Propuesta 139 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

taller de creatividad literaria-139Para esta propuesta, redactad una historia con no más de 3.000 caracteres en la que aparezca un monstruo de tres cabezas.

 

.
.
.Recordad que para contar los caracteres de un texto, podéis usar el menú Herramientas de Word o cualquier contador de caracteres en línea como estos:

 

 

 

Enviad vuestros textos en el espacio para los comentarios.

Para ver todo el taller de Creatividad literaria, pulsa AQUÍ.

I.

 

.

El libro de mi creatividad literaria

EL LIBRO DE MI CREATIVIDAD LITERARIA
*
Un libro con más
de cien propuestas
para desarrollar tu creatividad
escribiendo historias.
*
Completar las más de cien propuestas de redacción de El libro de mi creatividad literaria ayuda a aumentar nuestra capacidad de invención y guía paso a paso para aprender a escribir historias originales y coherentes.
*

  3 comentarios en “Propuesta 139 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

  1. Sandra Carrion Estay
    24 Enero, 2017 at 00:01

    _ Còmo saldremos de esta cueva con ese engendro de ahì fuera, sì solo espera que nos asomemos para atraparnos muy asustado dice Felipe a sus compañeros de aventuras.
    _ Esperemos a que se duerma ¿Tiene que dormir? o ¿No? _dice Marcos
    Si tarda en dormirse… nos ahogaremos.
    _ A ti se te ocurriò la genial idea de venir a pescar acà, ahora ingèniatelas para salir de aquì antes de que suba la marea o ese monstruo entre molesto, angustiado y alterado Jorge se dirige a Josè
    _ No sè que vamos a hacer responde Josè
    Los tres amigos salieron de la comarca rumbo al rìo a pescar, pero en el trayecto decidieron desviarse e ir hacia un sector dònde los peces son màs grandes, pero para llegar allà tenìan que atravesar un acantilado, en el que habitaba un enorme monstruo con tres colosales y voraces cabezas. Crecieron oyendo las historiass de este animal, pero jamàs dieron crèdito a ellas y ahora enfrentados a èste no saben que hacer.
    El padre de uno de los muchachos, vio que se desviaban y los siguiò. Vio como corrieron por sus vidas y vio que se refugiaron en una de las cuevas marinas, que los protegerìa por poco tiempo, pues se inundarìa. Èl es un gran guerrero y el mejor cazador de la comarca, pero nunca lidiò con un animal como este. Con màs inteligencia que fuerza, atrajo la atenciòn del monstruo, para conseguir que los chicos lograran salir de la cueva que ya los tenìa con el agua al cuello. Luego centrò toda su fuerza en asestar un buen golpe de lanza, que fallò y el animal embravecido, arremete contra èl, pero los chicos lo salvan de una muerte segura, provocando al monstruo para que los siga y logrando alejar al animal…

    • Neghro
      23 Marzo, 2017 at 17:57

      Tuvimos una idea parecida, pero con final diferente.
      Debieras revisar tu escritos antes de revisarlos, pues los errores hacen díficil la lectura.

  2. Neghro
    23 Marzo, 2017 at 17:47

    Aún están abiertos los ojos de Gabriel mostrando el miedo y el dolor extremos en su rostro separado del resto de su cuerpo que yace inmóvil y ensangrentado a unos 100 metros de su cabeza. Ernesto no acaba de gritar por el calvario causado por aquel profundo arañazo en su tórax, cada vez mas debilitado a causa de la perdida de sangre.
    Paralizado, Ricardo siente el terror que invade su cuerpo, tan grande como para no notar el temblor de sus rodillas que apenas sí pueden sostenerlo ni para evitar soltar lágrimas despavoridas y desesperadas. No sabe donde ir ni puede correr arrinconado por 3 cabezas, seis ojos y casi 3000 dientes afilados y hambrientos.
    Arrepentido por haber realizado aquel viaje y sobretodo por haber convencido a sus amigos que lo acompañaran a pesar de sus reiteradas negativas, él solo quería comprobar si las historias que se contaban eran ciertas pues él no las creía. ¿Un monstruo de 3 cabezas escupe fuego que no deja sobrevivientes? Y si no deja sobrevivientes, ¿como es que la historia es conocida? Aquello debía ser una mentira y su deber, auto-impuesto, era comprobarlo. Ahora resuenan en su cabeza las palabras de Gabriel, las últimas que dijo antes de convencerlo que lo acompañara: “Te vas a arrepentir de esto y nos llevarás a todos a la desgracia”. “No creas todo lo que te cuentan en este pueblo” – responde Ricardo – “Ven conmigo y verás que todo es una mentira”.
    Ahora cae Ricardo de rodillas, rendido, sometido a su destino. Haga lo que haga, sabe que está perdido. En llanto grita sus últimas palabras. En llanto pide perdón a sus amigos que no lo escuchan pues yacen inmóviles, silentes, muertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*