Tipos de personajes

Los personajes, según su configuración, pueden ser “llanos” o “redondos“:

 

  • 1.  Un personaje “llano” o “plano” es la representación simbólica de un “prototipo” de persona, por lo que lo vemos como una figura de cartón más que como una persona real. Es previsible en su comportamiento, no cambia su forma de pensar o de actuar a lo largo de la historia y nos induce a buscar lo que simboliza.

 

  • 2. Un personaje “redondo” manifiesta una personalidad compleja: podemos psicoanalizar a esta “persona real.” Lo que hace, piensa, dice y siente parece de verdad humano. Es dinámico frente al estatismo del personaje plano, por lo que evoluciona a través de la narración y nos sorprende con sus acciones imprevisibles.

.
.
Por otro lado, según su función, los personajes se clasifican en:

 

  • Personaje de primer plano. Son aquellos que dominan y manejan la acción, por lo que son importantes en ella. Se dividen en:

 * Protagonistas. Es el personaje principal, la trama gira entorno a él.

 * Antagonistas. Son los personajes que se oponen al protagonista en la acción central de una obra literaria, cinematográfica o televisiva.

 

  • Personaje de segundo plano. Estos personajes son aquellos que complementan a los personajes principales. Su papel es importante pero no son decisivos dentro de la trama; su función principal es la de acompañar y ayudar a los personajes principales para realizar una aventura. Existen dos tipos de personajes secundarios:

* Los que ayudan a los protagonistas, que serían los “buenos”,

* Los que ayudan a los antagonistas, que serían los “malos” por estar en contra de los protagonistas.

 

  • Personaje de tercer plano. Son personajes que no poseen mucha importancia dentro de la trama; están sólo para rellenar espacios que quedan vacíos en ciertas partes de los relatos. Suelen ser solo nombrados y su papel dura muy poco.

Deja un comentario