Propuesta 1 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

taller de creatividad literariaPara empezar el taller, en esta primera propuesta debéis escribir una breve presentación que os describa en algún sentido. Podéis utilizar el género literario que os resulte más atractivo: poesía, descripción… Si necesitáis repasar los géneros literarios, podéis hacerlo pulsando AQUÍ.

 

El mensaje no debe tener más de 200 palabras. Para contarlas, usad el menú Herramientas de Word o cualquier contador de palabras en línea como estos:

 


Enviad vuestros textos en el espacio para los comentarios.

 

Para ver todo el taller de Creatividad literaria, pulsa AQUÍ.

taller de poesia

ABIERTA LA INSCRIPCIÓN PARA
 EL TALLER DE POESÍA
presencial en MADRID
Sábados
de 19,00 a 20,15
Zona Retiro
Grupos reducidos

 

 

 

 

  376 comments for “Propuesta 1 – Taller de CREATIVIDAD LITERARIA

  1. dorita
    5 septiembre, 2016 at 07:29

    soy alguien que no deja de pensar que siempre hay algo bueno en cada cosa. En la gente, en sus acciones, pensamientos , decires ,cantares y obras. A veces pinto y muestro algo de mi bondad.

    • 8 octubre, 2016 at 20:04

      Siempre alerta, sin dejar que nada esté fuera de control. La rutina, la monotonía acaban siendo mis mejores amigas. Intento verme con los mismos colores brillantes que veo al resto, pero sé que jamás podré.

      • Monse
        10 junio, 2020 at 04:49

        Me encantó, breve pero muy real.

    • Aria Scee
      6 diciembre, 2018 at 00:19

      Breve pero muy real.

      • TULA
        8 septiembre, 2019 at 17:43

        Breve pero muy real ya es un microcuento. Una frase que cabe en cualquier lugar y sugiere cualquier cosa o situación. Un sueño tal vez? Un ensueño? un pálpito? quien no lo ha sentido alguna vez?

        Y se dejó ver…
        Dejó de luchar…

    • armando
      25 marzo, 2019 at 16:02

      En el consultorio de un hospital, estaba una mujer a la espera de ser atendida por el ginecólogo. Mientras ella espera, estaba dentro de su barriga el niño más hermoso, deseado y esperado por la familia. Ese soy yo, Armando Ariza Martínez. Mi madre me cuenta que cuando estaba en su barriga ella sentía que yo siempre estaba en constante movimiento, incluso cuando estaba sin moverme. Y que cada vez era peor, la única manera que ella encontró para calmarme fue escuchar música, leer, ver tv, pero aun no era suficiente. Llego el día de nacer y salí a ver la luz del mundo. Al paso de los años fue creciendo, no precisamente de estatura, pero crecía. En mis primeros años de vida y que podía razonar estuve en la escuela, hice mi primaria, secundaria y estudié un técnico en las Artes Escénicas, inicie en el mundo del teatro a temprana edad, realice cursos en teatro, tv, cine, doblaje, canto, danza, pantomima, producción de espectáculos y mucho más. Me caracterizo por hacer muchas cosas al mismo tiempo, por ser buen amigo, alegre, amargado, pragmático, optimista, soñador, sabiondo e incluso por tener siempre una sonrisa para los días buenos y malos.

      • Baggio
        17 diciembre, 2019 at 16:53

        Buen relato en primera persona, habría que revisar el uso de los verbos. Por lo general, aconsejo a mis alumnos de secundaria escribir con el paradigma verbal junto a ellos.

    • Nicolás
      16 abril, 2019 at 22:09

      Aunque suelo pensar que tanta positividad es una manera errónea de afrontar la vida, también, aunque quiera negarlo, entiendo que la falta de esta esencia es necesaria para esta sociedad. Me encantaría poder ver algo de tu arte.

      Saludo cordial.

    • Sivlina de Gárate
      27 septiembre, 2020 at 17:57

      Me llamo Silvina y alguien me dijo alguna vez que mi nombre viene de ‘selva’
      Me gusta pensarme en relación a algo de ese origen, la selva… pero también en relación a la montaña -hoy, las montañas de Córdoba a las que, con mi pareja Raúl, pudimos venir hace ya un año, cumpliendo un sueño construido conjuntamente
      Selva, montaña…la tierra y las raíces me nutren, me aúnan a algo descubierto aunque no con claridad, que en mis momentos más despiertos lo reencuentro y me logro conectar, podría decir por instantes (aunque resulta difícil circunscribirlo a alguna unidad temporal)
      Es hermoso el reencuentro con ese ‘interno exteror’ podría llamarlo, porque en la rutina se me escabulle y parece que duermo, duermo días y creo que tiempo atrás estuve dormida años, pero cuando despierto…
      ..ah! cuando despierto….

  2. Emilio-Jesús Reyes
    5 septiembre, 2016 at 11:04

    Siempre buscando, buscando el sacar aquello que me oprime en mi interior, y sentir el vacío de su no presencia. Me ahogo ante la inexpresividad de mis sentimientos, de mis emociones, de aquello que quiere salir y tanto cuesta. Intenté con los colores, los lienzos abrían la válvula de escape de mi ser; la música, como no el blues, nunca he encontrado una música que pueda sacar más de mí; el teatro y su miedo escénico, pero tampoco. Y aquí ando, peleándome con el teclado, con un único propósito, sacar lo que llevo dentro para que el hueco que quede devore el vacío de mi alma.

  3. Tvent
    5 septiembre, 2016 at 13:16

    Para, escucha, visualiza. Difícil pensar en quién eres o quién crees que eres. No es fácil, para poder describirme necesito verme desde la distancia, apartando el estado de ánimo y los problemas y quehaceres diarios, para que esta opinión que tengo de mí, sea la más objetiva posible. La idea está clara, pero, y las palabras, me cuesta trabajo encontrarlas. Inconformista, quizás sea el mejor adjetivo que me califica, siempre intentando mejorar, buscando nuevos retos y exprimiendo hasta la última oportunidad para conseguirlo. Perfeccionista, otra gran cualidad, a quizás un defecto. Supongo que depende del momento.

  4. 5 septiembre, 2016 at 14:35

    Mi nombre es Rosa,así quiso mi abuela que me llamase,»Rosa como las flores,graciosa,bonita,dulce y a su vez fuerte y resistente!.»dijo cuando me vió.
    «Además será un espíritu sensible y refinado,con mucho talento artístico!» Como vereis mi abuela materna era mujer de carácter…y no se equivocó!Desde temprana edad me atrajeron todas las formas de manifestación artística…y con 5 años decidí que mi profesión sería la música.
    Cantante lírica concretamente, porque para mi no hay música más bella que la clásica o culta,como quieran llamarle.
    Mi edad no tiene la menor importancia,pero si que nací en una de las ciudades mas hermosas y cultas de España:Salamanca.

    • Inquisitor Glokta
      5 septiembre, 2016 at 17:32

      Tu abuela materna te puso Rosa y la mía se llamaba Rosa, un nombre precioso. Yo no tuve inspiración artística a tan temprana edad, pero bueno, lo importante es intentar mejorarla cada día. Un saludo.

  5. Inquisitor Glokta
    5 septiembre, 2016 at 17:16

    ¿Cómo tantos veinteañeros estás en ese incómodo momento en el que ya eres un adulto pero aun dependes de tus padres? ¿No tienes pareja ni trabajo? ¿No sabes qué camino seguir en tu vida? ¿Y por si no fuera poco estás empezando a perder pelo? ¡Aquí traemos la solución a todos tus problemas! Come cinca piezas de frutas al día, haz un poco de ejercicio y escribe diariamente en http://blog.tsedi.com/. Ahora, cada vez que te encuentres en una sala de cine, viendo una serie de televisión o leyendo buscarás formas de aprender y mejorar en tus escritos. Sentirás volar tu imaginación y en ese rincón de tu mente todo será posible. Olvida las discusiones con tus padres, ese examen imposible de aprobar y el hecho de que cualquier ser viviente parezca saber más que tú sobre todo. Aquí tendrás un lugar cálido y reconfortante donde expresarte con libertad, en las palabras encontrarás tu salvación. Y si a pesar de todo esto no consigues sentirte satisfecho no recurras a las drogas, recuerda que en unos años serás tú quien mire con un aire de superioridad a la generación venidera. ¡Ánimo y a escribir!

    • WOLFBLUE
      25 septiembre, 2016 at 03:43

      Identificado. Gratificante. A tomar en cuenta en esta etapa de mi vida.

      Saludos.

    • Mariela Morrone
      14 diciembre, 2018 at 21:39

      Verdad. Es como un virus avasallador que invade cada célula de tu cuerpo. Ver en cada átomo una idea para escribir y contar los minutos que faltan para poder sentarte y viajar a otra dimensión. Saludos.

    • Anemona
      15 diciembre, 2018 at 21:04

      Verdad. Es como un virus avasallador que invade cada célula de tu cuerpo. Ver en cada átomo una idea para escribir y contar los minutos que faltan para poder sentarte y viajar a otra dimensión. Saludos.

  6. Lida Pineda
    5 septiembre, 2016 at 18:13

    Mi nombre es Lida, en medio de silencio vivo tras las letras, que interfieren con mis pensamientos, voy dejando un poco de mí en hojas donde sin más puedo dar algo de quien soy, algo que sin más construyo al día.

    • Narradora de Cuentos
      5 septiembre, 2016 at 19:11

      No encuentro manera mas bella de interferir los silencios , que a través de las letras … Ellas expresan sin rubor , y dejan retazos de nuestro yo sin pedirnos permiso …

  7. Narradora de Cuentos
    5 septiembre, 2016 at 18:14

    Narradora de Cuentos

    No voy a permitir llevar una vida dictada por el pasado
    la vida es demasiado corta como para no perdonar
    Alguien me dijo si te da miedo, mejor ve a por ello
    tomar la decisión es lo que cuesta y la he tomado
    Voy a ser paciente y en el detalle encontraré la sorpresa
    llegará un día en el que sin darte cuenta te miraras y estarás sonriendo
    Y lo habrás logrado, después de muchos tropiezos, lo habrás logrado
    y porque esta vez , porque habrás infundido la esperanza en ti misma
    de la misma manera que volviste a creer en los demás
    y dejarás que nuevamente te deslumbre la vida
    con el mismo énfasis, con el mismo entusiasmo con el que viviste siempre
    Hoy es un gran día , como lo será mañana y los sucesivos
    los cielos vuelven a ser nítidos, estoy dibujando mi camino
    Siento por fin que ahora es el momento !!!

    • Andrea
      19 noviembre, 2018 at 16:15

      Que bello. Quisiera contagiarme de tu optimismo

    • Mariela Morrone
      14 diciembre, 2018 at 21:44

      Qué bella manera de escribir tienes, Narradora de Cuentos. Mucha alegría, esperanza, frescura y optimismo.
      También yo siento que ahora es el momento. Suerte.

    • Anemona
      15 diciembre, 2018 at 21:08

      Qué bella manera de escribir tienes, Narradora de Cuentos. Mucha alegría, esperanza, frescura y optimismo.
      También yo siento que ahora es el momento. Suerte.

    • Nicolás
      16 abril, 2019 at 22:24

      Debe sentirse una gran emoción poder describirse de semejante manera. Si leyendo tu descripción me has contagiado de esperanza, imagino que compartir contigo es recuperar la vida.

      Hermosa descripción, un saludo.

    • 25 julio, 2020 at 11:26

      Precioso. Tu optimismo me contagia.

    • Reme Soto
      2 septiembre, 2020 at 20:40

      Romper con el pasado para abrazar el presente sin lastres. Pocos son los valientes que desafían sus creencias y perdonan sus recuerdos grises en busca de nuevas aguas. No es cuestión de esperanza sino de confianza en uno mismo y valor para perseguir nuestros anhelos. Dejémonos llevar cual río sin temor a las rocas que entorpecen el camino.
      Si, si crees que es el momento, seguro que lo es.
      Gracias por tu texto! Me llega en el momento adecuado porque ahora soy consciente como tú cuando lo escribiste, que hoy marco mi rumbo al caminar!

  8. Natalia
    5 septiembre, 2016 at 19:54

    Me llamo Natalia y este mes de septiembre se cumplen 15 años desde que salí de casa de mis padres. Desde entonces he vivido en 2 colegios mayores y en 15 pisos de 4 países, he obtenido 3 títulos universitarios y 15 diplomas de diferentes cursos, he aprendido/mejorado 4 idiomas, he viajado a 26 países, he tenido 3 novios y 30 trabajos. He hecho algunos amigos y he perdido otros, he tenido miedos, he aprendido y desaprendido muchas cosas y he caído en tantos aciertos como errores. A mis 33 años no tengo casa, ni coche, ni hijos, ni microondas. Mi propiedad más cara es un ordenador que me costó 989 euros. Y, a veces, la incertidumbre y el vacío me invaden y me pregunto «¿y ahora, qué?». Y la única respuesta que se me ocurre es: «ahora, MÁS».

    • Naddia
      6 septiembre, 2016 at 02:08

      Seguramente tienes razón. A ver si conseguimos disimular lo suficiente para que crean que hacemos algo…

    • Yanay
      6 septiembre, 2016 at 05:09

      Natalia, muy interesante tu relación con los números. 🙂

    • Mariela Morrone
      14 diciembre, 2018 at 21:46

      Y más es menos…

    • Anemona
      15 diciembre, 2018 at 21:11

      Y más es menos…

    • Nicolas Daniel
      16 abril, 2019 at 22:44

      Al leer esto siento que te he visto, hablado y creo que hasta he compartido contigo. Lo digo porque al describirte de esa forma no eres más que una de esas personas pasajeras que así como llegan de una forma rápida y esporádica así mismo se van, y que suerte que sea así.

      A tus 33 años no solo no tienes casa, ni coche, ni hijos, ni microondas. A tus 33 careces de autoconocimiento, te falta enfoque y te sobra ambición.

      Te desearía mucho éxito y tal vez algo de suerte en todo, pero realmente no quiero que lo tomes como un insulto.

    • Tiziana
      30 abril, 2019 at 15:12

      Natalia, me gustó mucho tu descripción de ti misma. Si, podemos ser números infinitos en esta vida pero es nuestra alma la que siempre va a gritar MAS, mostrándonos cuna únicos somos.

    • Viajero dle timepo
      30 diciembre, 2019 at 04:22

      Movimiento, siempre en movimiento, es mas fácil aprender que desaprender, pero tienes razón siempre «ahora, MÁS»

    • Xoan Carlos Martínez Pazos
      28 julio, 2020 at 14:48

      Me encanta como reflejas en pocas palabras una vida y una generación.

  9. alicia
    5 septiembre, 2016 at 20:05

    Soy Alicia , y a mis casi sesenta años me apetece hacer algo distinto .Tal vez hablar de mi misma ,que es una de las pocas cosas que conozco y tal vez mezclarlo con cosas inventadas.
    Hasta ahora he escrito poesías pero , la final , para mi ya era un tema agotado y demasiado personal ,
    Espero aprender algo

    • VECINO ANA BEATRIZ
      19 enero, 2019 at 02:16

      Intentar todo el tiempo y en todo lugar, muy bien. A los 54, también quiero empezar y ver qué pasa. Suerte para las dos.

    • María Cecilia Nebuloni
      8 julio, 2019 at 00:11

      Alicia: la poesía es inagotable, observa, huele, palpita, siente, siempre podrás más. lo he comprobado. Suerte

    • Susana
      27 agosto, 2020 at 12:04

      Tu texto me ha encantado y lo he sentido lleno de entusiasmo. Y busco, siempre hay que encontrar. Un abrazo.

  10. alicia
    5 septiembre, 2016 at 20:09

    Creía que ya lo había escrito , de todas formas ! me animo ! , a lo mejor aprendo algo , ya estoy cansada del FB que siempre dice lo mismo , repetido hasta la saciedad , una y mil veces la misma mentira , una y mil veces noticias antiguas ! a aprender algo nuevo , me apunto !

  11. 5 septiembre, 2016 at 21:04

    Hola a tod@s,

    Yo soy Elena, estoy escribiendo una novela y me gusta la historia. Ojalá tod@s tengamos la oportunidad de publicar nuestros textos.

    Saludos.

  12. 5 septiembre, 2016 at 21:11

    Me encanta el mundo de la literatura, es uno de los pocos ámbitos en los que nadie te juzga por tu apariencia.

    • Mariela Morrone
      14 diciembre, 2018 at 21:53

      Es cierto, Elena. Puedes dibujarte como quieras y siempre estará bien. Saludos.

    • Anemona
      15 diciembre, 2018 at 21:13

      Es cierto, Elena. Puedes dibujarte como quieras y siempre estará bien. Saludos.

  13. Naddia
    5 septiembre, 2016 at 21:40

    Yo acumulo objetos. Y además me gusta escribir. Pero no soy constante porque las cosas lo invaden todo. Mi organismo crea lazos afectivos con los objetos: la ropa que he dejado de usar, los papeles, los retales de tela, los electrodomésticos que no funcionan. Por eso a veces es difícil escribir.

    • Katerine
      23 noviembre, 2016 at 15:47

      Me gusta la sinceridad de este texto Naddia.

  14. Sandra Carriòn Estay
    5 septiembre, 2016 at 22:02

    No sè como empezar. Me llamo Sandra, tengo 54 años, soy casada y tengo dos hijos profesionales (un logro para nosotros en un paìs como este). Dispongo de mucho tiempo sola y la escritura en el computador, es una de las pocas cosas que puedo realizar sin asistencia. Soy buena lectora de novelas y me impresionan la capacidad de los diferentes escritores para crear una historia y mantener la coherencia e inventar situaciones y personajes, en fin. Quiero aprender a escribir y tengo la disposiciòn y la decisiòn de ejercitar, de practicar, con el objetivo de aplicar lo aprendido en la escritura.

    • viajero del tiempo
      30 diciembre, 2019 at 04:18

      Así se empieza, con decisión y disposición, hay que dejar que la mente vuele y nos lleve a mundos y realidades diferentes, hay que trascender…

  15. Sonia
    5 septiembre, 2016 at 22:05

    Continuar escribiendo
    Mi vida es un Vodevil. ¡Si! ¡Si! he repasado los géneros literarios como me habéis aconsejado y he llegado a esa conclusión. Mi vida es una «Obra dramática breve y cómica que tiene como temática la infidelidad amorosa.» ¿Os preguntáis el motivo? Por la sencilla razón de que me soy infiel a mi misma constantemente, siempre me traiciono, no mantengo mis compromisos ni un día, ¡me decepciono!, y luego creo un millón de pretextos baratos para justificar mi infidelidad. He llegado a un grado de autojustificación tal, que a veces me felicito a mi misma por mi capacidad de echar balones fuera.
    ¿Qué tiene esto de «dramático y breve»? estáis pensando, pues que es mi vida y la estoy malgastando absurdamente, lo que hace que tenga la sensación de que es breve,
    Ahora buscáis lo cómico, ¿verdad? Lo cómico es saber que el resto de las personas hacen exactamente lo mismo que yo… y ¡aquí estamos, disimulando!

    • Sonia
      5 septiembre, 2016 at 22:07

      ja,ja,ja… lo de «continuar escribiendo» ha sido un error… ¿o no?

    • Naddia
      6 septiembre, 2016 at 01:56

      Seguramente tienes razón. A ver si conseguimos disimular lo suficiente para que crean que hacemos algo…

    • GRETA
      25 septiembre, 2016 at 20:27

      Muy bueno. Te saludo desde aquí también con cierto disimulo. Es increíble que ser actor sea una carrera, cuando casi es una función vital de nuestra psique.

    • Mariela Morrone
      14 diciembre, 2018 at 21:59

      Sí, Sonia. Pero lo maravilloso de haber descubierto a qué categoría pertenecemos es que, si queremos, podemos cambiar el relato. Saludos.

    • Anemona
      15 diciembre, 2018 at 21:16

      Sí, Sonia. Pero lo maravilloso de haber descubierto a qué categoría pertenecemos es que, si queremos, podemos cambiar el relato. Saludos.

    • 4 noviembre, 2019 at 18:31

      Me he sentido identificada en tu presentación, a más he de decirte que aunque sea un camino difícil siempre se fiel a lo que sientes y al menos no pareceremos marionetas de lo que los demás quieren…. Aún así me encantó tu escrito.

    • 25 julio, 2020 at 11:25

      Me ha encantado.

  16. Cintia
    5 septiembre, 2016 at 23:31

    Me llamo Cintia y a mis 21 años de lo único que estoy segura es que me encanta leer y algún día me gustaría publicar mi propio libro. Pero tengo tantos sueños que no sé si podré cumplirlos todos. Quiero viajar, conocer lugares nuevos, supongo que esto es el resultado de haber pasado mi niñez viajando con mi papá que es camionero.
    Tengo pocos amigos, pero creo que en la amistad es mejor la calidad que la cantidad. Una de mis amigas la conozco desde el jardín de infantes, me gusta hablar con ella tenemos diferente puntos de vista y eso hace que pueda ver las cosas de otra manera. Otra amiga la conocí en la facultad y con ella tenemos más cosas en común.
    Creo que tengo una imaginación muy fuerte, las historias llegan a mi cabeza como si fuera una película que estuviera recordando, aunque a veces cuando más ocupada estoy (tal vez porque casi nunca estoy totalmente concentrada en lo que estoy haciendo).

