò todas mis malas vibraciones… ¿Què serà eso?… Pedro no me dijo nada de un paquete, està envuelto como a la ràpida, debe ser de Pedro, lo voy a llamar por telèfono para preguntarle si lo puedo abrir. Mi curiosidad va en aumento, Pedro no contesta el telèfono y este paquete me tiene en ascuas… ¿Què serà?… Quizàs es un regalo de Pedro, que no alcanzò a envolver para regalo, y serìa feo arruinarle el gesto… y ¿Si no es asì?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *