Propuesta 159 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

taller de creatividad literaria-159Las novelas y relatos también pueden comenzar con una introducción que anuncie al lector que se le va a contar una historia.

 

.

Escribid en no más de 2.500 caracteres una historia cuyo tema principal sea “El instinto de supervivencia” y que comience con esta frase:

.

Si buscas en este libro una historia con final feliz, no sigas leyendo.

.

 

 

 © De El libro de mi creatividad literaria. Ediciones Obelisco .


.
.

Recordad que para contar los caracteres de un texto, podéis usar el menú Herramientas de Word o cualquier contador de caracteres en línea como estos:

 

 

 


Enviad vuestros textos en el espacio para los comentarios.

Para ver todo el taller de Creatividad literaria, pulsa AQUÍ.

.

.

 . © El libro de mi creatividad literaria. Ediciones Obelisco

.

El libro de nuestro amor

EL LIBRO DE  NUESTRO AMOR

*
Un libro
para escribir
en pareja
y conocerse mejor.
*
 Ya que no se puede amar de verdad lo que no se conoce, completar entre dos El libro de nuestro amor ayuda a fortalecer los lazos que unen a cualquier pareja.
*
En sus páginas se proponen cientos de preguntas formuladas de modo que el libro puede ser escrito por cualquier pareja que se ame, independientemente de su edad, sexo o conocimientos.
*
libros para escribir y luego leer

  1 comment for “Propuesta 159 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

  1. Olalla Alonso Álvarez
    14 enero, 2018 at 23:51

    Si buscas en este libro una historia con final feliz, no sigas leyendo. Sobrevivir en la jungla de asfalto no es pan comido y eso está claro. Nuestro instinto nos puede llevar a pensar que con tener mucho dinero y fama ya tendremos la vida solucionada, y no es así, amigos y amigas. Para tener la vida ya hecha hay que trabajar, sudar y esforzarse, pero qué sabrá la mayoría de ustedes, que me leen desde sus cómodas sillas de ordenador o desde sus caros móviles. En los suburbios de las ciudades es donde están las personas más marginales, pero a su vez más brillantes que muchos de esos esnobs del centro de la ciudades. Y entre esas personas estoy yo, una simple camarera de un bar de alterne con aires de escritora que se está acabando de fumar un cigarrillo rubio. En el bar donde trabajo mi instinto de supervivencia está alerta las 24 horas, porque a cualquier borracho se le puede ir la mano “accidentalmente” hacia tu trasero y hay que tener reflejos para esquivarlo sin que se te caigan las copas que llevas en la bandeja. El instinto también se activa cuando vas de vuelta a casa por los barrios de los suburbios; aquí nadie es de fiar, te roban o te violan y no te da tiempo ni a reaccionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*