    • Susana
      27 agosto, 2020 at 12:06

      Tienes tanto por delante, jamás creas que no llegarás a cumplir nada. Solo propontelo y a volar. Un saludo

  17. Yanay
    6 septiembre, 2016 at 05:05

    Soy quien un día descubrió que podía poner en palabras el lenguaje del alma, y entonces comprendí que dentro de mí había muchas vidas y mundos por contar. Desde entonces, veo la vida con otros ojos.

  18. 6 septiembre, 2016 at 19:02

    Soy dos formas de sonreír.
    La primera se activa de forma instantánea. Sin haberlo planeado.
    Mi corazón tarda exactamente 0,01 segundos en procesar un momento feliz y llevarlo a mis labios en forma de sonrisa.
    La segunda es la cordial, la que va directamente del cerebro a los labios, sin pasar por el corazón.
    Durante un día normal, uso las dos a partes iguales, en imperfecto equilibrio.
    Soy dos formas de llorar, la segunda es de risa.
    En búsqueda de la pieza defectuosa del reloj que convierta los instantes felices en infinitos.
    Vivo a 36 revoluciones por segundo. En constante crecimiento.

    • Natalia
      6 septiembre, 2016 at 19:28

      «La segunda es la cordial, la que va directamente del cerebro a los labios, sin pasar por el corazón.
      Durante un día normal, uso las dos a partes iguales, en imperfecto equilibrio.»
      Muy bueno, me gusta 🙂

    • Mariana
      14 noviembre, 2018 at 18:35

      Me gusta mucho cómo escribiste esto!

    • 25 julio, 2020 at 11:27

      Me ha gustado muchísimo. Un análisis muy poético de ti misma.

  19. Azul Bernal
    7 septiembre, 2016 at 23:30

    Arena. Yo digo que soy arena, pero tú dices que soy el mar. Soy el mar profundo, el mar danzante, el misterioso océano. Pero soy también la playa. La playa tuya, porque eres tú quien, a cada vuelta de la esquina, se aleja en pos de otro amor. Yo soy esa playa firme, húmeda. Permanezco inamovible, siempre esperando tus orillas. Tú, como el mar, vuelves una y otra vez para estallar a lo largo de mis extensiones. Sí, yo soy el mar en la mirada, pero soy playa en los andares de mis pasos. Tú eres oleaje en tus maremotos internos, y eres arena en el color de los ojos con que me miras cada vez que ante mis litorales vuelves a anclar. Así soy, así eres.

    • Mariana
      14 noviembre, 2018 at 18:33

      Me encanto!

  20. Maire Reyes
    8 septiembre, 2016 at 07:41

    Richard Gere, Mark Ruffal, Gerard Butler a ninguno de ellos verías en mi película. Porque no soy la Protagonista esa sin duda ser America Ferrara porque se parece a mi físico, pero de hecho soy la que la escribe y dirige esta obra que soy yo. Escribir ha sido uno de solo dos barcos que sobrevivieron al Pearl Harbor que significo crecer y recibir porrazos ¿Fea la Comparativa? Hey dije que soy la directora de la película eh. Mucho cuesta llegar a las metas. Y de eso se trata, en realidad.

  21. milka
    8 septiembre, 2016 at 15:40

    I
    Enclaustrado mi deseo
    en la espera
    Me defino:
    Témpano que sangra
    II
    Vuelto este temblor
    -epicentro entrañas-
    Me defino:
    Fumarola adormecida:
    Ansiedad
    III
    Ahumado de cristal intercesor
    a tu través, el árbol festivo
    personifica la primavera en trópico
    que soy
    IV
    Me invento un futuro en e tiempo lineal
    música
    sonidos
    canto mediático
    poesía
    palabras
    español mediático
    Solo soy lo que digan ser
    Acuerdos

    • Katerine
      23 noviembre, 2016 at 15:45

      Muy bueno

  22. jnpdiaz
    8 septiembre, 2016 at 23:47

    En la superficie soy moreno, ojos negros, cabello del mismo color un poco ensortijado. Al punto que me decían el colocho cuando era pequeñito. Nariz algo achatada, herencia de muchas razas. Uno sesenta y tres de altura y algo crecido a los lados a esta edad. Cuarenta y cinco septiembres ya sobre la faz de la tierra deben de haber cambiado, ya, varias veces lo que era hace diez años.
    En lo profundo: que es donde me conozco un poco más puedo resumirme como un ermitaño, huraño y amante de la soledad. Cuando era pequeño, además de tener el cabello ensortijado, era muy sensible a los cambios del clima. Cuando llovía se me posaba una gran tristeza en el alma al punto de hacerme llorar, y cuando el sol quemaba demasiado era como un autómata hacia ningún lado. Cuando los paisajes ante mí vestían de niebla, solía sentir identificado con ellos.
    Ahora, en este momento, soy simplemente alguien amargado de la vida, pero al menos no espero nada de nadie. Sentir ya no es lo importante sino reflexionar sobre la vida y la proximidad de la muerte. No, no soy un pesimista, aún no. Pero falta una gota de rocío para llegar allá.

  23. 16 septiembre, 2016 at 22:20

    ¡Hola!, mi nombre para este taller es farranz1941. No, no soy un personaje conocido que se esconde detrás de un seudónimo por si lo que escribe es un bodrio. En mi caso, es cómo me conocen en muchos concursos y talleres literarios.
    Tengo setenta y cinco años y llevo unos cuantos años disfrutando con mi segunda pasión, la escritura; ya que como no podía ser de otra manera, la lectura es la primera.
    Por motivos que no vienen al caso, he estado más de seis meses sin poder dedicarme a la rutina establecida por mí para escribir y ahora he notado que me falta un poco de agilidad. Es por esto que me he apuntado al taller.
    Y como me gusta compartir os voy a dejar la dirección de mi blog.
    http://farranz2.blogspot.com En el encontrareis de relatos, micro relatos, pensamientos, reflexiones etc. Y a través de bubok.es recopilaciones de lo publicado, ¿Qué nos dice la Biblia? La última escapada, Regreso al pasado. Casi todos estos títulos pueden descargarse gratis. Y por último En el jardín olvidado, mi última novela publicada por Didot.

  24. Patricia B.C
    22 septiembre, 2016 at 19:18

    Definirme, de manera sutil y breve: No soy.
    Y ahora me pregunto ¿Quién es?
    De repente, te paras a pensar y efectivamente, no eres quien creías que eras. Tan cierto como que simplemente no eres, porque te vas modelando con el paso del tiempo. Pero siempre habrá algo que nos acompañe, algo inmutable, a eso lo llamo esencia.
    No soy castaña, ni alta, no soy imperfecta, no soy egoísta ni tampoco entusiasta.
    Lo que soy es mi propia esencia, esas gotas de romanticismo e individualismo. Soy el intento de conservación de «mi propio yo»

  25. Patricia B.C
    22 septiembre, 2016 at 19:42

    Dejo aquí mi blog, lo acabo de empezar con mucha ilusión, y aún no se bien como darle vida https://patriciabentezcorts.wordpress.com/

  26. WOLFBLUE
    25 septiembre, 2016 at 03:25

    Introducción

    Si en verdad quieres conocerme, saber mi esencia; entonces, tomad e inspeccionad mis zapatos.

    Ellos contienen la tierra de tantas aventuras, la saliva de algunos besos y la presión de mis angustias.

    Para ti quien quiera que seas, no hace falta que te dé mis zapatos. Solo seguid leyendo…

    • armando
      25 marzo, 2019 at 15:54

      Genial.

  27. GRETA
    25 septiembre, 2016 at 20:17

    Si debo describirme lo primero que diré es que no se hacerlo en 200 palabras. Creo que ante esta imposibilidad de síntesis, que es una de mis principales características, sera mejor seguir indagando quien y que soy. No me es posible imaginar una mejor forma en esta búsqueda que por medio de la herramienta que nos saco de la «barbarie» y permitió que el ser humano sea un ser histórico: la escritura y con ella la posibilidad de la más amplia comunicación.
    Dicho ésto comienzo con entusiasmo este curso que espero me saque un poco de mi «barbarie» y me brinde nuevas herramientas para trabajar en la inmensa tarea de conocerse y conocer el mundo que nos circunda.

  28. 8 octubre, 2016 at 20:12

    Siempre alerta, sin dejar que nada esté fuera de control. La rutina, la monotonía acaban siendo mis mejores amigas. Intento verme con los mismos colores brillantes que veo al resto, pero sé que jamás podré.

  29. Katerine
    23 noviembre, 2016 at 15:42

    Trato en vano de recordar los días alegres; hay pequeñas chispas, claro, pero días…no lo sé. También es cierto que mi memoria ha fallado tanto últimamente como puede hacerlo un avión herido en plena guerra.

    De donde soy, es el frío, y él me ha invadido hasta las más ínfimas áreas de las células de mis neuronas, de mis huesos, de la vida. He enfermado (las cosas por su nombre), pero si algo aún intento hacer, es escribir por sobre mí y la más penosa debilidad que me inunda hoy.

    IKOB

  30. 17 agosto, 2017 at 21:15

    200 palabras máximo , tan poco que decir , y tanto que expresar , como mi nombre , Ivan , por «Ivan el terrible», según mi padre , es un nombre fuerte , de un emperador ruso, lo que no me dijo fue que mataba a los animales y hasta a su propio padre. Eso si tengo el ímpetu y la gallardía de aquel enigmático y sombrío personaje de la historia , no soy alto como quisiera , pero si lo suficiente como para ver a Mario Vargas Llosa , despreciar a una admiradora suya mientras esta intentaba lograr un autógrafo en un libro pirata , en medio de una multitud por el centro de la ciudad de piura , hecho que marco mi personalidad y me hizo ser mas humilde y atinado en cada acción o palabra sobre todo con los que me quieren o admiran y aunque soy leo el corazón siempre le gana a mi mente , sin duda herencia innata de mi madre , a la que entiendo lo que quiere sin que me mire, oiga o toque tal y como me pasa con la literatura.

    • Mariana
      14 noviembre, 2018 at 18:12

      Me resultó interesante tu modo de escribir!

  31. marta perez suarez
    29 septiembre, 2017 at 15:20

    Yo ,siempre calculando la distancia entre mis pensamientos y mis actos. Soñadora y emocional al 100%
    busco huecos entre las palabras y el teclado , quizá algún día encuentre la cura a la normalidad, solo quizá en lo emocional nada es seguro.

  32. Graciela Irene Cordero
    26 septiembre, 2018 at 16:45

    Soy Glamb, nombre ficticio impuesto por amigos muy queridos que resulta de traducir mi apellido al inglés. Me rebela la injusticia social que provoca la inmundicia del hambre en un mundo pleno de recursos que han sido apropiados inapropiadamente. Tengo sed de justicia.

  33. Olelko
    19 octubre, 2018 at 23:17

    Soy Olelko, necesito volar, necesito no estar, te necesito acá conmigo, te extraño. Quiero caminar en la arena y desaparecer. Necesito no volverte a ver. Deseo cortar las venas de este amor que me atrapa en una historia sin fin, estoy a tus pies y lo sabés. Toco el cielo por un momento y después de nuevo el infierno. Voy a enviar un mensaje en una botella para que alguien me rescate tal vez dentro de dos millones de años. Aquí estarán mis despojos, esperándote.

  34. Mariana
    14 noviembre, 2018 at 16:23

    Aún recurre al papel y el lápiz para escribir. Y eso que hasta usa redes sociales…
    Ser psicóloga mantiene vivo lo intelectual en su vida, no es fácil ser madre, esposa y ama de casa y mantener los ojos abiertos con suficiente motivación para estudiar o leer un libro.
    Pero por la noche, único rato en que todos duermen, se dedica a ella misma sin la presión de las cosas por hacer. Se abren las paginas de un libro, tal vez Freud o Cortázar, tal vez Gabaldon; quizas los auriculares plagian un Sabina solitario o algún rock de aquellos que evocan otros tiempos. Se enciende alguna serie, siempre con subtitulos y volumen en 8 y alguien viaja en el tiempo, o algunos «cazan» a un asesino.
    Cuando el ronquido de quienes ama marca esas gloriosas horas ya está hecho todo lo que pudo ser hecho y entonces, lo propio en ella puede surgir, como este torpe relato que apenas les insinúa lo más intimo de su día.

  35. Mariana Ferraro
    14 noviembre, 2018 at 18:16

    Me encanta el dejo de esperanza que deja ver tu escrito! Tenue pero presente.

  36. Mariana
    14 noviembre, 2018 at 18:19

    Me encantan los dos primeros párrafos… Sorprende lo de los zapatos, y el segundo es poesía.

  37. Nidia
    15 noviembre, 2018 at 01:18

    Niña mujer, de fresca sonrisa. Grácil, inquieta, ansiosa y alegre.
    Querible por muchos y siempre recordada.
    Dura y firme por fuera; blanda y débil por dentro.
    Sensible y permeable.
    Llena de tristezas, frustraciones, angustias, desengaños, abandonos y pérdidas enmascaradas.
    Amiga incondicional, compañera aliada, pareja confidente, amiga y madre sobre protectora, siempre presente incondicionalmente.
    Docente, amante de los niños, de los libros, de pinceles, de colores, de ovillos de lana enredados, del verde de la naturaleza y de las fieles mascotas.
    Soñadora, enamoradiza, esperanzada y creyente.
    Enemiga de la soledad, las enfermedades, la vejez y la muerte.
    Así soy… o así me veo..
    Así la vida me formó… permeable y eterna aprendiz.

    • MaryLu RoRi
      22 marzo, 2019 at 22:01

      Muy bonito! Me hice una imagen muy bella de ti.

  38. Jose
    18 noviembre, 2018 at 23:33

    Dicen de mí que soy callado, huidizo. Digo de mí que soy prudente, observador. Y de tanto escudriñar el mundo, guardo mucha información que canalizo y entrego en forma de relatos o cuentos, que mezclan las vidas reales con las imaginadas. La mía la vivo entre mi cruda realidad y mis sueños imposibles, cosiendo velas a las nubes para que me ayuden a surcarla desde una perspectiva diferente a la que veo por llevar los pies a ras de suelo.
    Aquí me hallo por un clic distraído que me trajo y unos ojos curiosos que no me dejan marchar. Aprender con cada oportunidad que encuentro, de quienes van por delante en estas artes del contar, del relatar y novelar.

  39. Andrea
    19 noviembre, 2018 at 16:11

    Buscando un lugar donde expresar lo que siento y dejar de sentirme invisible. Entro acá y me piden que les cuente quien soy. Eso es justo lo que ando tratando de descubrir, soy alguien que incesantemente, desesperadamenete usa los recursos que tiene a la mano, para expresar las emociones que lleva dentro. Si las saco afuera, tal vez las pueda ver, palpar, leer y entonces tal vez las entienda mejor.
    Soy un montón de Andreas viviendo en mi. mis amigas dicen que soy creativa y compañera. Mis hijas dicen que soy dulce, comprensiva y exigente. mis jefes dicen que soy responsable, trabajadora, con mal carácter. Mis empleados, no estoy segura que dicen ellos…
    Lo que yo digo de mi, es que soy alguien que quiere aprender mirar para adentro, a dejar de mirar para afuera para definirme.

    • Mariangeles Gomez Cambronero
      13 febrero, 2019 at 23:31

      Me gusta tu sinceridad y la eficacia de tus palabra, que son contundentes ademas de armoniosas.

  40. Eric
    22 noviembre, 2018 at 18:43

    Un jovencito con raíces españolas y nigerianas.
    Dicen de mi que soy raro, pero me defino más bien como diferente.
    Mis aficiones, las cuales no tengo mucho tiempo para hacer, son el baile, el teatro moderno y por supuesto, la lectura.
    Me encantaría adentrarme al mundo de la escritura, soy muy principiante. Tengo mucha creatividad e imaginación. Mi vocabulario no es muy extenso, pero puedo aprender con mucha facilidad e interés ya que es algo que a mi me encanta.

  41. Aria Scee
    6 diciembre, 2018 at 00:15

    Complicada
    Salvaje
    Alocada
    Como una llama de fuego
    En un huracán
    Donde cada ráfaga me puede apagar

    Introvertida
    Tímida
    Vergonzosa
    Como un caracol
    Cuando sale de su caparazón

    Pero viva
    Arriesgada
    Y yo
    Totalmente yo
    Hasta que me maten

  42. julieta
    7 diciembre, 2018 at 04:42

    Mi piel es vasta porque sino no habría lugar para todas mis emociones, intereses, deseos y ambiciones. Y mi hombre dice que es suave. Mis curvas son sinuosas, recorren desde las alegrías más enormes al escuchar una canción de fiesta hasta las tristezas más profundas de los dolores del alma. A través de una mezcla de colores rosados, rojos y azules veo la vida, aunque la gente insista en que mis ojos son marrones. Después viene lo normal… cinco sueños en cada mano, unos más cortos, como el meñique, que me pide que le cumpla lo de esos zapatos, y otros más largos, como el mayor, que apunta orgulloso hacia arriba cuando los demás se esconden al exigirme que viajemos y volemos y escribamos mil novelas sin importar nada de nada; la familia, el amor, los amigos, y el trabajo se extienden alargados a mi alrededor, me hacen andante y me ayudan a moverme tanto como a alcanzar lo que quiero. Y yo los adoro. Y una bomba me aprieta y contrae en sístole con sus lagrimitas y angustias y me relaja en diástole cuando sonríe. Solo tiene 5 y sin ella no habría latido. Se llama Cata. Yo, Julieta.

    • Aria Scee
      7 diciembre, 2018 at 23:53

      Muy bonito.

  43. Mariela Morrone
    14 diciembre, 2018 at 21:02

    Después de tantos años, me encuentro sumergida en este fascinante mundo de entretejer palabras otra vez. No sé como resurgió. Seguramente fueron sutiles puntos en las cosas cotidianas que, ante mi inconsciente indiferencia, fueron mostrándose con más peso cada vez, hasta que la evidencia fue tan clara que me empujó a ver el nuevo paisaje que se abría ante mí; conocido pero dispuesto a ser vivido por una nueva persona.

  44. Anemona
    15 diciembre, 2018 at 20:57

    Después de tantos años, me encuentro sumergida en este fascinante mundo de entretejer palabras otra vez. No sé como resurgió. Seguramente fueron sutiles puntos en las cosas cotidianas que, ante mi inconsciente indiferencia, fueron mostrándose con más peso cada vez, hasta que la evidencia fue tan clara que me empujó a ver el nuevo paisaje que se abría ante mí; conocido pero dispuesto a ser vivido por una nueva persona.

  45. Daniela Garzón
    20 diciembre, 2018 at 23:13

    ¿Quién soy yo? difícil definirlo. Por lo pronto comenzare contándoles un poco de mis sueños, de mi personalidad y lo que hago. tal vez así se puedan hacer una idea aunque sea remota de quién soy.
    Primero diré que soy una futura comunicadora social y periodista de casi 21 años, que ama la fotografía porque encuentra en ella la manera perfecta de plasmaras momentos maravillosos que se suelen olvidar, en especial la análoga porque su antigüedad de la un toque de elegancia y nostalgia que definitivamente toda foto debería llevar consigo. Esta futura periodista también ama los libros que se convirtieron desde hace muchos años las narraciones de su vida,la escritura se volvió parte de su vida en el momento que deseó imitar aquellos relatos que leía constantemente, desde entonces escribir es de todos los días.
    Mi nombre es Daniela y a diferencia de muchos no tiene u significado especial o conmemora a una persona, simplemente necesitaba un nombre y Daniela parecía ser buena idea, mi cabello es una maraña de enredos rizados que van hasta los hombros, mis ojos son grandes y oscuros y mi sonrisa siempre tiene un poco de encía para mostrar.

    • Edit
      1 febrero, 2019 at 18:53

      Tengo ya tu retrato… en algo nos parecemos… Continúa este bello camino de mirar profundo y expresar lo que miras.

  46. Trinidad.
    18 enero, 2019 at 23:48

    Ella está loca.
    O al menos eso parece.
    Habla sola,
    No te mira a los ojos,
    Viste de negro…
    Va siempre con libros,
    O mirando a su alrededor,
    Paranoica,
    Observadora, como sea.
    Escribe tonterías,
    No calificadas como poesía,
    Más bien, son divagues;
    Que muestran lo retorcida
    Que puede llegar a ser…
    Sus palabras duelen,
    Acuchillan y matan.
    Porque se expresa así,
    No es de mala,
    Solo sincera.

    • Efrain
      1 agosto, 2019 at 03:59

      Es una excelente descripción de la sinceridad.
      Muchas veces, y por lo general la verdad duele a muchos quienes en realidad no la quieren oir; pero de esa forma casi metafórica, casi directa es una buena manera de expresarla. Buena idea; la tomare en cuenta. ¡Me gusta!

    • Tula
      8 septiembre, 2019 at 17:51

      Bueno, tal vez describes a una persona sin filtros, la sinceridad no está reñida con la empatía, o si?

  47. VECINO ANA BEATRIZ
    19 enero, 2019 at 02:10

    Nací como muchos, en el seno de una familia tradicional. Fui el «jamón del medio», la segunda de tres hermanos. ¿Es eso bueno o malo? No lo sé. Durante muchos años pensé que seríamos dos, mi hermano y yo. Éramos muy compinches. Pero cuando tenía siete, irrumpió la «adoradita» -como la llamaban a la última de nosotros-. Y el mundo cambió. Cambié muñecas de plástico por una de carne y hueso. Y fui como una mamá precoz, tal vez preanunciando que esa sería la única «hija» que habría de tener…

  48. Grisel Escalada
    21 enero, 2019 at 04:19

    que la noche se vea tanquilamente quieta y los ruidos nocturnos acompañen esa sensacion,
    que la mañana sea totalmente abrazadora con el ascender del sol y su naturaleza matutina despliegue su total resplendor, que no quede mas que la entrega ante tal emocion. que me quede perpleja de cuerpo, mente y alma. sucumbida ante la vida porque emocion es lo que soy.

    • Edit
      1 febrero, 2019 at 03:58

      Emoción te llamo porque así te presentas. Te adivino… Que tus palabras pinten de luz y color lo profundo de tu ser…

  49. 21 enero, 2019 at 20:16

    Es imposible predecir cuando llegaran los malos momentos, los malos meses y las malas semanas. Tampoco es posible saber cuales serán las causas de esos deprimentes tiempos, pero esa no es la parte mala de la vida, esa no es la verdadera tristeza de vivir; la verdadera tristeza es que cuando estas viviendo todo esto, no eres capaz de saber, ni siquiera de pensar en cuando o si acabara ese sentimiento, esa tristeza tan difícil de describir. Eso nos lleva a sentir tanta soledad, tanta “nada” que acabamos haciendo drásticas decisiones.

    ¿Alguna vez has sentido eso? Ese dolor en el pecho que en verdad no es dolor, solo es vacío. Y pasan tantos días, tanto tiempo mientras tu solo sientes un gran vacío, entonces empiezas a pensar que no tienes nada dentro, no tienes alma ni sentimientos… y entonces sientes que ya no te tienes a ti. Te has vuelto nada, y es así como empiezas a definirte.

    ¿Alguna vez has sido nada? Más importante aún, ¿Alguna vez te has vuelto amigo de la nada?

    Yo solía pensar “No soy nada y nada seré, pero, alguna vez algo fui. Aunque no sé que.»

    A veces, aún lo pienso.

    • Renata A
      26 enero, 2019 at 20:04

      ¡Vaya, qué difícil resulta empezar a escribir para hablar de una misma!
      A las dificultades consabidas del enfrentamiento con el folio en blanco, se une el pudor y, por qué no decirlo también, temor a la opinión del foro. No solo se somete a la opinión de los demás el escrito, sino que también de alguna manera se añade una doble consideración: por una parte, el contenido de nuestra auto descripción, y por otra (y otra vez se expone una) a la opinión que pueda provocar esa forma de hablar de nosotras mismas.
      Hace pocos años, por diferentes e importantes circunstancias, decidí que me merecía la pena vivir solamente si lo hacía con plena consciencia, pleno disfrute, degustando cada momento y sobre todo, con valentía. Comprendí que conservando el temor a la opinión de los demás, decididamente nunca iba a vivir profundamente. Por eso, no me importan demasiado las reflexiones que acabo de expresar, y por tanto puedo decir, sinceramente, que soy una mujer luchadora, que persigue apasionadamente sus metas, a veces con mayor acierto que otras, y sobre todo, después de haber pasado por momentos comprometidos en la salud, que estoy enamorada de la aventura de vivir.

    • Renata A
      26 enero, 2019 at 20:10

      LeriaO, me ha gustado tu texto, tanto desde el punto de vista literario como desde el de identificación. No hasí exactamente, pero alguno de los sentimientos que manifiestas, lo he experimentado a veces. Saludos. Renata A

    • 27 enero, 2019 at 19:23

      La frialdad como decirlo sin que suene horrible, simplemente es algo que está dentro de mi, es horrible no sentir, parece que mi corazón solo late pero no siente, el querer ser buena sin serlo realmente el hecho de hacer actos de bondad no sirven si tú mentalidad piensa en cosas malas
      La locura es parte de mi, viene como mi amuleto junto con mis ocurrencias
      Es difícil ser alguien despistada y olvidadiza porque siempre hace que me estrese este hecho y ande de mal humor
      Porque soy la reina del mal humor, me verán ser insensible sin una pizca de compación y con esa maldad muy escondida que para ser sincera sé que todas las personas llevan

    • Edit
      1 febrero, 2019 at 03:52

      Hola LeriaO

      Una vez sentí un dolor interior muy profundo… En ese espacio de tiempo infinito me repetía: «Yo sé que pasará» Y un día pasó… Desde entonces me gusta abrazarme como MUJER de ESPERANZA.
      Abrazo la riqueza de tu nada…

  50. Gimena
    24 enero, 2019 at 14:23

    Una sátira sobre mi oficio.

    Estimada redactora: Le escribo para solicitarle un artículo sobre “La Salud de la Mujer”, en el cual se destaquen, subrepticiamente, los fantásticos beneficios de PlenaMisère-2. Esperamos que su lenguaje persuasivo sepa inventar las bondades de este innovador descubrimiento, imprescindible para contrarestar los efectos secundarios de PlenaMisère-1, tanto como nosotros nos esforzamos en pagarle por la insignificante tarea de escribir, la que todos sabemos, cualquier estúpido puede hacer desde el segundo grado.

    Esperamos el texto urgentemente, pues lo necesitamos para impulsar el éxito del lanzamiento. Aunque para cobrar sus honorarios, escríbanos el mes que viene, unas 5 o 6 veces, pues tenemos cosas más importantes en las que ocuparnos, como pensar en cómo hacer más dinero satisfaciendo las necesidades emocionales de nuestro decadente público objetivo.

    Esta semana le estaremos enviando otros 146 productos para que su creatividad muera definitivamente escribiendo noche y día sobre lo que va en contra de sus más íntimos principios. Pero sabemos que usted nos necesita y agradece poder vivir de la escritura, por ello desde ya le adjunto la factura por nuestros servicios, que deduciremos de su sueldo de este mes.

    Sin más, le saluda atte,
    su jefe de turno.

  51. Edit
    1 febrero, 2019 at 03:33

    Hija de tierra inhóspita

    Mi secreto fue aceptarte inhóspita,
    agreste, desértica, solitaria…
    Beber sedienta tus ansias,
    abrigarme con tu magia.

    Mi secreto fue erguirme y afirmarme
    y floreciendo abrazarte.
    No ceder, nunca ignorarte,
    mil esperanzas contarte.

    Mi secreto fue aceptarte inhóspita,
    agreste, desértica solitaria,
    no secarme, no llorarte
    y con tus lagrimas regarme.

    Mi secreto fue ser siempre cactus
    y crecer en tus entrañas,
    aceptar la tempestad,
    desafiando tus marañas.

    Mi secreto fue aceptarme hija,
    amiga, hermana y planta,
    navegar en tu arenal,
    florecer en tus montañas.

    Mi secreto fue ser un cactus,
    tu flor, tu espina, tu planta.

    • Anaclara
      12 febrero, 2019 at 14:05

      Hola, Edit. Me gustó mucho tu poesía de presentación.

  52. 7 febrero, 2019 at 09:10

    Me encantaría poder decir: “Hola a todos… Soy Bob y hoy, hace tres semanas que dejé la bebida. El problema, es que no recuerdo dónde.”. Pero, no soy Bob, y no puedo dejar la bebida, simplemente por que no bebo. Bueno, si bebo, un poco. Bebedor social, sería el nombre. Qué cuernos será ser bebedor social…? Vas de tu vecino con una botella y un par de copas, le tocas timbre y… nop. En fin, aquí me tienen, dándole vueltas al asunto… al fin y al cabo, a quién puede importarle que vivo en Buenos Aires, que amo escribir, que desde que me enteré que Word permite ponerle color al fondo de la página, no conozco el síndrome de la página en blanco; que adoro los escritores clásicos de cuentos y novelas, que aunque no soy una modelo de tapa, me gusta Borges y Sábato, pero también Cortazar y una larguísima lista internacional, la gran mayoría todos muertos; supongo que para no apenarlos si se enteraran que yo los leo. Bueno, no quiero aburrirlos… ya se nos viene encima el límite de las 200 palabritas, así que fue un gusto que me hayan conocido. Atte. El inigualable Armando M. Roig

    • Anaclara
      12 febrero, 2019 at 14:02

      Hola, Bob… digo, Armando. Me has hecho reir. ¡Gracias!!!

    • Adripat
      2 marzo, 2020 at 20:13

      Este texto estuvo educativo (yo no sabia que Word permite ponerle color al fondo de la página)
      y el toque de humor me encanta !

  53. Oscar Aponte
    10 febrero, 2019 at 05:38

    Breve relato sobre mí

    Hace años no escribo absolutamente nada, menos de mí. Los días transcurren uno tras otro sin avisar, de vez en vez noto un nuevo pliegue en mi cara y algunos cabellos perdiendo su castaño original. A veces sonrío con sinceridad, la mayoría de las veces es sólo una mueca ensayada. Mi terapeuta dice que soy una persona depresiva funcional, eso me da alivios, supongo, al menos aún no me ha llegado la idea del suicidio, miento, vaya que ha pasado por mi mente en muchas ocasiones, lo que pasa es que soy muy cobarde para hacerlo, así que por eso voy a terapia, por las noches tomo un cuarto de pastilla de clonazepam y por las mañanas fluoxetina. Lo que les cuento no es nada extraordinario, según las Organización Mundial de la Salud somos alrededor de 350 millones de personas deprimidas en el mundo, vaya, ni en eso soy especial. Quién lea esto probablemente asuma que soy un tipo poco agraciado con serios problemas de autoestima, puede que sea cierto, pero al menos el sexo no falta…

    • Nora
      25 mayo, 2019 at 18:52

      Hola, Oscar.

      Es una porquería que la depresión exista. Nunca me la diagnosticaron, pero tampoco voy a terapia como para saberlo. Sin embargo, el año pasado fue uno de los momentos más oscuros que tuve. Apenas me levantaba porque tenía una responsabilidad con mis hijas. De no ser por ellas, posiblemente ni eso.
      Fueron una serie de mudanzas, entre ellas volver a escribir (tampoco lo hacía hace mucho tiempo) que mi energía empezó a cambiar.
      No digo que esta sea la salida, simplemente que espero que encuentre algo que te ayude a enfrentarlo. Sino, bueno… por lo menos el sexo no falta. xD

  54. Ana
    12 febrero, 2019 at 13:51

    Salida familiar por festejo de año nuevo. Regreso nocturno por ruta. De repente ruido fuerte. Cubierta reventada. Auto fuera de control.
    Por suerte no pasa a mayores, sin embargo susto grande. Sobre todo cuando baja del coche sin mirar y auto, a toda velocidad, por poco la atropella.
    Desde aquel momento aparece en habitación espíritu blanco como fantasma, pero con ojos rojos semejantes a faroles de coche. Noche tras noche, espíritu no la deja dormir.
    Ella pide consejo para que él se mude. Que cambie de hogar y permita conciliar sueño. Por favor, quien pueda colaborar.
    Ah, Anaclara la llaman.

  55. Mariángeles Gómez-Cambronero
    13 febrero, 2019 at 23:19

    De niña escribía siempre; escribía cada día; lo hacía en el colegio, en casa,bajo las sábanas con una linterna cuando mi madre me creía dormida.
    Escribía sobre todo aquello que llenaba mi espíritu: cuentos, fantasías, vehementes propósitos y apasionadas confesiones de amor.Escribía sobre mí misma, mis sueños y anhelos, pero tambien llenaba páginas y páginas con caóticos y abrumadores pensamientos, que atravesaban mi mente como luces meteóricas, en busca de la verdad y el propósito de mi vida.
    Con los años , cambiaron mis deseos y mis letras, y escribí historias de aventuras y amores, de viajes y misterios…. que sólo contemplaron mis ojos.
    Despues la vida llegó y la dulce imaginación se durmió. Espero despertar.

  56. Natalia
    16 febrero, 2019 at 00:31

    Una parte de mi esta muriendo de a poco y quiero descubrir si quiero salvarla o si quiero dejar que siga muriendo, todavía no me decido.

  57. AnaKatherina
    19 febrero, 2019 at 21:05

    En mí habitan esas dos personas que constantemente luchan por salir a un mundo, que ninguna de ellas comprende.

    Una es un alma pasada, llena de sueños no cumplidos. Alma rota de un pasado que se ahogó en momentos que no debieron suceder. Mente llena de perdones que nunca se pronunciarán. Arrugas de una lucha que ¿acaso merecía?

    Otra es una cara llena de sonrisas de un presente, lleno de amor, de victorias. Soy esa esperanza de que todo llega, todo pasa, y todo tiene su por qué.

    Puedo ser ambas, o quizás ninguna. Puedes preguntar y te dirán una de ellas, todo depende de quién mire en nuestros corazones, pero jamás acertarán porque ¿acaso se yo misma quién soy? ¿cómo va a saberlo alguien más?

  58. virginia martín
    23 febrero, 2019 at 13:28

    Hola. Soy Virginia. Me gusta el teatro, la música melódica y por supuesto escribir. Lo hago en relatos y poesía, aunque me veo mejor en los primeros Participo en concursos literarios desde el año pasado y soy socia del centro de escritores de mi ciudad Desde niña inventaba historias, al punto que escribí pequeños bosquejos de obras de teatro que representaría junto a mis primas y hermanas en la fiesta de fin de año para toda la familia , jaja, y al final nada pasaba .

  59. Oscar Aponte Z
    27 febrero, 2019 at 07:30

    Breve relato sobre mí

    Hace años no escribo absolutamente nada, menos de mí. Los días transcurren uno tras otro sin avisar, de vez en vez noto un nuevo pliegue en mi cara y algunos cabellos perdiendo su castaño original. A veces sonrío con sinceridad, la mayoría de las veces es sólo una mueca ensayada. Mi terapeuta dice que soy una persona depresiva funcional, eso me da alivios, supongo, al menos aún no me ha llegado la idea del suicidio, miento, vaya que ha pasado por mi mente en muchas ocasiones, lo que pasa es que soy muy cobarde para hacerlo, así que por eso voy a terapia, por las noches tomo un cuarto de pastilla de clonazepam y por las mañanas fluoxetina. Lo que les cuento no es nada extraordinario, según las Organización Mundial de la Salud somos alrededor de 350 millones de personas deprimidas en el mundo, vaya, ni en eso soy especial. Quién lea esto probablemente asuma que soy un tipo poco agraciado con serios problemas de autoestima, puede que sea cierto, pero al menos el sexo no falta…

  60. MARCELO MERMOZ
    4 marzo, 2019 at 22:53

    Soy el resultado de una experiencia que dejó de ser teoría y se convirtió en realidad hace 59 veranos. Me miro y veo un hombre que tiene un rostro cortado a pico, con más ángulos que curvas. Con un cuerpo que me da trabajo sostener, mi cerebro busca sin saber que quiere ni cuando parar y tengo, acerca de la vida, un millón de ideas que me aburre de solo pensar en llevar a la práctica, porque formar hábitos gasta mucha energía. A menudo me levanto temprano para deambular como un fantasma con pasos densos y movimientos torpes. Me asombra la cantidad de imperfecciones que acumula un cuerpo y me sé huésped de unos cuantos molestos: Soy casi pelado, con la resignación que da el tiempo, un poco miope esclavo de esta suerte de artilugios que viven por delante de mis ojos. Algo baqueteado de columna, me apoyo sobre dos pies que a diario me amenazan con iniciar una huelga. Leo algo, estudio poco y trabajo mucho. Vivo atándome para que mi boca no domine la mayor parte de mi tiempo libre y hablo poco. El teclado es un amigo en ocasiones, y soy habitué de cafés y espacios abiertos. Amo viajar, aunque puedo hacerlo en contadas ocasiones y me gusta observar y re-pensar la vida y sus actores.

  61. Barbara Saulesleja
    8 marzo, 2019 at 14:48

    Aqui me tienen, buscadora de lo misterioso, deseosa de reencantar el mundo.
    Amante de JK Rowling, Michael Ende, de la poesía de Khalil Gibrán, Juana de Ibarbouru, Amado Nervo, Walt Whitman y tantos otros, del teatro de Shakespeare y Alejandro Casona.

    Siguiendo sus huellas y la aventura, poesía y magia de la naturaleza me encuentro.

  62. Kruzi
    9 marzo, 2019 at 22:37

    Hola, soy Kruzi y me encanta escribir, aunque no tengo ni idea de hacerlo. Empiezo y no termino, En mi cabeza invento mil historias que al intentar pasarlas al papel se difuminan y diluyen, con lo cual, papel en blanco.

  63. 15 marzo, 2019 at 13:34

    Un tanto de ángel y otra dosis de demonio, entre muchos fantasmas blancos, grises y negros.
    Una lucha diaria que suman cada tanto lo suficiente para una batalla y dar vuelta la página.
    Recomenzar.
    Reanudar esta vida que considero normal porque todos vivimos sufriendo felicidad.
    La felicidad, creo, es un anhelo al cual nos debemos conformar con una extensa cuota de paz.
    La felicidad límpida no es de este mundo pero tampoco imposible.
    Por eso se sufre la felicidad.
    Se sufre no comprenderla, no encontrarla, que no haya recetas, que sea única para cada ser y que sea tan fantástica, probablemente.
    Me arriesgo.
    Seguro que es fantástica, mágica y lo maravilloso que una vez encontrada es imperdible, inmutable, segura, saludable, creo que te consuma como persona. Te completa. Te finaliza. Te concluye.
    Me siento llamada a ella, como toda persona humana. Y es posible alcanzarla. Tomarla de la mano, no soltarla y que no te suelte.
    Esta es mi búsqueda.
    Di que buscas y te diré como eres. ¿Lo dijo alguien? Parece sensato.

  64. Claudia Lucia Sandoval
    18 marzo, 2019 at 21:52

    Un vistazo a quien soy. Mi nombre es Claudia Lucia, latina de un país tropical, por lo tanto muy alegre y servicial apasionada por la vida y por sus pequeñeces que a veces traen tantas alegrías y desilusiones. Sin embargo el sol radiante aparece al otro día y todo es nuevo. Comencemos con deliciosos olores, sabores y texturas, pequeñas cantidades de amor en cada bocado para los míos. Un tiempo para Él que lo creó todo, que es mi motor, mi aliento, mi sostén y me inspira para amar a los otros.

    • Porfilio Correa
      24 marzo, 2019 at 03:21

      Soy como el mar de bonanza: tranquilo en superficie, más cargado de sorpresas bajo las blandas olas.

  65. beylis
    19 marzo, 2019 at 21:13

    Lo primero que hizo al cumplir sus cuarenta años fue ir directo al espejo y darse cuenta que ahora no podía borrar, ni siquiera disimular las arrugas que el tiempo le había dejado, por lo que consideró que éste era el peor de los regalos. Su nombre era Ivan, ahora lucía más delgado, y con algunas canas que desobedientes se dejaban notar. Todas las noches, antes de ir a la cama, su mujer le frotaba las rodillas para calmar esa terrible gota, se levantaba tres o cuatro veces para ir al baño. Ya se había acostumbrado tanto a esta rutina, que el día que no se levantó lloro de pena.
    Muchas noches consideró que podría comunicarse con alguno de sus parientes, pero el pánico a coger el teléfono y no saber que decir lo atormentaba; entonces regresaba a su cama silencioso, dejando que esos pedacitos de terror, que había juntado tanto tiempo, le sirvieran de almohada.

  66. Lupita Romo
    22 marzo, 2019 at 21:55

    Solo tomo té, dejé el café cuando me pareció que podía prescindir de la taquicardia. A veces soy muy banal y a veces soy muy profunda. La intensidad es una de mis características más grandes, si te quiero, te querré con toda la intensidad que mi cuerpo pueda aguantar, pero si te odio caerás en un hoyo profundo de olvido, donde estas igual de vivo que mis tatarabuelos.
    Siempre tengo hambre y si tengo que elegir entre una cerveza o un mezcal, el último siempre ganará. El olor a lavanda me mueve por dentro, mientras que la mezcla navideña manzana canela me revuelve el estómago. Siempre digo que si a los planes aunque 40 minutos antes de tener que salir me odio a mí misma por haber dicho que sí.
    Retomando el tema de la intensidad; me puedo describir como “fan”, cuando las cosas me gustan tiendo a obsesionarme con eso buscando toda la información posible. Siempre lloro en las películas y disfruto particularmente de los musicales. Lloré cuando terminó la última película de Harry Potter porque sabía que significaba el final de mi adolescencia; spoiler alert me sigo sintiendo como adolescente a pesar de que casi cumplo 30 años.

    • Adripat
      2 marzo, 2020 at 20:18

      Quedo claro que eres apasionada.

  67. armando
    25 marzo, 2019 at 15:57

    En el consultorio de un hospital, estaba una mujer a la espera de ser atendida por el ginecólogo. Mientras ella espera, estaba dentro de su barriga el niño más hermoso, deseado y esperado por la familia. Ese soy yo, Armando Ariza Martínez. Mi madre me cuenta que cuando estaba en su barriga ella sentía que yo siempre estaba en constante movimiento, incluso cuando estaba sin moverme. Y que cada vez era peor, la única manera que ella encontró para calmarme fue escuchar música, leer, ver tv, pero aun no era suficiente. Llego el día de nacer y salí a ver la luz del mundo. Al paso de los años fue creciendo, no precisamente de estatura, pero crecía. En mis primeros años de vida y que podía razonar estuve en la escuela, hice mi primaria, secundaria y estudié un técnico en las Artes Escénicas, inicie en el mundo del teatro a temprana edad, realice cursos en teatro, tv, cine, doblaje, canto, danza, pantomima, producción de espectáculos y mucho más. Me caracterizo por hacer muchas cosas al mismo tiempo, por ser buen amigo, alegre, amargado, pragmático, optimista, soñador, sabiondo e incluso por tener siempre una sonrisa para los días buenos y malos.

  68. π
    27 marzo, 2019 at 19:32

    3.1415… π, esa soy yo, no soy una fracción común, no soy matemática ni siquiera me atrae la aritmética, lo que a mi me gusta es la aventura, soy del mar, mamá de los delfines, hija de la revolución, hermana de la filosofía. De pasos firmes, de palabras honestas, romántica empedernida en un mundo de gigantes. Amo mi ser, amo mi espíritu, yo soy π .

  69. Marian
    31 marzo, 2019 at 04:52

    Cada día busco aprender algo nuevo.
    No quiero ser uno más del montón, quiero marcar una diferencia.
    Me gustaría llegar a la gente de una manera que les toque el alma, y sé que atreves de un texto, una novela, un poema o simplemente una frase de mi autoría, algún día, tal vez, logre llegar y cumplir un gran sueño.
    Mientras escribo para mi y para mis allegados, sus criticas me ayudan a avanzar, a querer aprender más, es por ello que todos los días busco algún libro nuevo para leer, o algún texto para reflexionar.
    Con convicción, confianza y perseverancia todos llegamos al lugar en donde queremos estar. Algunos tardan más, otros cortan camino, pero, en fin, todos llegamos.
    Hoy me propongo llegar al lugar donde quiero llegar… poder convertirme en un gran escritor

    Mariano Repollo

  70. Xanebel
    9 abril, 2019 at 16:46

    Tengo el cuerpo frío y el alma cálida, soy dormilona y madrugadora, disfuncional y pragmática.
    Tengo los ojos claros, la mirada oscura y mi cariño está lleno de aristas.
    Soy inteligente…. y soy rubia. Soy ingeniosa y aun así mis palabras tienen un áspero vértice de silencio.
    Soy transparente tras el muro que me oculta, y una persona fuerte, de esas que se derrumban con sandeces.
    Ligera y comprometida, soy una urbanita saturada de ciudad.
    Perfectamente imperfecta soy pura contradicción… o no.

    • Wenceslao R.
      24 abril, 2019 at 00:06

      Me gustó tu descripción

  71. Nicolás
    16 abril, 2019 at 22:06

    Soy Nicolás E.B.

    Soy Nicolás y complico todo lo que hago, lo que pienso y lo que siento. Tengo 22 años, bien vividos (en lo que cabe) y una vida ordinaria y simple como la de la mayoría, más simple que ordinaria. Vivo con mis dos padres y mi hermano menor, al cual le llevo 11 años de diferencia. Estudio una carrera que no me apasiona y trabajo en el sector privado que tampoco me emociona. me encantaria tener el conocimiento para poder escribir de mi pero realmente no sé qué es lo que quiero en la vida, no me conozco en lo absoluto. Siento andar en la nada mientras observo como la vida y el tiempo se me van en el diario vivir. Carezco de talentos destacables entre lo colectivo y encajo perfectamente en cualquier cliché social.

    • Alberto Pulido Cuellar
      27 noviembre, 2019 at 04:49

      Hola, es bueno tomar un momento en el día para meditar y encontrarte con tu ser interno.

  72. Hernando Toro
    18 abril, 2019 at 16:43

    De nuevo estoy sentado frente al computador. Hace un par de semanas interrumpí otro curso online de budismo con el que esperaba encontrar algunas claves para no repetir la crisis de ansiedad que de nuevo asomaba en mi vida. Tan solo necesité tener la nariz fuera del agua y suspendí las lecciones. Así transcurre mi vida de abogado, asomando apenas un poco de mi humanidad para salvarme a través de otros seres. Al cumplir los 35 años me prometí introducir cambios en la vida. Eso que llaman ligeramente «tomar el volante», como si acaso todos debiésemos saber conducir. Yo no sé conducir pero tengo licencia. Encontré trabajo en un resguardo indígena y salí de Bogotá huyendo, como lo hago desde hace 5 años. Cambio de trabajo, padezco breves amores e infinitos odios y me esfuerzo por esforzarme, sin ningún resultado. Mi infancia es el escenario más prolífico para la construcción del personaje que da réditos amatorios. Mi origen popular atrae especialmente mujeres que han tenido otras trayectorias de vida y desconocen el caricaturesco “bajo mundo”. Cuando agoto esa obra, con una y otra variación, ya ha empezado la decandencia. Entonces vuelvo a sentarme al computador, buscando introducir cambios en mi vida.

  73. William F.
    22 abril, 2019 at 03:55

    Creo que cada palabra tiene otra y otra que la complementan como parte de un todo. Lo que vivimos a diario es parecido, cada segundo es una palabra, cada hora es un parrafo, cada dia es una escena. Esa es nuestra vida, incierta, impredecible. Con aciertos y errores. Imposible determinar que puede pasar mañana.
    ¿Has sentido a veces que lo que lees es mas real que tu propia vida?

  74. Wenceslao R.
    24 abril, 2019 at 00:15

    Cuando llueve tengo la sensación de una nostalgia atorada en la garganta. Miro la calle y me pierdo en el sonido de las gotas al caer. Intento descifrar la soledad interna que existe desde mi infancia, que me ha mantenido callado, con la mirada triste, añorando circunstancias diferentes desde los días en que tengo memoria. He pensado en volver a la cama y cerrar los ojos para esperar que misteriosamente se encienda una respuesta a mi pesar mientras pasa la lluvia.

  75. Tiziana
    30 abril, 2019 at 15:06

    No soy una, somos muchas en un solo cuerpo dando vueltas en mi interior. Mi Yo optimista sin fin, la que puede tomar el sol con las manos y llevarlo dentro de mí, en donde el mundo no es lo suficientemente grande y ansío tanto más… La otra en cambio, la que convive en la oscuridad que lo cubre todo y es incapaz de ver más allá de sus miedos y frustraciones. La que solo quiere cerrar los ojos y no volverlos a abrir porque la lucha no vale la pena. A veces me pregunto si los días de sol se pueden acabar y en su lugar solo quedará la oscuridad. Sin embargo, mi alma luchadora llega para sorprenderme, anclándome a esta vida y mostrándome cuan hermosa es y cuanto más quiero vivirla, beberla, emborracharme en ella hasta que solo sea una con lo que me rodea. Al final, solo soy yo, un alma viviendo y aprendiendo como tantas otras que me rodean.

  76. Karla
    30 abril, 2019 at 21:48

    Soy lo inesperado. Algo predecible pero no pensado. Producto de la pasión y la atracción entre dos personas que decidieron darse una oportunidad. Nunca imaginaron encontrarse de nuevo, mucho menos gustarse. Pero a veces, Dios actúa de formas misteriosas. Lo sé con exactitud, porque a pesar de haber sido un embarazo clandestino y el secreto guardado entre las aventuras de una mujer trabajadora. Recibí la gracia de una familia amorosa, dispuesta a enfrentar la vida. No fue fácil, de seguro que las cosas que verdaderamente valen la pena, no lo son. Pero ahora a mis veintitrés años me doy cuenta que eso es la vida en sí. Soy la magia que mis padres creyeron extinta. El reflejo de lo que un ser humano puede ser, con sus virtudes y defectos. Soy una evidencia, una de tantas de que los límites de las enfermedades físicas solo están en nuestra mente. Soy guerrera, valiente y perseverante. Alguien a quien la vida le ha puesto obstáculos para hacerse más fuerte, más leal, más amorosa. Soy el resultado de la fuerza y seguridad de un hombre policía y la inteligencia, la belleza e ingenio de una amante de las letras. Soy vida.

  77. Aleh
    3 mayo, 2019 at 10:32

    A medida que fui creciendo en mi surgio una necesidad, expresarme. Hace algunos años logre vencer mis miedos y prejuicios( la batalla es diaria), hoy hago radio, produzco fechas y cada vez me siento mas escritor. Público un fanzine llamado Nacido y criado, y publique un libro. Aguasfuertes de Maschwitz, no sueño ser un escritor famoso ni reconocido, solo quiero que lo que escribo me represente en mi totalidad, y seguir trabajando en mi novela.

  78. margarita
    9 mayo, 2019 at 22:36

    Sentada en este pedazo de todo que es la vida,
    En esta ventana que nos lleva a pasados imperfectos y a futuros aún incontables,
    Miró todo lo que he sido, lo que soy y lo que aún no llega.

    Margarita es mi nombre,
    Pero quizás allá sido muchos más antes de este,
    Quizás allá vivido otros todos, otras vidas,
    Quizás allá caminado en otros cuerpos y recorrido otros caminos,
    No lo sé y quizás nunca lo sepa,
    Solo sé que este es mi todo,
    Este cuerpo de mujer,
    Esta esencia de vuelo
    Y estás ganas de aprender.

    Soy Mujer,
    Soy pájaro,
    Soy árbol.
    Soy lucero,
    Soy respiro,
    Soy todo oculto en una margarita llena de te quieros y no te quieros.

    Soy un montón de números agrupados en una edad que no dicen ni lo joven ni lo vieja que estoy,
    A veces puedo ser tan frágil cómo una bebé y otras veces tan fuerte como un roble que puede compararse con la edad adulta.

  79. Mar
    9 mayo, 2019 at 22:50

    En mí habitan esas dos personas que constantemente luchan por salir a un mundo, que ninguna de ellas comprende.
    Una es un alma pasada, llena de sueños no cumplidos. Alma rota de un pasado que se ahogó en momentos que no debieron suceder. Mente llena de perdones que nunca se pronunciarán. Arrugas de una lucha que ¿acaso merecía?
    Otra es una cara llena de sonrisas de un presente, lleno de amor, de victorias. Soy esa esperanza de que todo llega, todo pasa, y todo tiene su por qué.
    Puedo ser ambas, o quizás ninguna. Puedes preguntar y te dirán una de ellas, todo depende de quién mire en nuestros corazones, pero jamás acertarán porque ¿acaso se yo misma quién soy? ¿cómo va a saberlo alguien más?

  80. Oscar Ali Villamediana
    13 mayo, 2019 at 15:46

    Hola amigos, espero que esten bien. Soy de Venezuela. Me gusta la lectura y desde hace un tiempo he estado sintiendo una atraccion cada vez mas fuerte por la escritura. Busco talleres o ejercicios que me puedan ayudar en el desarrollo creativo para empezar a escribir. Muchas gracias y a la espera de su guia para tan hermoso y espectacular mundo que es la literatura. Saludos

  81. Nora
    25 mayo, 2019 at 03:30

    Viajando en alguna esponjosa nube, mirando el mundo y admirando sus maravillas, mientras intento dejar atrás alguna que otra herida. Un ronroneo -o tal vez el despertador, ya no sé que es primero -me saca de la nube.

    6.15 a. m. «¿Qué pasó con eso de levantarme a las 10 de la mañana?». Salgo de la cama. Mis pies peleándose con el piso que intenta hacerme volver al calor de la frazada y a la esponjosa nube. Pero salgo. Los gatos corren delante mío, esperando su ración de alimento, «Ah, sí. Ya me acuerdo», sonrió a la habitación frente a mí puerta, «Hice dos pequeños clones.»

    En medio de un bostezo y un estiramiento que no va a hacer gran cosa por mi espalda, pongo la pava para hacer el desayuno. Alimento a los patudos, les doy agua fresca y miro por el ventanal. «Con suerte, hoy no llueva».

    El aroma del café invade mi nariz, mientras el humo del agua hirviendo empeña mis anteojos. No me molesta. Es un juego que tengo con mi niña interior. Ver el mundo desaparecer y reaparecer lentamente a través de los lentes. Una invitación a otro despertar. «Sólo esperemos que la magia dure lo suficiente».

  82. Carlos Olha Chiappesoni
    26 mayo, 2019 at 02:13

    Llevo mucho tiempo, desde que naci diria yo,viviendo intensamente.Conozco casi todo mi pais, tambien paises extranjeros. Vivi en muchisimos lados, conoci una cantidad de gente, desde famosos hasta pobres y humildes,de todos, creo aprendi algo y por supuesto trabaje e hice de todo, mucho acercandome al arte. Aguna vez le hice una poesia a una amada y tambien escribi un cuento que anda por ahi.
    Ahora con ustedes quiero aprender a contar tantas cosas que hice y que pase.Esa es mi meta. Gracias

  83. Wanda
    4 junio, 2019 at 06:28

    La casa de mi infancia carece de dominio. Su calle nunca obtuvo nombre, y durante mucho tiempo ni si quiera poseyó un número que indicase la diferencia entre que haya sido mía o simplemente de alguien más. Quizá en su momento pudo arrimar una persona y decir «me pertenece», entonces a pesar de que mis juguetes, libros y mascotas se encontraran dentro sería igual de mía como de aquel individuo, o de cien mas que pronunciaran lo mismo. Ahora que soy algo parecido a un adulto los trazos oscuros de mi pulso irrumpen sobre las letras que al parecer solían ser claras, resultando ilegible cualquier convicción respecto a quien fui en ese entonces y sobre todo a quién observo frente al espejo cuando dispongo el valor de acercarme a él. Me repugna haber utilizado la palabra «mio» creyendo en que sus tres letras corresponden mi existencia. He comprendido mas que antes que los años de mi vida fueron como aquella casa que he proclamado propia. He dicho «mis años», «mi vida», aunque la única certidumbre de que me hayan pertenecido resuena igual de lejos que las palmas de las visitas tocando otra puerta.

  84. Jessica Micucci
    11 junio, 2019 at 18:36

    ¿Quién soy? Una interesante cuestión, pienso que es difícil para la mayoría de las personas poder describirse, ya que muchos tenemos en mente la persona perfecta que queremos ser pero, realmente ¿lo somos?
    En este intento de poder describirme debo viajar en el tiempo, hija de dos padres mayores para criar, pero llena de amor, criada con valores y consentida en muchas oportunidades. Mi padre, trabajo hasta no poder más para darme los gustos que creía que yo necesitaba, el valor de la familia y de la unión familiar siempre estuvo presente, aunque aquel hombre jamás demostrara una pizca de sentimientos, sin embargo en sus arrugados ojos podía entenderlo todo. Mi madre por otro lado dedicada a su hogar, a mantener la brasa del calor siempre encendida, sin juzgar a nadie, y ayudando a todos los que podía, merecedores o no de su infinita caridad.
    Así crecí yo, y aunque quise siempre ser esa persona perfecta, fui totalmente diferente; una rebelde, amante de las aventuras, empática desde nacimiento, bondadosa e ingenua en muchas ocasiones. Hoy, después de tantas experiencias; de caídas y tropiezos, con heridas que han sanado y otras que no totalmente, puedo saber con toda certeza quien soy.

  85. Marcelo Vecellio
    13 junio, 2019 at 17:55

    Según Karl Marx un hombre no puede ser juzgado por lo que piensa de sí mismo. Sobre todo porque el ser humano tiende a resaltar sus virtudes y esconder sus miserias, aunque unas y otras no son más que el material con el que estamos construidos.
    Mi nombre no importa, ya que nada es más impersonal que el nombre propio. Nacemos y somos una botella arrojada al mar, cargada de sueños y esperanzas que nuestros padres esperan llegue a buen puerto. Un mandato cargado de valores históricos que defraudamos día a día, no por maldad, sino porque nuestro tiempo no es el de ellos.
    Tuve y tengo una buena vida. Ojo que no se mal entienda, la bondad no siempre es socia de la riqueza. Y en ese camino de elecciones que es vivir, arroje dos botellas al mar. Las cargue de amor y libertad para que los sueños y esperanzas sean patrimonio de ellas. De esta forma, lo único que me importa es que mis niñas no se defrauden a sí mismas.
    Esto no es una biografía tradicional. Pero también se puede conocer a un hombre por lo que escribe, que es el vehículo de su inconsciente.

  86. 18 junio, 2019 at 09:02

    Hola a todos y todas. Me presento como una escribiente apasionada, a veces no tanto, no depende solo de mi. Me llamo Patricia y mi seudónimo es ZorritaNegra, igual que uno de mis personajes. La escritura es para mí el portal de acceso al universo que construyo y comparto, me ayuda a navegar. Espero que nos encontremos en el foro ¡Saludos!

  87. Diana Molano
    24 junio, 2019 at 06:35

    Soy Diana, una persona llena de emociones como en este momento muy alegre por encontrarme con este taller de escritura y aún más encontrarme con esta primera pregunta. Eso me dice que tengo que pensarme e identificarme para así decir que soy experiencia, dolor, lágrimas, sonrisas, felicidad, mementos eso es lo que soy lo que tengo en mi y no puedo quitarme ni nadie porque eso soy de eso me hago.

  88. Nando
    25 junio, 2019 at 22:55

    Describirme esta imposible, tengan en cuenta que llego hasta aqui tratando de encontrarme.
    Podria decir que no estoy perdido, apenas extraviado.. Entiendo que la distancia entre una y otra es el tiempo y claro como no andar con miedo?
    No tengo 200 letras, perdon.

    N.

  89. Nymeria95
    26 junio, 2019 at 04:07

    Ese pensamiento que no te deja conciliar el sueño por las noches.
    Esas palabras que nunca te atreves a pronunciar.
    Esa certeza de que todos van a abandonarte.

    Y el inconmensurable deseo de que no lo hagan.

    Yo

  90. 2 julio, 2019 at 21:02

    ¿Hay alguna manera de dejar de soñar?
    Porque yo no la he descubierto,
    en realidad no quiero.

    Lo que sí quiero es seguir permitiendo
    que la vida
    los sueños
    las caídas
    el dolor
    el amor
    el desamor
    las decepciones
    el mundo entero,
    siga teniendo esos colores vibrantes
    que hacen que mi alma salte
    que siga soñando,
    que no quiera parar.

    Mi ser se compone de sueños,
    de disciplina, de rutinas y de agendas,
    de amor por el helado,
    de una pasión irremediable por descubrir nuevas historias,
    del deseo de que el mundo pueda ver que si hay luz en medio de la oscuridad.

    He descubierto mi propósito,
    a pesar de que siempre sale algo más por hacer;
    es por esto que nunca puedo parar,
    que el dormir se ha convertido en mi peor enemigo,
    porque desearía poder pasar las veinticuatro horas del día
    (ojalá fueran más)
    dando un paso más para ayudar a otros,
    a que descubran el suyo.

    Tengo que aprender a descansar
    aunque si que es una tarea difícil para mi
    la quietud
    el silencio
    la vida pasando sin más
    no son para mi;
    a mi me pertenece el ruido,
    las sonrisas escandalosas,
    y las tareas cumplidas.

    Soy un ser humano,
    total y
    plenamente
    imperfecto,
    siempre en busca de aquel que es el amor en sí mismo,
    y al que yo necesito
    desesperadamente.

  91. Valeria
    7 julio, 2019 at 19:21

    Soy ingenua.
    O por lo menos los era hace doce años. Cuando estaba convencida de merecer la felicidad que supuestamente tenía. Mi familia ante mis ojos era la mejor del mundo. Pero sólo veía lo que quería ver, y pensaba que todo lo que tenía duraría para siempre. Vivía de manera despreocupada protegiendo mi pequeña felicidad en mi pequeño mundo. Hasta que un día lo perdí todo. Y con ello también me perdí a mí misma. Desde entonces comprendí que mis ojos estaban vendados a la realidad de que nada dura para siempre y de que nada nos pertenece.
    Si me describiera ahora en una sola palabra esa sería: VACÍO.
    El pasado no se supera. No existe algo como la superación por el paso del tiempo. Para mí, el tiempo mismo sólo hace las heridas más profundas. Hace doce años lo perdí todo. Caí en un abismo donde a mi alrededor no hay absolutamente nada. En ocasiones veo una luz que sé que debo alcanzar, pero no tengo a nadie en quien apoyarme para llegar a ella.
    Soy un vacío.

  92. 7 julio, 2019 at 19:37

    Soy un verso libre, una nota fuera del pentagrama, una palabra perdida, una mirada furtiva.
    Soy la eterna esencia del sentimiento, el continuo debate entre la razón y la locura, una noria: Tan arriba que podría robarle las estrellas al cielo y guardármelas todas en los bolsillos, para acabar abajo con la culpa dándome la mano. Hipérbole del amor y sueño continuo, cultivando la tristeza, con la felicidad susurrando: Tempus Fugit, Carpe Diem.

  93. 7 julio, 2019 at 19:41

    Soy un verso libre, una nota fuera del pentagrama, una palabra perdida, una mirada furtiva.
    Soy la eterna esencia del sentimiento, el continuo debate entre la razón y la locura, una noria: Tan arriba que podría robarle las estrellas al cielo y guardármelas todas en los bolsillos, para acabar abajo con la culpa dándome la mano. Hipérbole del amor y sueño continuo, cultivando la tristeza, con la felicidad susurrando: Tempus Fugit, Carpe Diem.

    • Efrain
      1 agosto, 2019 at 04:32

      Espectacular prosa con un estupendo final; al cual le agregaría con tu venia: «Et momento morI». Y si eres capaz de robarte las estrellas también eres capaz de cultivar la felicidad aunque fuese la triteza la que te susurre siempre.

  94. María Cecilia Nebuloni
    8 julio, 2019 at 00:07

    María Cecilia

    Dilema interior

    Va conmigo una mujer, guerrera, un poco salvaje,
    es loba territorial, algo loca, buena madre.
    Su corazón y mi mente se enfrentan… casi pelean
    cuando deben decidir acerca de la obediencia:
    si resigno,
    si abandona,
    si contempla,
    si perdono,
    si es debida
    o es temida,
    sumisión
    o rebeldía.
    Ella gana la batalla, y yo me rindo contenta:
    ni sumisas ni obedientes,
    somos una…
    diferentes.

  95. Darío
    9 julio, 2019 at 00:36

    Genial

  96. Valeria Herrera
    12 julio, 2019 at 23:28

    ¡Hermoso! Me encantó, muchas felicidaes

  97. Valeria Herrera
    12 julio, 2019 at 23:31

    Tu vida se basa en la monotonía.
    Buscas desde hace mucho algo difícil de alcanzar, difícil pero no imposible.
    Sin embargo, la abrumadora impotencia no te deja avanzar, ni siquiera has podido empezar.
    Tu incontrolable temperamento y el constante odio a las estúpidas situaciones de tu vida son tu mayor obstáculo, y aunque aún no has podido saberlo, son también tus más grandes alas.
    Quieres vivir, y lo único que por ello puedes hacer es tomar tu pluma y escribir.

  98. Aurora Garrigós
    13 julio, 2019 at 21:13

    Me llamo Aurora y nací en la mañana del día de Navidad del año 63. Mucho ha llovido desde entonces. Con doce años escribí mi primera obra de teatro, pero pasaron treinta años hasta hacerme consciente de lo que ahora considero una vocación, “escribir”.
    Con varios libros de ensayo, cuentos y cuadernos publicados, considero que la vida me guía hacia lo que he de seguir aprendiendo y desarrollando y este “taller de creatividad literaria” me parece una forma maravillosa de practicar algo que forma parte de mi sentir. Muchas gracias por la medio que nos brindáis :):):)

  99. Débora
    16 julio, 2019 at 12:59

    Siento que las palabras me carcomen, quieren salir y a veces no encuentran la manera. Estoy repleta de metáforas y descripciones, personajes, paisajes y colores, atiborrada de ideas y diálogos. Escribir es mi válvula de escape aunque a veces no sepa regular el chorro de letras que sale. Tengo un mar indómito de palabras que no encuentra paz, debo encauzarlas, pulirlas, darles un cauce por el que viajen tranquilas hasta las orillas calmas de una hoja de papel, hasta que un par de ojos se posen en ellas y les encuentren sentido. Hasta entonces me aventuro a escribir como puedo, moldeando a ojo lo que quiero contar.

  100. Rex
    17 julio, 2019 at 14:36

    Vuelo sobre un manto de fría nieve.

    Con una de mis plumas trazo caracteres que acomodan sentimientos
    y desprenden el fuego que derretirá el suelo bajo tus pies
    hasta convertirlo en ríos, negros renglones torcidos
    afluentes, meandros, riadas y torronteras.

    Con otras plumas extiendo mantas de color:
    naranjas como abrazos, verdes picantes
    húmedos azules y morados, secos ocres.

    Pinto realidades nuevas.
    Decoro interiores.
    Amueblo mi alma.

  101. Ana María
    23 julio, 2019 at 17:37

    Buen día

    Mi primer nombre Ana, un nombre corto con varios significados, mi segundo nombre Maria, con una carga espiritual muy fuerte, siento que estoy en este mundo tan diverso para cumplir varios propósitos, algunos de ellos pienso ya lo he hecho, tengo dos hijos, dos nietos y recién una bisnieta, una emoción indescriptible a mi edad, aun no cumplo los sesenta, todos los días en diferentes episodios (trabajo, rutina, mercado, etc), observo y escucho situaciones que me animan a escribirlas, es por ello que estoy aquí, un saludo.

  102. Angélica
    24 julio, 2019 at 06:43

    Camina, dudando cada paso,
    Pero avanza.
    Eso cree, o eso intenta.
    En un mundo extraño,
    Donde parece no ser más que para sí,
    Mientras se desvanece entre la multitud,
    Cada persona se vuelve real frente a su mirada.
    Es inevitable observar;
    Cuestionar y comprender se han vuelto rutina.
    Ayudar es costumbre, valor;
    Escuchar virtud,
    Hasta que se vuelven el único fin de su existencia.
    Sí, un hombro, oído, abrazo,
    Sinceros e incondicionales hasta que la fina división se quiebra,
    Y mezcladas la utilización y la confianza se funden en la deshonestidad.
    Porque un alma perdida, pesada,
    También se cansa de vagar sola,
    Y de no seguir más rumbo que el que cruces ajenas le determinan.
    Inconmensurables demonios en el silencio de la soledad la acompañan,
    Pero al dudar y fallar ¿quién lucha con ella?

  103. NegrHo
    28 julio, 2019 at 04:50

    Soy tantas cicatrices como años de mi vida
    e incluso puede que más
    y mis arrugas que aún no existen
    aún no representan a ciencia cierta
    la poca envergadura de mi sapiencia

    Si soy salto, soy caída
    y tantas veces he volado
    tantos mares he navegado
    y escalado tanto cielos
    que incluso me acercado a mi propio infierno
    y lo abrazo y lo abraso

    La única regla es:
    nunca arrepentirme de NO haber hecho las cosas.

  104. 29 julio, 2019 at 16:30

    Una mañana de agosto al mundo vine llorando.
    del nido que bien me cobijaba,
    sentí que me alejaba
    seguro ese era el motivo de mi llanto
    muchos alrededor mío de alegría reían,
    mientras, mis lágrimas caían.
    Mi madre, con sus besos,
    esas lágrimas bebía.
    Su canción de cuna y arrumacos me calmaron
    y para total dicha mía,
    el dulce calostro y arrorró
    a un sereno sueño me llevaron.
    Hola, soy Liliana Albo. Desde pequeña me gustó leer poesía, cuentos y novelas; también me gusta escribir cuentos e improvisar versos. Sé que tengo mucho, mucho por aprender.

  105. Efrain Aular
    1 agosto, 2019 at 03:52

    ¿quién, Yo?
    ¿Qué cómo me describo?
    me pones en un dilema,
    a veces ni se quién soy,
    otras tantas, me sobran las letras.
    apaciguado entre panas;
    trato de calmarme, si alguien se altera
    y bromista me declaro,
    si la situación es amena.
    si es necesaria mi amistad,
    la brindo sin problema,
    siempre y cuando la hipocresía
    esté encerrada entre rejas.
    el interés no es mi fuerte
    pues es doloroso y da pena.
    el orgullo destruye todo
    y me llevaría a cargar cadenas;
    con él no gano nada;
    sólo una larga condena.
    Prefiero ser alegre a un ciento por ciento;
    Y si una depre me atrapa
    Doblando mis sentimientos,
    No me quedaría de otra,
    Más que decir lo siento.
    Creo que todos los seres humanos
    tenemos mucho en común;
    sólo varia el ambiente, el carácter y el momento,
    que según;
    son los que hacen, justamente,
    todo aquello que nos conduce a un tormento.
    Mis defectos, al igual que mis virtudes,
    En realidad son muchos;
    Nadie es perfecto ni imperfecto;
    Sólo soy quien soy
    Y a Dios se lo agradezco.
    De todos Uds. me despido,
    Con cariño y con mucho afecto,
    y por todo lo que han escrito
    Puedo decir con mi corazón abierto,
    Sinceramente…
    ¡Fue un placer conocerlos!

  106. Myriam
    2 agosto, 2019 at 15:54

    En la tercera etapa de la vida me encuentro hoy, recogiendo los frutos de tantas luchas, trazando nuevos caminos, dubitativa, temerosa, ansiosa. El cuerpo ya gastado se renueva, muestra una nueva piel.

  107. Ana
    5 agosto, 2019 at 18:09

    Encerrada siempre entre las cuatro paredes de mi casa; ya no sé quien soy o en qué momento dejé de ser quien era.
    La seguridad en mi misma y en mis palabras se fueron volando, como si la puerta de mi hogar su hubiese abierto solo para estas, dejando conmigo pensamientos pesimistas sobre si está realmente bien lo que voy a decir, o escribir. Porque ya no tengo con quien hablar, mas que mis amigos en otros países con los que puedo ser yo misma, porque ellos no tienen como juzgarme.
    Soy la que está dejando su vida atrás junto a todos sus sueños y metas que nunca van a volver; sin embargo, sigo sin poder salir.
    Y me pierdo de todo y de todos.
    Y me pierdo a mi misma.
    Cada vez más y cada vez menos lento.

  108. 6 agosto, 2019 at 14:58

    Hola gente, me presento soy Liliana. Me gusta la literatura y buscando y buscando lugares dónde practicar y escribir, he venido a dar con este taller que me pareció muy interesante; sobre todo el modo en que está planteado. Me parece, éste, un desafío, pués no es fácil la constancia de escribir, pero bueno, en mi provincia hay un dicho que reza «insista Santiago, insista», lo que refiere a que hay que ser perseverante para lograr metas.
    Y sí, estimados trataré de serlo ya que esto de escribir es mi cable a tierra, entre otras cosas.
    Aparte, quiero contarles que trabajo en una oficina. y en mis ratos libres estoy escribiendo, a veces versos, a veces prosa y a veces surgen en mi cabeza ideas que las voy plasmando en papel. Tengo algunos cuentos cortos escritos guardados en algún lugar de mi pequeña biblioteca. Nada trascendente, pero para mí importante ya que se trata de mi creación literaria. En fin, creo que soy una especie de «bohemia oculta» para quien las letras son como música para sus oídos, para decirlo de una manera elegante.
    Bueno, solo resta decirles que estas humildes palabras constituyen mi carta de presentación. Un abrazo gente.-

  109. 8 agosto, 2019 at 23:41

    Me llaman del mar, así lo quiso mi mamá
    Soy una humilde observadora
    He visto 23 años años de amargura
    Y entre la tristeza y la paciencia encontré La Paz
    Me guía el temple de mi razón
    Trato de ser cada día mejor
    Mi corazón se expande cada día en dirección a la pasión
    Me rige Plutón

  110. TAMIA
    11 agosto, 2019 at 19:06

    Hola, soy Tamia
    Tamia,
    lluvia ligera que empapa la tierra
    con suavidad y dulzura
    penetra y trasforma
    como una simple caricia
    sin que nadie lo note.

  111. Jorge Peñas
    12 agosto, 2019 at 23:20

    No me siento capaz de explicar de manera concisa el quien soy yo pero haré un intento mediante mis acciones.

    Para empezar me veo como alguien pesimista ya que creo que el resultado mas probable es el mas catastrófico, me tachan de mentiroso y morboso e incluso de cobarde. quizás tienen razón y todo pero creo que estas cualidades me otorgan la posibilidad de crear un sin fin de criticas y odiseas en la cual sumergir al lector y darle incentivos para que piense y critique sobre lo que quiera y de buena manera.

  112. Tamia
    13 agosto, 2019 at 05:59

    La poesía es mi pasión soy Tamia

    Tamia, lluvia ligera que cae en la tierra mojando sutilmente sin que nadie lo note. Penetra en lo profundo de su ser removiendo desde dentro

    • Lya
      7 septiembre, 2019 at 22:09

      Me ha gustado tu descripción. Breve y directa. Sultimente.

  113. maria teresa
    14 agosto, 2019 at 18:38

    Mi nombre es María Teresa, igual que mi abuela y mi madre. Crecí en el seno de una familia católica conservadora. Mis padres muy trabajadores perdieron a sus padres siendo muy jóvenes, por lo que debieron iniciar su vida laboral a temprana edad. Saliendo del colegio ambos siempre estuvieron rodeados de familiares y amigos que fueron gran apoyo para ellos, lo cual permitió el desarrollo de su vida de adultos con ciertos beneficios y privilegios. Ambos crecieron en ambientes donde la sociedad que los rodeaba era acomodada.
    Al hacer una retrospectiva puedo señalar que crecí con el cuidado de una educación privilegiada, llena de cariño, valores morales, ética y buen juicio, que han hecho de mi lo que soy hasta ahora.
    Alejada eso sí, de la religión a pesar de haber estado en colegio católico, siento que la herencia de mis padres dejó una huella profunda en mi persona, una huella que hoy está presente en mis actos y pensamientos.

  114. Mónica
    16 agosto, 2019 at 23:02

    Como empezar a describir tu vida, si siempre fue mala; pensamientos malos, sentimientos malos, sin embargo es increíble cómo cambia todo cuando dejas entrar a alguien a tu vida, alguien que se interesa por lo que haces, por lo que dices, por lo que piensas y sientes, aunque sigues pensando que tu vida es un asco y todo se derrumba, nada parece suficiente, sigues en la misma mierda de siempre. La vida sigue y la persona que pone tu mundo en perspectiva empieza a alejarse y te preguntas ¿Por qué?, ¿acaso no eres suficiente?, todo se derrumba de nuevo y ya no tienes esperanzas, otra vez. Un día despiertas y piensas en si logras cambiar algo de ti, algo que las personas puedan ver atractivo, entonces, te das cuenta que el problema no es la perspectiva que las personas tienen sobre ti, sino la perspectiva que tienes sobre ti mismo y allí es cuando todo cambia, todo se vuelve diferente, mejor, eres feliz y todo marcha bien.

  115. german
    27 agosto, 2019 at 20:59

    soy un argentino,de clase baja,o media baja digamos, un trabajador. me encuentro en una etapa de auto conocimiento tal vez,aunque hace un tiempo creo que lo vengo buscando,pero estoy encontrando en la escritura una posibilidad hermosa de expresión es que eso es lo que estoy buscando en realidad,salir de la opresion del oprimido y poder expresarme de una vez,entonces seria un trabajdor atravezando un torvelino de cotradicciones ,queriendo expresarse,con la alegria de sacar provecho al registro de las situaciones que veo y vivo en alguna realidad.

  116. pilar del carmen
    2 septiembre, 2019 at 23:37

    Tengo el borroso recuerdo de que tiempo atrás,
    en alguna época olvidada,
    yo sonreía.

    Mis labios con lágrimas están sellados;
    mi corazón con miedo.
    ¿En verdad tengo que seguir andando por el mundo ignorando lo que pasa,
    diciéndome a mi misma que nunca he sufrido,
    engañándome haciéndome creer que más adelante no recodaré el sentimiento que, todo esto hoy me provoca?
    Creo que no es una solución.
    Debo enfrentar mi dolor y aceptarlo ya que aún,
    cuando el dolor haya disminuido,
    el recuerdo jamás desaparecerá.
    Tal vez sabré poco.
    Tal vez no sé nada.

    Pero lo que aquí explico,
    es lo que siente,
    mi alma enamorada.
    Tengo el borroso recuerdo de que tiempo atrás,
    en alguna época olvidada,
    yo sonreía.

    Tengo la seguridad de que mañana,
    sonreiré.

  117. Demi
    2 septiembre, 2019 at 23:38

    Empezar para mí siempre fue difícil, y aquí estoy frente al ordenador, con la difícil tarea de describirme. El hacerlo bien, suele ser una cosa que me bloquea. Aunque pensando pensando, ésto también es describirme. Difícil pregunta en pocas líneas: mujer, luchadora y asustada. Lo primero es obvio; lo segundo me ha llevado a conseguir cosas, sobre todo en el ámbito laboral, pero el miedo…cruel consejero… si te dejas llevar por él te impide el movimiento y te amordaza, así que bueno, luchando contra el miedo me hallo, y mientras tanto algo conseguí sacar de mí y con estas líneas aparece levemente la figura de quién soy, siempre con cuidado de no mostrarme demasiado.

  118. Lya
    7 septiembre, 2019 at 22:06

    Mezcla de emociones, sentimientos y acciones que no distingue puntos medios.
    Ávido de vivir y de morir mientras el tiempo pasa.

  119. Nidia Beatríz Mora
    8 septiembre, 2019 at 00:45

    Niña mujer, de fresca sonrisa. Grácil, inquieta, ansiosa y alegre. Querible y recordada por muchos, aunque pasen los años.
    Dura y fuerte por fuera, pero blanda y débil por dentro. Sensible y permeable.
    Con tristezas, frustraciones, angustias, desengaños, abandonos y pérdidas enmascaradas.
    Amiga incondicional, compañera aliada, pareja confidente, madre-amiga sobreprotectora y docente, siempre presente incondicionalmente.
    Amante de los niños, de libros, pinceles, colores, lanas, plantas y animales.
    Soñadora, enamoradiza, esperanzada y creyente.
    Enemiga de la soledad, las enfermedades, la vejez y la muerte.
    Así soy… o así me veo.
    Así me hizo la vida…una permanente aprendiz.

  120. Mauro
    10 septiembre, 2019 at 19:24

    Qué será que no comprendes, que me miras tan calmado y turbulento. Qué recuerdo asfixia ese gemido, que veo el nudo inquieto temblando en tu garganta. Una sonrisa dibujada con mal pulso, un intento de empatía, un intento y solo eso. Me miras fijamente, acariciándome con tu pupila. Desgastándome la piel, revolviendo mis entrañas, con la bola negra y oscura en el centro de tus ojos. ¿Quién soy? Te preguntas excitado, acariciando la respuesta, con la certeza mal parada cosquilleando tu nariz. Luego se te escapa sin dejarte estornudar. Se escabulle entre un fondo fragmentado de retazos inconclusos, de pedazos recortados de la realidad y absorbidos por tu mundo. Crees entonces saber quién eres y crees saber quién soy. Pero no te satisface la respuesta, no soportas la injusticia de estar en dónde estás. De no poder estar en mi lugar. De no poder moverte a voluntad. De no poder hablar sin mi permiso. De no tener voz para gritar. De ser tan solo un reflejo, que muere cuando me voy, que sólo existe cuando hay luz. ¿Y ese es el problema verdad? Cada vez, hay menos luz.

    • Kryç
      24 septiembre, 2019 at 00:04

      Un placer leerte, Mauro.

  121. Diana Baus
    13 septiembre, 2019 at 17:40

    De tierra y para crecer.
    Cuenta la historia que Dios me hizo de barro, moldeable. Debo cuidar que no me reseque tanto como para terminar rígida en Sus manos, y pasar por el quiebre y vuelta a empezar. A decir verdad, confieso que cada vez que Dios permitió el dolor del quebranto a larga me alegré al ver una versión de mí restaurada amorosamente, mejor que la primera.
    Y sí, ser de barro es hermoso. Tengo en mente un futuro fértil, semillas germinadas, frutos que bendicen a los que se me acercan.
    Mi naturaleza da cierto trabajo: la tierra de mi corazón cada día me pide que saque espinos, piedritas, durezas. Me ayuda mi Creador, quien mejor conoce mi sustancia y mi contenido. Cuando no veo, o no quiero reconocer algún rincón descuidado, el me avisa en el tiempo oportuno para que no me deje estar. Pero es mía la decisión.
    Cultivarme es un trabajo continuo, hay días en que me retuerzo las manos de los nervios, alegría o decepción, mayormente siento el cosquilleo ansioso por lo que irá a suceder, porque las cosechas suelen ser un torbellino de emociones, aún aquellas que se realizan con serenidad: soy barro viviente.

    • Kryç
      24 septiembre, 2019 at 00:01

      Hermoso. Hermosa.

      🙂

      • Diana Baus
        31 octubre, 2019 at 19:01

        Gracias

    • José Luis Ochoa
      27 septiembre, 2019 at 06:44

      Es bonito, me gustó mucho tu descripción.

  122. Martín
    16 septiembre, 2019 at 14:21

    Desde el blanco y negro de un pasado
    todavía cercano,
    me acerqué al mundo sin ninguna pretensión.
    A golpes de otros aprendí a estar de pié.
    Conocí el amor, el miedo, el dolor
    y me hice humano.
    Y aunque en algún momento
    Me creí sabio,
    todavía hoy busco entender
    Cómo las tormentas se desvanecen,
    Porqué los relojes del cuerpo se detienen
    y a quién ven los ojos de mi hijo
    cuando me ven.

    • Cristina
      12 diciembre, 2019 at 16:55

      Guau Martín! me gustó mucho tu cierre!
      «Porqué los relojes del cuerpo se detienen
      y a quién ven los ojos de mi hijo
      cuando me ven»

  123. Anthony
    17 septiembre, 2019 at 16:16

    Hola a todos, soy Anthony y tengo 21 años. La escritura siempre ha sido para mi una forma de plasmar mi creatividad a través de historias bastante extrañas, pero entretenidas cuando las leo. Aunque no suelo escribir diario, es algo que me gusta hacer, solo que es complejo para mi hallar la motivación necesaria para hacerlo más que por mero ocio, por lo tanto espero que esta plataforma me motive y me inspire a seguir creando historias a través de sus propuestas y de las historias que leo en los comentarios, y si es posible, compartir experiencias y escritos con personas igual de creativas 🙂

  124. Nely Julieta Gutierrez Gutierrez
    26 septiembre, 2019 at 19:46

    Se dice de mi, que soy una soñadora irremediable, que digo menos de lo que pienso y que en más de una ocacion me contradigo a mi misma, yo digo de mi que soy leal y amable, que digo mucho y pienso otro poco, y pienso que no traicionaría mis propios ideales, yo no pido que la gente cambie, creo que las circunstancias nos hacen cambiar, soy optimista cuando pienso en un futuro bueno, me gusta creer, imaginar y soñar.

  125. José Luis Ochoa
    27 septiembre, 2019 at 06:27

    Hola yo soy José Luis y vivo en Guanajuato, México. Soy informático de profesión, la cual me apasiona, aunque siento también un gran interés por la historia y la literatura. Gran parte de mi tiempo libre la dedico a leer; suelo decir a mis amigos que soy un lector compulsivo, pues leo casi todo lo que cae a mis manos. Nunca he escrito, pero, he soñado con hacerlo desde que estaba en la universidad, y créanme, hace ya muchos años. Buscando información sobre herramientas y técnicas literarias encontré este portal, y considero que es una buena oportunidad de ejercitarme en este interesante arte de la comunicación escrita. Quiero contar muchas cosas, las experiencias acumuladas en los años de mi vida, y ¿por qué no? alguna que otra fantasía. Espero poder participar en este interesante taller, y gracias por regalarme la oportunidad de aprender y mejorar mi comunicación.

  126. nataly
    2 octubre, 2019 at 22:26

    Mi nombre es Nataly Calderón tengo 29 años y soy de Venezuela. Nací el 17 de septiembre de 1989 en una pequeña ciudad ubicada en el oriente de mi país cerca del mar. Escribo desde que tengo memoria. Escribo para sacar de mi cabeza tantas historias que viven allí tan apretadas que se pelean unas con otras y que a veces me persiguen en sueños. Escribir es una de las cosas que más me gusta hacer, me hace sentir valiosa y que tengo un propósito. No soy una chica normal pero eso ya no me preocupa solo quiero ser yo y vivir feliz.

  127. Inés
    11 octubre, 2019 at 20:32

    Soy la mujer que busca una niña perdida. Soy todos los días esa niña perdida.
    Las ocupaciones de mi vida me distraen y me alivian esta búsqueda, la tregua es larga o infinitamente corta pero siempre acabo despertando. Entonces siento que ella está muy cerca esperando, deseando que la alcance y al fin nos encontremos.

  128. Adrián
    12 octubre, 2019 at 04:10

    Una endiablada manada de seres literarios me atacaron
    Imprevisiblemente, picoteando sin cesar, de manera azarosa
    Y desprovista de todo sentido
    Arremetieron en mi lecho de confort de ciencias duras
    Ahora me halló sobre un lecho endeble
    Sufriendo de las dudas más profundas
    pero también regocijado de los mimos de tales criaturas
    Que me han mostrado un universo nuevo
    Un universo sin límites

  129. 13 octubre, 2019 at 02:08

    Me llamaron Catalina de la Luz, pero me gusta más Luz, a secas. Quiero ser ese perro que vive en el bosque. Cazar y recorrer. Leer algo de vez en cuando. ¿Por qué no? No por ser perro no comprenderé la responsabilidad de ser estudiosa. Hay actividades que trascienden.

  130. Frank
    13 octubre, 2019 at 19:32

    Soy alguien
    efímero en tu vida
    Soy alguien
    que te marca para siempre
    Polos opuestos que nadie nunca
    dijo que no se podían complementar
    Dependo del arte así como él depende de mí,
    pues si no escribo quizá reviente
    Él me llama a gritos que sea invocado
    ¿Y cómo negar algo tan preciado?
    ¿Cómo negar algo tan necesitado?

    Mis dedos se entrelazan con las cuerdas
    generando melodías ansiosas en mi cabeza
    semejantes a mí.

    Suelo callarme, pues llamar la atención
    no suele ser lo mío,
    pero a medida que abres este cofre notarás
    con lo que te has perdido en estas simples palabras

    Sí, te hablo para expresarme
    pero no puedo expresar historias correctamente

    No puedes pedirle a un ebrio que le relate a un sobrio
    lo que es el alcohol
    Hasta aún sabiendo todos sus componentes químicos
    no podría conocerlo del todo
    pues nunca lo ha probado

    Si estás dispuesto a conocerme, ten seguro
    que no podrás dormir bien por las noches.

    Sea por lo que sea.

  131. 20 octubre, 2019 at 23:14

    Nací en un pueblo de Murcia. Donde por la calle, cada verano, los murciélagos volaban con la misma avidez que las ilusiones lo hacían
    En nuestras cabezas; las de los niños, la mía.
    En una casa, que los brazos de mis padres hacían crecer a ratos, a trozos; cuando el descanso de sus jornadas y el influjo de su juventud, entonces inagotable, trabajaban codo con codo; cuando la televisión era un lujo en blanco y negro, y que dos rombos en una esquina de la misma, indicaba, que la cama era el descanso oportuno para al día siguiente patear las calles hasta llegar al cole.
    En un colegio donde a los profesores se les llamaba de Don. Y había uno en particular, Don Diego, de literatura, que me contagió la adicción por otras vidas: los libros, sus aventuras, sus mundos… Le doy gracias por ilusionarme, por hacerme creer que la humildad también tiene una oportunidad en la vida.
    Sin embargo, hoy, no quiero que los días pasen más allá del domingo. Para que esta invención grotesca de mí mismo (kafkiana), no tenga que deambular entre el absurdo y la nada: fuera de su isla, de su tesoro.

  132. Laura Ximena López Tejeda
    25 octubre, 2019 at 02:05

    Aquí me tienen frente a un computador esperando a que las palabras que busco lleguen a mí intentado seguir los pasos de tantos escritores que me han cautivado buscando mejorar en cada palabra buscando a aquélla fiel amiga del escritor que por más que busco se alejá y no me queda más que la amargura de un mal texto un cuerpo cuya alma ha desaparecido entre las palabras ; al bajar hasta aquí eh podido leer varios textos de escritores cuyo talento es superior al mio cuyas palabras tan profundas que casi las puedo tocar en un lienzo donde cualquiera en busca de conocimiento las pueda apreciar

  133. Dayana cruz
    27 octubre, 2019 at 22:14

    Dayana
    Paciente tranquila graciosa casi siempre muerta del miedo por no ser lo que las personas quieren quiere complacer a todos tiene muchos miedo siempre regresa a donde fue feliz aún que confunde la felicidad con el dolor , ahí que mencionarlo es tranquila pero no la subestimes puede ser una bomba de tiempo y no te gustara estar cerca cuando llegue a detonar ella es así ,ve primero por los demás y luego por ella ,no le gusta que le digan que debe hacer
    Quisiera pasar más tiempo sola quisiera que la escucharan
    Quisiera ser la chica a la cual sus amigos y familiares decean , pero no es así
    Sabe escuchar pero no sabe como hablar de las cosas de ella
    Se guarda muchas cosas para ella y quiere tener a quien contarle todo
    No confía mucho en las personas
    Le gusta escribir y le gusta mucho cantar
    La música la relaja y la llena de felicidad
    Le gusta mucho la amistad de un barón siente que es más sincera que la de una mujer
    Quiere ser independiente a la vista de todos
    Le gusta mucho la comida siempre a sido su refugio en ella y esta soy yo adios

  134. Aaron Oseguera
    28 octubre, 2019 at 04:28

    Hola soy Aaron… Si con dos «a» , la primera es por alegre y la segunda por amoroso y poco rencoroso y luego viene el «ron» asi mismo como el Ron fuerte al principio pero feo cuando llega el bajon.

    • Aleix
      28 abril, 2020 at 14:33

      Me encanta el análisis de tu nombre!!! Creo que intentaré hacer uno para el mio aunque es más complicado

  135. Aishly Andrade
    28 octubre, 2019 at 16:07

    Aishly un nombre extraño, no en su pronunciación sino en su escritura, la «i» no debería estar ahí simple mente no se escucha.
    es una larga historia que después contare…. tengo 16 años, y para mi edad soy diferente a los demás aunque muy parecida, me llevo con muchas personas y hago diferentes cosas salgo a divertirme como todos, pero al mismo tiempo me gusta estar sola con mis pensamientos y poder entender las cosas que constante mente suceden en mi alrededor, soy alegre y me gusta encontrar el lado positivo a las cosas a pesar de que aveces no lo tengan.

  136. Axel carcamo
    29 octubre, 2019 at 23:47

    soy bastante optimista, me gusta jugar mucho a los video juegos
    juego de todo tipo de juego aveces no me va tan bien en las clases
    pero siempre me esfuerzo por seguir adelante y ser quien soy
    es lo mejor del mundo.

  137. 31 octubre, 2019 at 22:06

    soy alguien que no deja de pensar que siempre hay algo bueno en cada cosa. En la gente, en sus acciones, pensamientos , decires ,cantares y obras. A veces pinto y muestro algo de mi bondad.

  138. bobi122
    4 noviembre, 2019 at 14:39

    ¿Que quién soy me preguntas? Si yo misma no sé… Sí sé que soy aquella que encontró en la escritura su mejor manera de expresarse, de relacionarse, de abrirse al mundo y desahogarse. La que descubrió entre hojas su válvula de escape, su desfogue y su refugio a la vez. La que pierde horas de sueño por acabar esa historia, la que encuentra en la lectura su mejor y fiel amiga. Soy quien sueña con ser algún día escritora, pero nunca da el paso de escribir esa historia….
    Sí, esta soy yo, de eso estoy segura.

  139. 4 noviembre, 2019 at 18:26

    Siempre he vivido la vida con la apariencia de que todo está bien y ser fuerte, valiente, tan solo la fachada de la protagonista del reflejo en el espejo cuando me miro, esperando hallar mi rumbo, corriendo en base a que me dijeron que la vida era corta, breve y ahora que quiero parar, soy la que se siente naufragando un mar de dudas que no desiste por las mareas de la vida. La que siempre confía en los demás y las apuñaladas aumentan con el tiempo. La que se ha cansada de las ostias y las caídas. La que se esconde en el sonido del bolígrafo rallando las hojas sin censura, sin cesar, rodeada en la multitud aislada en su mundo de letras, imaginando aventuras que desearía vivir, desahogándome en el mejor amigo que pueda existir…Mi libreta.

  140. Elliethe
    5 noviembre, 2019 at 00:07

    Mi nombre es Elliethe Rodríguez tengo 16 años y soy de Honduras. Nací el 28 de septiembre de 2003 en una pequeña ciudad ubicada en el oriente de mi país. Escribo desde que tengo memoria. Escribo para sacar de mi cabeza tantas historias que viven allí tan apretadas que se pelean unas con otras y que a veces me persiguen en sueños. Escribir es una de las cosas que más me gusta hacer, me hace sentir valiosa y que tengo un propósito.

  141. Josshua Espinoza
    5 noviembre, 2019 at 00:09

    mi nombre es raro de escribir pero asi me gusta me encanta jugar a los video juegos por eso creo que me va un poco mal en clases pero como dicen lo que importa es pasar, me gusta estar con mis amigos y pasar el rato riendo con ellos son lo mejor, mi familia me quiere bastante y yo a ellos no podria vivir sin mi familia porque ellos son todo lo que quiero.

  142. alessandro funez
    5 noviembre, 2019 at 00:14

    mi nombre es largo al igual que mi cuerpo soy bastante alto y por eso me hacen burlas pero asi me puedo burlas yo mas de ellos por chaparros, me gusta pasar tiempo con mis amigos y mi familia me gusta estar haciendo deportes como en el futboll que soy muy bueno en ello. soy alguien bastante sociable y feliz que me gusta mucho tener buenos amigos y amigas en los que me puedo apoyar mucho ya que ellos son como la segunda familia que tengo.

  143. dan espinoza
    5 noviembre, 2019 at 00:17

    Siento que las palabras salen de mi, quieren salir y a veces no encuentran la manera. Estoy repleto de metáforas y descripciones, personajes, paisajes y colores, llenos de ideas y diálogos. Escribir es mi válvula de escape aunque a veces no sepa regular el chorro de letras que sale. Tengo un mar indómito de palabras que no encuentra paz, debo encauzarlas, pulirías, darles un cauce por el que viajen tranquilas hasta las orillas calmas de una hoja de papel, hasta que un par de ojos se posen en ellas y les encuentren sentido. Hasta entonces me aventuro a escribir como puedo, moldeando a ojo lo que quiero contar.

    • Elena
      11 noviembre, 2019 at 23:46

      Intenso y directo. Me gusta tu forma de expresarte

  144. pablo sammir
    5 noviembre, 2019 at 00:19

    soy alegre y divertido pero muy callado me gusta ayudar a los demas
    estar siempre con mis amigos y sobre todo ser feliz
    aveces tengo buenos dias y aveces malos
    pero asi es todo el la vida y a uno solo le quede aceptarlo

  145. ELENA MIRA H
    11 noviembre, 2019 at 23:33

    ¿Quien soy yo?. Si pudiera contestaros seguramente traicionaría a mucha gente. Pues yo soy todo aquello que a pasado en mi vida. Yo soy aquella niña a la que no miraban nada mas que los de su especie. Aquella niña que pensaba que algo raro tendría dentro y que ahora en cambio piensa que lo raro es todo lo demás. Aquella adolescente a la que se la encendían los ojos con aquel chico que parecía imposible y que al final fue el amor platónico que le enseño a valorarse. Aquella joven que no sabia coger un teléfono hasta que alguien la dijo que su voz era medicina para otros. Soy aquella veinteañera que soñaba encontrar su propio príncipe azul, su amigo,amante, amor y que se reían de su sueño,pero que el sueño se volvió realidad. Soy aquella madre que no sabia cuidar de si misma y que con dos amores aprendió como hacerlo. Soy aquella que amaba leer palabras y la aterraba escribirlas. Ayudarme a ser yo, sed parte de mi para que pueda ser mas yo. Esa y esta soy yo, soy tu, soy todo lo que el mundo me ha brindado conocer.

  146. Gustavo
    22 noviembre, 2019 at 14:26

    Hola! Hola!
    Hay alguien ahí! Hola, soy Gustavo!
    Bien, supondré que me puedes escuchar, tal vez en tu mente, a través de tus ojos.
    Te cuento que me gusta mucho leer, es casi una obsesión, leo casi todo lo que se me cruza. ¡Imagina el bochorno que puede ser, cuando me cruzo con una fémina que lleva una remera escrita!
    Empecé leyendo historietas, allá por mis seis años, luego comics, hasta llegar a las novelas, principalmente ciencia ficción y fantasía.
    En mi etapa de adolescente y soñador escribí algún poema, que jamás entregué a mi fuente de inspiración. Hace poco retomé la escritura, principalmente cuentos cortos, pero siempre necesito que me estén encima para que la desidia sea subyugada por el espíritu creativo.
    Y aquí estoy, buscando en ustedes las letras de mis palabras

  147. Pamela Yañez
    26 noviembre, 2019 at 22:49

    Niña de risas que Padre y Madre a golpes quitaron… Así buscó adulta lo no aprendido en casa y recibió de vuelta un niño que por encanto, atrajo una hermana y un hombre santo. Tres que amar y que aman… Ahora sufre, ríe y sueña como loca buena que cuenta historias de penas y despenas, pero más de esperanzas y redención, como su experiencia.

    • Pepe Piedra
      9 diciembre, 2019 at 22:08

      Es interesante la ruptura de las reglas gramaticales en busca de desconcierto. Me gusta la prosa llena de poesía, sin embargo, me pregunto sobre los límites de este tipo de escritura. ¿Se puede, en estos tiempos, contar una historia sin usar las oraciones trilladas de la narración, tipo «salió de su departamento, esperó el camión, entró al bar»? ¿Alguien leería un texto largo que no incluyera este tipo de escritura?

  148. Alberto Pulido Cuellar
    27 noviembre, 2019 at 04:45

    Mi nombre es Alberto Pulido Cuellar, nací en Querétaro, Querétaro, de madre y padre nacidos en Querétaro, mis abuelos eran de ranchos ubicado en la sierra Querétana.
    Cuando era un pequeño y asistía al kinder me apasionaba la idea de escribir aquellas acciones que mis amigos realizaban, aunque aún no aprendía a escribir mi mente imaginaba crear textos de las aventuras que alegremente en el patio de juegos de aquella escuela de mi infancia mis compañeros jugaban, mientras yo los observaba detrás de un árbol el cual yo sentía con las palmas de las manos y asomaba mi cabeza para poder verlos.
    Conforme seguí creciendo suprimí esta bella pasión por la escritura, creo que por muchos años olvide lo mucho que me apasionaba la idea desde que era un pequeño. Fueron muchos los cambios que tubo que pasar este niño que yo era para tener que olvidar si paso y después querer volver a este origen primigenio de la pasión por la tinta. Ahora busca la oportunidad de redimirme con el niño que era y demostrarle que podemos hacer lo que amamos, seguir nuestra pasión. Gracias por la creación de este tipo de espacio virtuales, oportunidad de explorar mi creatividad.

  149. Maria Saraza
    3 diciembre, 2019 at 04:36

    A veces presiento que soy un extraterrestre. No por marciana ni mucho menos, sino porque me despego de la tierra con facilidad… y floto…y me elevo.
    Otras soy terraquea y calculo, razono, digo «-Hola ¿que tal? «. Pero la mayoria de las veces, me escondo tras la hierba y observo, recolecto datos, analizo y vuelvo a mi tumba a rememorar lo que no tengo.

  150. Valerian
    9 diciembre, 2019 at 19:43

    Como una montaña rusa, así soy, así me siento. Con altos y bajos voy por la vida impulsándome a superar mis límites. A veces voy lento, a veces acelero demasiado; de eso depende que tanto me mareo en las vueltas que van apareciendo de año en año. La primera siempre parece ser la más difícil pero la siguiente siempre la supera. A veces me siento a la altura de Los Andes y de repente me encuentro metros bajo el mar. Me tambaleo de un lado a otro buscando equilibrio, estabilidad. Soy un libro abierto, mis emociones no tienen donde esconderse, mi cuerpo tampoco; mi única opción es dejarme llevar, a la vista de todos, vulnerable, donde siento el viento y pretendo no desarmarme. Con el tiempo voy evolucionando, de papel a madera, de ladrillo a acero. Todos los días espero que el viaje no sea corto, que lleve su tiempo, poder disfrutar cada curva por mas revoltosa que sea y sobrevivirla; cada día intento reunir un poco más de valor, para así enfrentar nuevos obstáculos puestos por la vida y por mí.

  151. Menhec
    9 diciembre, 2019 at 20:30

    Siempre he pensado en el origen de las cosas, mi origen, según me dicen, fue en un día lluvioso o nublado, siempre para mi cumpleaños llovía o se nublaba, me atrapaba mucho pensar que algo misterioso hacia que así fuera. Pasando los años ese sentimiento se fue olvidando, y otro tomo su lugar, disfrutar esos días en general era fascinante, sentir la humedad y los olores, caminar y sentir como se va acercando el momento en que las gotas caen y empiezan hacer música, desde el sutil sonido de la primer gota, hasta el estallido en una sinfonía que te sacude hasta los huesos. En esos días, lo único que uno quiere hacer es leer, estar en silencio, fumar un pipa, o tomar un delicioso café, alguno suena a cliché, y de esos en mi vida hay un montón.
    Pasa el tiempo y todos crecemos, y todo el mundo busca a su “media naranja”, yo encontré la mía no hace mucho, y puedo asegurar que no es solo una media naranja, es mi mitad en todo, y en muchas otras cosas es mi todo, y los cuentos de hada son solo cuentos, pero ella es mi realidad.

  152. Pepe Piedra
    9 diciembre, 2019 at 22:00

    He alucinado historias por lo menos desde que tengo memoria para olvidarlas. En la cuna, en la cama del motel, con hambre, viendo el techo, en los autobuses a la escuela o al trabajo, dormido de ida o cabeceando de vuelta, caminando por infinitos callejones verdes, por parques grises cuya única salida da a una avenida del infierno, sentado en escusados y en bancos de salas de espera, viendo el caldero incandescente de un puesto de tacos, mientras espero el regreso de Godot, frente a una página en blanco, sudando la gota gorda, las visiones me atormentan. Recuerdos de mi vida, retazos de la vida de otros, que me contaron, que leí, que escuché al pasar o sencillamente que viví en otra vida, se me pasean en la cabeza y me imploran libertad. Palabrillas que se me tatuaron más que tinta salen de su escondite para pedirme, apenas comienza el día, ser dichas. Estoy maldito, encuentro la paz solo después de haber cumplido sus alebrestadas fantasías. Por este instante mágico de planetas alineados, soy el que escribe. Por ahora, soy escritor, hasta que un maldito punto me hunda, de nuevo, en la nada.

    • Daniel Delgado
      18 diciembre, 2019 at 08:52

      .

    • 16 enero, 2020 at 23:53

      aquel 9 de diciembre yo coleccionaba flores, conversaciones ajenas y recuerdos en las hojas de mi libreta de viaje al otro lado del océano. recopilaba en mi móvil fotografías de cada plato, de cada sonrisa, de cada fachada.

      hoy, desde este lado, todavía digiero los colores y desconchados de un país que no consigo desprender de mi retina. no consigo olvidar el tarareo continuo de esa canción que dice…nunca es suficiente para mí.

  153. Virginia
    10 diciembre, 2019 at 04:15

    Mujer, 42, profesional por dos, trabajo jornada completa, casada, sin hijos, con mascotas; Virginia.
    Un nombre, una persona, pero con una vida dividida en un antes y un después. Lo que parecía el fin, la gran crisis; un diagnóstico médico, se convirtió en el mejor y más apreciado regalo que jamás he recibido.
    Obviamente vino para quedarse, no hay milagros siempre va a estar conmigo, aunque vivo como sino estuviera, pero sin olvidar cada enseñanza que me dejo. Pasados los primeros dos meses críticos y los cinco que siguieron fueron los de aprender, descubrir, conocerme y definir.
    Hasta ahí un camino definido hacía una meta que creía las correctas que generaron intereses, expectativas, amigos y enemigos equivocados. Hoy se que era lo que podía ser y hacía lo que creía correcto, valoraba lo que en mi mundo ampliado es el objetivo y los códigos compartidos.
    Pero en una madrugada el vértigo irrumpió en mi vida, encadenando un montón de estudios, finalmente su nombre y tratamiento. Y con todo eso el gran replanteo.
    Claro que fue el principio no el fin, es un combate diario conmigo seguir en el después, con algunas caídas, paradas largas y seguir avanzando.

  154. Cristina
    12 diciembre, 2019 at 16:53

    Si la fortuna me acompaña, soy alguien a medio camino entre el día de mi nacimiento y el de mi muerte. Decir esto no es poca cosa. Atrás quedaron muchas opciones. Algunas pocas que elegí, otras tantas que rechacé y la mayoría que ni siquiera sospeché. Pero eso no me pesa. Más bien me siento afortunada de estar despertando.
    Podría decir que estoy en un momento de búsqueda. Búsqueda de muchas respuestas, pero principalmente búsqueda de mi misma, que me quedé perdida en algún rinconcito de mi infancia, entre los “debería” y mi timidez; entre las expectativas de los demás y mi carácter demasiado dócil y complaciente.
    Hoy escribo porque poner en palabras lo que llevo dentro es para mí como desparramar sobre la mesa las piezas de un rompecabezas, para comenzar a mirarlo, y ordenarlo poco a poco, para que las imágenes comiencen, de una vez por todas, a tomar sentido y quizás pueda encontrar allí a la niña que perdí

    • Jorge
      12 diciembre, 2019 at 21:01

      Cada pieza representa mis recuerdos, mis opciones, mis puertas abiertas, mis puertas cerradas, mi des fragmentada vida.

      Usar un rompecabezas como una alegoría para sugerir que en otro mundo, hay la oportunidad de unir las piezas de una manera correcta, es la parte que más me gustó

    • Yanira A. Marroquin
      21 diciembre, 2019 at 16:27

      que lindo cris, escribir para conocernos a nosotros mismos y mirarnos adentro desde fuera!

  155. Jorge
    12 diciembre, 2019 at 20:56

    Si ni yo mismo se… Sólo se que soy aquel, que no es capaz de convertirse en lo que quiere.
    Aquel que ama más el fracaso que a la victoria.
    Me gustó leer un poco de ti.

  156. Daniel Delgado
    18 diciembre, 2019 at 08:47

    Puedo ser abrasivo como la miel que surge de la fuente del ayer, nada hay como lo del ayer pues la historia fluye con el cauce aunque cuando estaba bajando el río tal camino debía labrarse sin saber a donde iba a parar.
    Soy de alto porte, un libro viejo hecho joven, sin querellas me hago querer pues siempre trato a la gente como quieren que la traten. Finos ojos que juzgan lo que ven, solo la belleza de la naturaleza los atrae en cualquier otro caso prefieren no ver, que el ojo de mi mente me muestra todo lo que necesito saber. Herido de adentro hacía fuera y afuera hacía adentro, con cicatrices que hacen juego y un acne que mata versos y crea metafísicas.
    Me pienso listo aunque imagino que los charcos se creeran especiales cuando no ha llovido. Bailo cual hoja en el aire, si la hoja estuviera agujereada y tuviera dos pies izquierdos. Pero sobre todo lo dicho pienso porque sin pensamiento la vida sería un error, y ahora lo que pienso es que me pude ahorrar las 200 palabras si simplemente hubiese escrito: Yo soy reflexión.

  157. Yanira A. Marroquin
    21 diciembre, 2019 at 16:20

    Yanira Alejandra
    Mi papa tuvo una novia, Xual Yanira;
    Años después, tuvo un hijo, no con Xual Yanira
    Cuando mi hermano tenía 4 años,
    Nací yo
    Y mi papa puso sobre la mesa el nombre “Xual Yanira”,
    Mi mama pensó que Xual era malo
    Pero le dio una oportunidad a Yanira.
    Como territorio neutro le preguntaron a mi hermano: ¿qué nombre le gustaría?
    Y él, fan de mi tío en esa época, contesto: ¡Manuel!
    Mi mama, hermosa como siempre; pensó en el segundo nombre de mi tío (gracias abuelitos)
    ¡Y dio con Yanira Alejandra!

  158. JOHN CORTÉS
    23 diciembre, 2019 at 00:27

    ¿Quieres saber quién soy?
    Me lo hubieras preguntado hace un par de años, pude haberte dicho soy CEO de la más grande compañía de tecnología en el mundo, el empresario del año, portada en las revista Forbes y New York Time, todos saben quién soy, ¿cómo es que tu no?
    Para mi jefe soy un bueno para nada, que no merece el cheque que cobra cada mes, para mis hijas un cajero automático, para mi esposa un mediocre falto de visión, que se siente cómodo en su incomodidad, para la iglesia un ladrón que no da a Dios lo que le corresponde, para el banco otro moroso y para Karen su cosita rica, siempre que pague sus servicios sexuales. Cada quien cree saber quién soy, pero si haces la misma pregunta mañana, todos ellos dirán que soy un cadáver, mientras yo diré camino al infierno que soy un hombre libre.

  159. Viajero del tiempo
    30 diciembre, 2019 at 04:15

    Pasajero de este tiempo, viajero ya con bastantes otoños de vuelo, ya la primavera se quedo atrás, espectador de puestas de sol y de atardeceres, buscador de la verdad, participe de luchas propias y ajenas, batallas perdidas y ganadas, heridas infringidas y ganadas, cicatrices en la piel y en el alma, con el corazón lleno de cicatrices, pero lleno de amor, de pie, firme ante el embate de la tormenta, silencioso al estruendo del relámpago, sembrando aquí y allá, no es tiempo de cosecha, admirador de la creación, ya no buscando, solo compartiendo lo poco que me ha enseñado la vida, creciendo, solitario, esperando, esperando…

  160. 16 enero, 2020 at 23:23

    y a las 23:57h completó el último formulario del día.
    un formulario más.
    un día menos.
    un día más.

    edad: 35
    sin experiencia
    disponibilidad para viajar

    demasiado mayor para aquella oferta.
    demasiado tarde para una entrevista en la que jamás preguntarían sobre lo esencial.
    una vez más creerían saberlo todo y se quedarían sin descubrir nada.

    esas cifras no hablaban sobre que, por si ella fuera, comería lentejas a diario y que nunca jamás le interesaron los números.
    que a veces bailaba sin música y no podía evitar morderse el labio cuando se concentraba.
    en aquellas hojas nada decía de su miedo a perderse
    ni había apartados para su amor por las flores, las listas y los libros.
    y por supuesto, en aquellos cuestionarios no había espacio para sueños ni lugares,
    ni mapas de cicatrices que recorrer descalza.

    a las 23:57h ella solo quería ver ponerse el sol
    porque estaba triste..

  161. Daniela:)
    23 enero, 2020 at 23:50

    Una palabra, veinte, cincuenta, no alcanzan para describir todo lo que soy, todo lo que eres, todo lo que los muertos fueron. Un alguien, una persona, un quién no puede ser llamado por un único nombre, por tres cualidades, ni por diez etiquetas. Soy sinónimos y antónimos, la risa en el mal chiste y la seriedad en el momento adecuado. Soy lo que llevo dentro y un poco lo que llevo puesto. Tengo cabello, ojos, piernas, siento amor, alegría, enojo, me siento, me paro, me enamoro. Hago lo que disfruto hacer y trato de disfrutar lo que no. Creo que en Dios y en el amor, Dios es amor. Soy una débil flor que no para de crecer, una canción que no rima, que te pone a bailar, que te anima a llorar. Soy un roble, fuerte, grande. Amo, quiero, deseo, aprecio, siento, vivo, persisto, aprendo, leo. No me gusta esperar, amo los brownies y desde pequeña veo novelas con mi mamá casi cada noche. No es el final, pero llegué al límite, a veces los cruzo, me equivoco, desfallezco, sigo en mi camino. Adiós, una coma y ahora. Punto final.

    • Juan Pablo
      28 febrero, 2020 at 17:21

      «hago lo que disfruto hacer y trato de disfrutar lo que no»

  162. Antonio Santos
    29 enero, 2020 at 14:32

    Desde lo alto de mi colina, veo un tren pasar a lo lejos. No puedo ver a nadie, pero se que están ahí. Esos tres vagones bullen de ideas, deseos, proyectos, ansias y algún que otro romance en puertas. Toda una colección de sentimientos y puntos de vista diferentes ocupan los 120 asientos de ese gusano blanco que recorre la llanura que se extiende ante mí. Yo, mientras tanto, alimento mi descanso arropado por los murmullos de una lejana autopista y el rozar de los árboles con el viento. Entonces, me doy cuenta de que ese tren representa todas las ideas, deseos, proyectos, ansias y romances a los que decidí no subirme. Sentado en esta piedra los veo pasar con la misma mirada que tiene mi padre cuando piensa que nadie le está mirando.

  163. Lupe
    4 febrero, 2020 at 10:56

    Madre, maestra, amiga,…
    Curiosa, preguntona.,observadora, multiusos.
    Deambulo… A veces.
    Otras me dirijo a algún lugar…
    Tengo sueños. Busco razones.
    Quiero aprender.

    • Ana
      17 marzo, 2020 at 18:58

      Me sentí muy identificada con tu texto Lupe. La síntesis, lo justo para saber quién sos!
      Saludos

  164. Maria
    8 febrero, 2020 at 11:04

    Taller de escritura 1

    Estaba apoyada en la escalera fumando un cigarrillo. Llevaba unos jeans desgastados que dejaban ver trazos de piel. Aunque era verano y las 2 de la tarde en Andalucia se protegía los brazos con una chaqueta aparentemente de algodón . -Cuando hace tanto calor no se nota tanto la diferencia – dijo con sonrisa resignada soltando el humo mientras hablaba. Su frondosa melena oscura estaba toda recogida en lo que pretendía ser un moño de bailarina aunque menos estricto.
    Sus manos, principal herramienta de trabajo, llamaban la atención por parecer infantiles aunque era bien sabido que era de ellas de las que se valía para llevar adelante la infinidad de tareas que su cocina y sus clientes requerían. Era ya mediados de Agosto y había perdido 10 kilos . Sentía las piernas cargadas y todo su cuerpo irradiaba calor como si se estuviera gestando una hoguera inmensa en su interior que no se apagaba nunca. Sabia que ya quedaba poco para que la temporada empezase a decaer dándole ánimos a seguir hasta el final con una fuerza que , hasta hacía no mucho, creía que no tenía . Se miraba al espejo y este le devolvía un rostro pálido que saltaba a la vista en medio de la marea de cuerpos morenos y dorados que traía la estación. – Ya me queda menos- pensó .- Pronto podré tirarme yo también al sol a ver la vida pasar.

  165. Camila
    13 febrero, 2020 at 02:02

    Cuál es la orden?
    Es una presentación:
    tengo alergia.

  166. miguel
    19 febrero, 2020 at 20:11

    Eres idiota se dijo, no sabes ni siquiera definirte y quieres escribir un relato, demasiados años sin sentarte delante del papel en blanco. Nunca has sido profesional ni lo has pretendido, pero ahora en este momento sabes que te interesa hacer este curso. Realmente hacer algo más con tu vida que vender y beber cerveza.
    La constancia nunca ha sido tu fuerte y lo sabes, pero quizá una rutina diaria te ayudará a organizar tu vida, a dedicar menos tiempo a Netflix y a conocer gente interesante fuera de la noche. La verdad que trabajar hasta las 5 de la mañana o 6 algunas noches no es algo que te moleste demasiado, pero el problema es no aprovechar el tiempo que te queda.
    Por lo demás sabes que cuanto mas viejo te haces mas pereza te da hacer cualquier cosa que requiera esfuerzo, aunque ya te conoces, si consigues algún resultado habrá merecido la pena.
    Intentas anotar ideas y relacionarlas con alguna corriente filosófica, de forma que puedas profundizar en ellas, de momento el resultado es prácticamente insignificante, pero a la vez no lo es, ya que cualquier resultado por pequeño que sea puede suponer un revulsivo para este reto

    • Ana
      17 marzo, 2020 at 18:53

      Miguel, me encanta tu diálogo interno. Seguramente sos mucho más de lo que ponés en esta descripción.
      ¡Saludos!

  167. Maria Fula
    25 febrero, 2020 at 01:38

    Si esa soy yo, una mujer madura con deseos infinitos de escribir, pero sin saber por donde empezar, cual es el la primera frase de una poesía, de un un cuento o mejor de una novela?
    Buena pregunta, pero aquí estoy intentándolo, espero en unos años recuerde este comienzo, como la primera piedra, como el primer beso, como el primer amor, como el primer pecado. Solamente lo intentaré, tal vez salga algo bueno, algo para publicar, o tal vez sea solo uno sueño.

    • Marla Piñero
      11 mayo, 2020 at 16:13

      te felicito espero que tus escritos mejoren como quieres, mucha suerte

  168. Juan Pablo
    28 febrero, 2020 at 17:15

    Terminaba mi álgebra estoica, las enmarañadas ecuaciones que habían invadido ya varias hojas de papel, mi mente y mi atención por algunas horas llegaban al fin, tenía ahora una respuesta a lo que me había preguntado antes de llevar a cabo aquel tedioso trabajo. Estaba allí, justo al final de la página, en el borde, justo en la frontera, la respuesta, escrita en tinta azul, era una ecuación nacida de un bolígrafo con tinta de gel, esto hacía ver los trazos más delgados y por ende más misteriosos. Luego, por el hábito de mi entrenamiento, copié la expresión en una nueva hoja virgen y empecé forcejear con ella, la llevé al infinito y la traje a cero, le que quité sus especialidades para reducirla, luego le devolví sus armas para robárselas de otra manera, en cada uno de estos intentos ella respondía congruente, y nunca por mayor tortura que se le impuso comunico alguna contradicción.
    Era un éxito aparente,! Lo había entendido¡… o eso creía en ese momento.

  169. Clara
    29 febrero, 2020 at 08:54

    Claridad me han llamado,
    A mi, que me apasionan las sombras.
    Niña juguetona y seria,
    Madre hija y abuela.
    La verdad no puedo callar,
    Transparente y limpida,
    Nada que ocultar.
    Es la tierra quien me hospeda,
    Es el agua quien me lleva.
    El alma es mi destino,
    El amor es mi camino.
    Esta vida la he elegido
    La disfruto, Dios esta conmigo.
    Ya no tengo de que quejarme,
    Hoy soy libre y responsable.
    Se que todo lo que vivo lo he creado,
    He arado mi suelo, lo he sembrado.
    Mujer salvaje siempre he sido,
    Que me digan lo que hacer nunca me ha gustado.
    Por eso me he marchado,
    Tantos caminos he trazado;
    Siempre abierta a la vida
    He amado y he odiado.

    • Pyl
      10 marzo, 2020 at 05:48

      Me agrada tu manera de escribir y expresarte. Una lectura facil y orifunda

  170. Adripat
    2 marzo, 2020 at 21:11

    Yo no sé lo que hago, pero se me da muy bien improvisar.
    No soy experta en nada, me gusta ser la solución aunque
    a veces soy el problema. Soy la que hace ruido, la que canta,
    la que baila y ríe, también disfruto del silencio.
    Soy todas las contradicciones. Aunque
    no me arrepiento del pasado, en el futuro haría las cosas diferentes.

  171. Pyl
    10 marzo, 2020 at 05:40

    ¿Por qué tanto le cuesta hablar si nunca para de pensar?
    Ella está cansada de tanto intentar
    Pero la gente solo piensa que ella amargada esta.

    Tanto miedo tiene que no sabe a qué le teme
    tal vez la opinión o los comentarios de la gente,
    cuando le hacen una broma para ella es muy hiriente
    pues en su cabeza cree que es la verdad completamente.

    Una armadura se pone y solo a pocos deja pasar,
    No quiere que piensen que no para de exagerar.
    Para los demás, bien siempre tiene que estar.

    Piensa, piensa y piensa y nuca para de pensar,
    Aunque ella nunca habla, no para de redactar,
    Siempre los cuadernos los termina de llenar
    Pues si no lo saca su cabeza va a explotar.

  172. Jorge Riacardo Jimenez
    13 marzo, 2020 at 04:40

    Adulto mayor amante de las letras.

  173. Ana
    17 marzo, 2020 at 18:49

    Maestra por vocación, profesión, deseo y oficio. Disfruto de aprender en el vínculo con personas creativas, positivas y transgresoras. Trato de rodearme de estímulos de las artes plásticas, la música, la danza, la literatura… sin etiquetas, popular, atrevida.
    Soy urbana, necesito un poco de smog en mis pulmones para activar cada día. El día no está completo sin un café en algún bar de mi ciudad. Recorrer mi barrio caminando lentamente es uno de mis paseos preferidos. Con los auriculares escuchando buena música o algún podcast divertido.
    Amo la vida familiar, aunque sin exagerar. Soy una gran madre y amorosa abuela, pero cada uno en su casa. La escritura llegó a mí hace algunos años y me da mucha satisfacción escribir.

  174. Ailyn
    24 marzo, 2020 at 21:01

    Soy lo que siento cuando me quedo en silencio
    soy lo que veo cuando cierro los ojos
    soy lo que sueño cuando duermo
    soy lo que extraño cuando me voy lejos
    soy lo que deseo cuando me siento triste
    soy lo que mueve mi cuerpo
    cuando siente el fuego
    cuando escucha al tambor
    cuando se acerca a otros cuerpos
    cuando siente
    el calor
    de verte

  175. Patito
    24 marzo, 2020 at 23:24

    Poco convencida, mira la pantalla del ordenador. Piensa en como debería comenzar la presentación, entonces, una idea pasa por su mente. Se prepara, y escribe «No me gustan los gritos, me exaltan. Creo que la invención de la cámara es sorprendente. Me gustan las ideas conspirativas, por mas estúpidas que sean. No me gustan los zoológicos. Tiendo a sobre analizar mucho las cosas. Soy una persona, por lo demás, simple que gusta de cosas sencillas»

    • Lilián
      25 mayo, 2020 at 23:08

      Me gustó tu presentación y el recurso de hacerlo en tercera persona. Suerte con el curso!

  176. Yolanda
    25 marzo, 2020 at 13:14

    Pregutarle a alguién que se describa, es como querer desentrañar los secretos del universo en una semana. Soy apasionada de las palabras y su significado, buscadora de la verdad y la belleza y curiosa por naturaleza, quién me iba a decir hace 30 años que acabaría descubriendo mi pasión, a riesgo de ser tarde, quiero creer que aún estoy a tiempo de llegar al significado profundo de las palabras y el impacto que estas causan en las personas sin que ellas se den cuente.

  177. Sol
    28 marzo, 2020 at 14:18

    Ayer fue un día que todo era color gris. Al despertarme, me puse a colorear el paisaje porque tanta oscuridad ya me hizo mal a los ojos. Seguro que mañana no me gusten los colores que he elegido, por eso los cambio y sigo. En la firma puse Sol, aunque me gusta más el anonimato. La vida me quiere convencer en ser la protagonista pero instinto en el papel secundario.

  178. maria jose soto
    4 abril, 2020 at 05:08

    en el parque se encontraba una niña pequeña, jugando, divirtiéndose y siendo feliz. lo tenia todo, unos padres fantásticos, buenos amigos e inimaginables palabras de amor. sin embargo, mientras fue creciendo todo se fue derrumbando, ya nadie la quería, no tenia amigos, le gritaban, la maltrataban. un remoto día en el que escucho palabras hirientes dirigidas hacia ella,se fue corriendo con lagrimas en los ojos a su habitación. Desesperada y desamparada no sabia como aliviar su dolor. Encontró un único libro. Lo analizo y finalmente pensó «¿porque no leer?».
    ese fue el fantástico día en el que esa chica encontró una salida a su dolor, transportándose a otros mundos mediante la literatura.
    esa chica soy yo, Maria Jose

  179. ISABEL ARROYO ANGUITA
    4 abril, 2020 at 17:02

    Soy quién me escucha en la oscuridad de la noche cuando todo está más claro, el rostro del espejo, que me mira desde el otro lado. Prefiero aspirar muy alto, por si alguna vez no puedo, que no sea por no intentarlo. Una mezcla agridulce de sentimientos y emociones, de caricias y recuerdos, de sueños y canciones. Soy la hoja que llora rocío y la lluvia que cae empicada. El viento que grita al cielo y el sol que radia. Conozco mis defectos, aunque trataré de no mostrarlos. Un intento de perfección, con miedo al error. Soy el maremágnum de mi mente y la calma de mis abrazos. Yo, conmigo, ¿qué más guerra?

  180. ARA
    6 abril, 2020 at 23:54

    Hacia fuera dia soleado y noche de luna llena, hacia dentro noche cerrada y dia nublado. El encuentro continuo entre las dos caras de un mismo ser. Inquietamente pasivo, ambiciosamente perezoso y tristemente alegre dejo pasar los dias esperando algo. De formación técnica e inquietud literaria engroso el ejercito silencioso y sumiso de una sociedad cada vez más decadente. Para quienes me conocen soy un lider que no quiere liderar, para mi soy alguien que busca un lider que le lidere. Amante del desorden y de las listas que no tienen final, de crear propositos que nunca lo tendrán y viviendo exhausto de no encontrar una pasion que nunca he buscado. En tres decadas de existencia ha habido momentos para la buena vida, la abundancia, el amor familiar y las largas tardes que nunca debian acabar; y tambien para la mala vida, la escasez, el odio familiar y los bondadosos fines de semana que se hacian eternos. Ahora retorno a la calma y los buenos momentos después de una larga y oscura tormenta. Solo busco dibujando a través de las palabras liberar al sol para que ilumine mis dias y que la luna se abra paso en la noche oscura

    ARA

  181. Cyn
    13 abril, 2020 at 01:13

    Soy es un universo en su totalidad formando parte del conjunto que somos todxs.

  182. Albertina
    16 abril, 2020 at 00:18

    Y me bautizaron Albertina, una niña prematura, y que llamaban con el diminutivo Tina sus familiares y amigos cercanos, que desde el momento de llegar al mundo, la vida para mi, fue y es un constante batallar, arriesgar y sobrevivir… Nada especial para el resto de los mortales, pero siempre imaginando algo especial. Me encanta la lectura y siempre he querido expresar y plasmar de forma escrita todo lo que, en mi inquieta imaginación, a lo largo de mis cuantiosos años, ha florecido y marchitado, ha vivido y fallecido, ha elevado el vuelo y ha quedado enterrado. Enamorada de la vida, de la música, del canto y la poesía, he cumplido metas, nada especiales, pero que han sido hazañas de las que me siento orgullosa.
    Aquí estoy, con la mayor y mejor disposición para el desarrollo de éste gran sueño, que desde siempre ha estado en mi corazón.

  183. Male
    18 abril, 2020 at 19:33

    Pequeña y solitaria, con su mirada siempre triste, observaba el horizonte, a veces lejano, a veces cercano.

  184. Maira
    27 abril, 2020 at 20:29

    Madre, hija, esposa, empleada, jefa. Soy todas y soy ninguna.
    Solo quiere ser amor y equilibrio.

  185. Aleix
    28 abril, 2020 at 14:42

    Yo:

    Por mí,

    Me gusta definirme como una persona ecléctica y curiosa, puesto que lo primero siempre debe llevar a lo segundo. Se puede decir que detesto los clichés y a todos aquellos que intentan agruparse en una solo subcultura. Aquellos que hacen lo que se supone que se debe hacer según las pautas de su “comunidad”.

    Yo cojo aquello que mas me interesa de cada “escuela” y la adapto a mi forma. Soy desobediente y razonable, sociable y reservado. Me enfado con dulzura y odio con amor. No hay una sola forma de definirme puesto que en mi cabeza existen múltiples contradicciones con las que constantemente batallo, sabiendo que nunca encontraré una solución a ellas. Aunque eso me gusta, creo que el debate continuo es el que me hace progresar. Encontrar nuevas “escuelas”.

    Soy joven y maduro. Me gusta el barrio, los gatos, escribir por la mañana, el deporte en equipo y leer al atardecer.

  186. Adriana Fuentes
    28 abril, 2020 at 20:58

    .,…»Sobre el pasto yacía el, sin nombre al cual responder. No reconocido por nadie, los minutos pasaban y se congelaba…..Las expresiones de cada quien eran dignas de ser miradas, pues sus caras mostraban incertidumbre, queja, sorpresa y la de algunos tristeza. Pasadas algunas horas cientos de personas se acercaron para ver quien era el hombre que cayó al suelo y sin más Consuelo se elevó a los cielos»….

    • angel
      23 mayo, 2020 at 17:30

      Me ha gustado tu cuento, Adriana. Tal vez cambiaría «, pues» por los dos puntos. Y también puede que «No tardaron mucho en agolparse cientos de personas…» funcione mejor que «Pasadas algunas horas cientos de personas se acercaron». Te lo digo por aportar algo, en realidad el cuento está bien tal y como está.

  187. Sheila Peña
    29 abril, 2020 at 01:21

    Sinceramente, no voy a andarme con muchos rodeos de detallar cada pensamiento subjetivo que tengo de mí. Seré breve. Vengo aquí, porque siento dentro de mí algo que está loco por salir, mientras todas las noches escribo un poco más, la vida me sopla frescamente, pero el bloqueo me confunde. La sinceridad me acompaña en mi trayectoria, la humildad cogida de la mano también y sobre todo, mi lealtad. La promesa que me hice, no la voy a fallar, porque el día que creí tocar fondo me impulsé hasta lo más alto que pude, y de ahí aprendí a volar.

  188. Aleix
    30 abril, 2020 at 13:38

    Yo:

    Por mí,

    Me defino como una persona ecléctica, curiosa y versátil, supongo que la primera característica obliga al cumplimiento de las otras dos. Se puede decir que detesto los clichés y a todos aquellos que intentan agruparse en una solo subcultura, los que siguen las pautas, sean cuales sean estas.

    Yo cojo aquello que más me interesa de cada “escuela” y la adapto a mi ser. Soy desobediente y razonable, sociable y reservado. Me enfado con dulzura y odio con amor. No hay una sola forma de definirme puesto que en mi cabeza existen múltiples contradicciones con las que constantemente batallo, sabiendo que nunca encontraré una solución a ellas. Aunque eso me gusta, creo que el debate continuo es el que me hace progresar. Encontrar nuevas “escuelas”.

    Soy joven y maduro. Me gusta el barrio, los gatos, escribir por la mañana, el deporte en equipo y leer al atardecer.

    En definitiva, yo soy yo.

  189. Laura C. D. F.
    9 mayo, 2020 at 17:35

    Parte de lo que soy, era. Pero aún no soy lo que seré.
    Soy silencio y calma, soy ruido y caos. Soy amargura y dulzura. Soy seriedad y sonrisas. Sonrisas efecto de la brisa, del mar, de la Tierra, de la naturaleza, de tus ojos, de tu voz y de tu risa misma.
    Profunda en sentimientos, explícitamente expresiva, a veces fría, otras veces ardiente.
    Solitaria e imaginaria de la vida en otros paralelos. Que prefiere la compañía de los seres no humanos, detestando en muchas ocasiones la humana.
    Soy perfección de un puño de defectos que luchan por convertirse en aceptación propia para evitar la culpabilidad eterna de acciones de un pasado y de un presente.
    Soy tristeza y alegría. La tristeza muchas veces aflora de recuerdos, de nostalgia, de pasado. Constantemente trato de que forjen un corazón cuyo elemento principal es el hierro ya moldeado, frío como el hielo; en cambio, parece cada vez más lava volcánica en constante erupción y ya en lecho de superficies.
    Soy como el mar, unas veces en calma, otras veces en tempestad. Compleja, intensa, oscura con misterios, y en la superficie, a simple vista, formada de un horizonte que parece no tener dramatismos.

  190. May B.C
    10 mayo, 2020 at 08:06

    Soy una caja de sueños rotos, víctima de promesas que difuminan la razón.
    Creo en la bondad de las personas incluso antes que ellas mismas, lo que me ha llevado a caer tantas veces que ya no sé ni dónde estoy. Tonta, dicen por ahí. Demasiado ilusa, también suelo oír.
    En mi cabeza les respondo que me aferro a creer en los demás porque ya no sé cuando fue la última vez que creí en mí.

  191. Marla Piñero
    11 mayo, 2020 at 16:09

    Hoy comienzo de semana durante una cuarentena y luego de un día de las madres en mi país, me levante con el impuso de buscar una actividad que me animará de una realidad inquietante, frustrante y con muchas dificultades. Estoy rodeada de un país destruido por la malicia y veo que hoy tenemos menos que ayer.

    En casa dentro de las paredes que piden a gritos un “nuevo vestido”, mi corazón no quiere rendirse ante la desesperanza, ante lo aniquilación por la dignidad humana. Puedo sentirme abatida por el caos inminente pero la vida me ha demostrado en muchas oportunidades que las situaciones malas pasan y que siempre existirá la fuerza que impulsará mejorar la vida.

    La escritura se convierte en una de las ventanas de un mundo de posibilidades frente a mi computador, buscaré su apoyo para abrirme a un mundo de oportunidades.

    Hoy brindo por los todos los que luchamos en contra de un sistema ruin y que buscamos seguir adelante con lo mejor que somos y tenemos.

  192. Liliana
    22 mayo, 2020 at 02:02

    Lilí:
    Soñadora y tristemente dramática, ansiosa con una particular inclinación a estudiar. Investigadora, excursionista viajera.
    Con esas cualidades buenas o malas, me defino como amante empedernida del buen vivir del gozo de una meza bien servida y compañía con quien mantener una charla amena e interesante.

  193. angel
    23 mayo, 2020 at 17:20

    Al cabo de la calle no te gustaría cruzarte conmigo, y más si está oscuro, y más aún si es de madrugada y no hay nadie. Considerarás cambiarte de acera, no lo dudes, y si acabas por no hacerlo será tan solo por no llamar mi atención. Querrás pasar desapercibida. Y, tú, sí, tú también querrás pasar desapercibido.

    No soy especialmente alto, ni tampoco muy fuerte, pero hay algo en mí que resulta inquietante. No sé si es mi forma de andar, o tal vez mis gestos, pero sé qué está ahí y sé que se percibe. Tal vez ni si quiera tú sabrás decir qué es lo que te asusta, pero sentirás que el miedo crece en ti a medida que yo me acerco.

    Es sabia nuestra naturaleza, no necesita fijarse en nada en concreto para distinguir a alguien que será capaz de degollarte sin sentir el menor remordimiento.

    • Lilián
      25 mayo, 2020 at 22:42

      Angel, tu presentación me hizo sentir miedo. En pocas líneas. Si fuera un libro no lo dejaría hasta el final

  194. Lilián
    25 mayo, 2020 at 23:03

    Es ese miedo en la mañana. Inquietud visceral, irracional, persistente. Viejos y nuevos dolores moviéndose ahí, en el estómago. Buscando aire despierto. Sol tibio sobre mi rostro, energía vital que me envuelve.
    Ya soy la otra, la mujer feliz, esa que sabe volar.

  195. J. Araceli
    2 junio, 2020 at 03:01

    ELLA.
    Desde que tiene conciencia ella siempre ha sido feliz, recuerda cuando pequeña siempre estuvo con su mamá, su papá y sus hermanos, que se llevaban muy bien y que jugaban e inventaban juegos para divertirse y compartir con los demás niños de las vecindades adjuntas a la suya, de ahí aprendió a ser feliz, a ver la vida como una oportunidad optimista a pesar de las circunstancias, que lo importante es compartir y estar con los tuyo por sobre todo.
    Al pasar de los años, ella descubrió que la felicidad a veces cuesta caro, que no siempre la vida te coloca en circunstancias buenas, que es difícil encontrar la felicidad y que a veces a pesar de la lucha, las cosas no salen como uno quisiera, pero que con esfuerzo, perseverancia, honestidad, responsabilidad pero sobre todo respeto a uno mismo, las situaciones se van acomodando a favor de uno.
    Ahora ella vive con el hombre que ama y es feliz, a formado una gran familia con sus hijos y a pesar de las altas y bajas ha sabido sacarle todo lo bueno a esa relación en donde todos han puesto de su parte para ser la gran familia que son.

  196. 2 junio, 2020 at 18:14

    Al ritmo del tambor tocan la puerta, sale un joven vendedor no mayor de 25 años, de estatura media, de piel blanca y sonriente. Éste se presenta y da paso a la venta de los nuevos robots de compañia que podrian comprar los posibles clientes.
    Joven: Buen día señor, estoy vendiendo acompañantes y tengo uno que le puede interesar, no se preocupe , son robots. Tengo uno que le llamo Armando, creado en el año 1995, es gentil, amable, elocuente, soñador, atento, le gusta servir, ayudar, leer, escuchar musica y sobre todo reir, no esta demas aclarar que tiene dotes histriónicos en las artes escénicas, es actor y un amante empedernido del conocimiento y el aprendizaje. ¿Qué le parece? ¿Se anima a adquirir un acompañante? Mire, le puedo dar garantía de que es buen amigo, aveces me acompaña a realizar este tipo de ventas pero, creame que se sabe comportar, además suele ser un buen compañero. Esta programado para ser leal, buen amigo, fiel, trabajador, respetuoso y honesto. Relamente esta a precio de promocion. Y me quedan cortas las palabras para descirbirlo, pero puedo ayudarlo con datos como; es signo virgo, cumple años todos los 4 de septiembre. ¿Qué dice?

  197. Cintia
    2 junio, 2020 at 19:41

    Era transparente, valiosa. Así se decidió que fuera 31 años atrás, hoy no podria decirte lo mismo; Ahora hay partes de mi opacas, reconstruidas malamente donde el paso de los años cobra vida y reflejan el descuido y las caídas que propiciaron que yo no sea igual que antes.
    Podría contarte mil historia que han acontecido delante mía, secretos que quizás los protagonistas ya han olvidado, los nombres de los culpables que que me rompieron más de una vez en muchos pedazos y la de un alma caritativa, amante de los recuerdos que me devolvía a la vida cuando eso sucedía…
    A veces soy colorida, otras de un solo color, fresca puesto que casi todo mi interior es de 80% de agua; Agua que a veces se estanca en la rutina o el descuido y otras veces simplemente huelo a flores.
    Dependo de los demás para ser útil, aparentar más o menos, o simplemente para seguir viva.
    No tengo una vida fácil, puedo resultar atractiva y llamativa o un incordio, según donde me coloque.
    Me mantuve inmóvil toda una vida.

    Fd: Mujer Florero

    • FJMalpica
      11 julio, 2020 at 22:57

      Muy poética tu descripción.
      Que te digo, Cintia,
      no somos lo que fuimos hace 14 años
      y mucho menos vamos a ser lo que fuimos 31 atrás,
      la vida va corriendo como un río hacia el mar
      o como la una niña que juega sin percatarse del tiempo vivido.
      La experiencia de la vida nos obliga a cambiar,
      eso si, sin depender de los demás para ser útil !!!!!!!

  198. Elizabeth
    6 junio, 2020 at 17:25

    Por primera vez se miró frente al espejo y entonces descubrió quién era. Tanto tiempo viviendo con aquel cuerpo etéreo y ligero, con aquella piel trigueña que le cubría los extensos huesos, con aquellos diminutos ojos que simulaban ser dos granitos de café; si si, tanto tiempo conviviendo con aquella sílfide figura que de pronto se sintió tan suya y ajena a la vez… que de pronto tuvo miedo de seguir mirándose a sí misma y no poder parar.
    Descubrir que sus cabellos largos y castaños eran tan solo el desborde de los profundos pensamientos que anegaban su mente, la hizo sentirse inquieta y deseosa por mirar también el interior de aquel reflejo. Y entonces, cuál maíz que brota al calor del fuego, vino a ella la idea de cerrar sus ojos y apagar su voz. Era claro que, lo que miraba ante aquel espejo obscuro, le resultaba mucho más familiar. Podía reconocer aquella alma hambrienta de palabras, historias, personajes… un alma en ocasiones temerosa de la gente pero deseosa de recibir su amor. Por supuesto, aquel ente con el que también cohabitaba desde hacía ya muchísimo tiempo le parecía más cercano, menos efímero… simplemente eterno.

  199. Monse
    10 junio, 2020 at 04:51

    siempre en un rincón observando todo a su alrededor, todos los sentimientos dentro de ella queriendo salir, pero sin hacerlo en realidad, queriendo salir al mundo a vivir como si no hubiera mañana, pero no lo hace, recuerda que tiene una familia que la necesita aunque tan poca edad tenga, siempre esperan lo mejor de ella, cosas que ella no puede alcanzar, cosas que cuestan, pero ella lucha por ellas cada día para no defraudarlos. La vida la a hecho ser insegura, temiendo de todos los que se le acercan, no quiere aceptarlo, pero su verdadero ser quiere salir y vivir y ella lo dejará, dejará de ocultarse, dejará de sufrir, solo para poder vivir sin miedo, porque sin dolor no sería vivir.

  200. Rosario Monroy
    10 junio, 2020 at 05:27

    Ella sonrió algunas veces, nació triste, comimos con hilos de palabras; recordamos como muchas veces nuestras infancias, ella mide su vida por la nuestra, cuenta sus años con mis años, fuimos a un lugar que no era su casa, de allí podían verse las paredes de cerros y los colores que dejan las flores muertas.
    Desde que llegué el aire ya era tibio, sentí la primavera en mi piel, pasé por donde ya conoces, te imaginé con tus manos suaves y con tus ojos que descubren.

  201. 11 junio, 2020 at 07:04

    Solo soy una persona intentando ser lo mas perfecta posible con una máscara en mi rostro nadie que me conozca sabe lo que siento o pienso. Alguien cuyo objetivo es poder ser mejor cada día y no desepcionar a las personas. Soy un intento de hija, amiga y estudiante perfecta, la cual solo queda en eso en un intento. Alguien que intenta sobrevivir en este mundo de injusticias y responsabilidades, de tristezas y alegrías, de experiencias y conformidad. Soy una persona que se esconde detrás de libros tratando de descubrir mundos distintos e ignorando este mundo solo por un rato.

  202. Guadalupe Cruz
    13 junio, 2020 at 03:14

    Guadalupe es una mujer que derrocha creatividad. Lo mismo inventa una receta con los ingredientes que se encuentra en la cocina, crea un juego para hacer las matemáticas más divertidas, o se imagina formas diferentes de reutilizar algún material. Nació en la Ciudad de México, pero se ha vuelto xalapeña de corazón. Ama la naturaleza, por lo que disfruta mucho estar rodeada del trozo de bosque de niebla en el que habita; lo primero que escucha al abrir los ojos es el trinar de las más de 10 especies de aves que transitan por su pequeño paraíso. Nació en una familia numerosa en donde aprendió la solidaridad, la compasión y a disfrutar de la familia. Tiene tres hijos varones con quienes comparte cada día sus locuras y alguna que otra desavenencia.
    Una de las cosas que más le apasionan es ve la cara de los niños cuando aprenden algo nuevo y cuando los oye decir que las matemáticas ya les encantan. Siempre le ha gustado escribir, pero hasta ahora lo comienza a hacer de manera constante; más como una diversión que por otra cosa. Ha descubierto su gran capacidad de contar historias.

    • Ana María
      16 junio, 2020 at 21:20

      Me encanto, bella descripción, clara y alegre

  203. Guadalupe Cruz
    13 junio, 2020 at 03:18

    Qué hermosa descripción!. Me hizo viajar.

  204. Ana María
    16 junio, 2020 at 21:14

    Mujer, en toda la extensión de palabras no escritas, orgullosa de ser y sentir, alegre, optimista, inquieta y vivaz , con infinidad de cicatrices que la han hecho crecer, pero a su vez también cuenta con vivencias de amor y alegrías que la han hecho agradecida con Dios.
    En su camino continúa explorando posibilidades y descargando culpas que no le pertenecen, ha aprendido a soltar y al continuar en su búsqueda aparecen de pronto en su vereda nuevas maneras de externar sentimientos ocultos llenos de vergüenza y temor. Fuerte y enérgica con deseos reprimidos que pretende escudriñar y sacar aunque muchos piensen que no están permitidos.
    Explora diferentes facetas que puede atrapar en un par de portadas para mostrar a quienes quieran descubrir nuevas frases de mundos un tanto ciertos llenos de vivencias sin testigos.

  205. Ángeles
    17 junio, 2020 at 07:16

    La gente suele subestimarte cuando ve un cuerpo menudo y un rostro vestido por la fresca inocencia de quién no le ha visto mancha al mundo. Por ello la gente suele subestimarla cuando la ve, pero quién le conoce, sabe que hay más detrás de las sonrisas añejas y el resplandor de sus ojos. Y aún cuando algunos saben reconocer el viejo alma escondido detrás de su mirar, nadie sabe realmente lo que lleva dentro.

  206. Manuela PF
    19 junio, 2020 at 19:29

    Describir algo es sencillo; una mesa es recta, cuadrada o circular, cuatro patas o una base que la sostiene desde el centro de su ser. Pero ¿describir un ser humano? Eso no es tan sencillo, el hombre es por sus experiencias y esto es lo que lo va formando algunas cosas son dinámicas, otras sustanciales y otras simplemente pasajeras. Así que ¿Quién soy? ¿Quién fui? Y ¿Quién seré? Por el momento solo puedo definir quien fui ayer, hace un mes o hace un año; quien soy hoy en el momento de escribir este texto y luego irme a comer. Pero aun no puedo saber quién seré mañana, la otra semana o el próximo verano. Hace unos tres años era un caos, sin saber qué hacer con mi vida. Hace dos años una estudiante aplicada y responsable. Hace un año alguien que sabe lo que quiere para el futuro. Hoy más perdida que un delfín en agua dulce, pero sin dejar la esencia que me hace ser quien soy algo que no ha cambiado con el pasar del tiempo, ser una soñadora.

  207. Adriana
    21 junio, 2020 at 20:45

    Quién soy? La pregunta que todos quieren hacer pero nadie se atreve a realizar.
    Empezaré por el principio de todo. Nací en un día de quincena del mes de julio, a mitad de año prácticamente, lo que quiere decir que fui concebida en algún momento del último trimestre de 1962, ya Venezuela se encontraba en democracia pero con la guerrilla en su apogeo, en intentonas por derrocar el gobierno de Romulo Betancourt; recién se formaba oficialmente el equipo de béisbol Tiburones de la Guaira, y mis padres ya tenían cuatro hijos cuando yo aparecí, 2 varones y 2 hembras. Fui la última que llegó, la zaporrita, la consentida, la que llegó “colada”, pero llegué. Nací como les decía un día 15 de julio de 1963, bendecida por Dios y la Virgen. Nací en horas de la mañana, mi madre estuvo en trabajo de parto desde la madrugada. Con la experiencia que traía podemos decir que hizo su postgrado conmigo, pues yo no quería salir de la comodidad de su panza y ella estaba loca de que saliera. Fue nuestra primer enfrentamiento, y ella ganó. Tuve que salir y conocer este mundo en primera persona.

  208. Tchockero
    23 junio, 2020 at 06:25

    «Vivo para formar parte de las escenas que imagino»

    Aquella frase estandarte de joven, que provocó que las palabras tomaran su curso hasta forzar su propia compuerta. Es que su boca no podía soportar más presión.
    Posterior a la espontánea declaración, el joven se transformó en adulto diletante de las emociones. Ya no existía aquel «reloj» que revelaba la oscura sombra que durante gran tiempo imaginó, pues su secreto habría sido esclarecido y, sin medidas, se habría transformado en el protagonista de…
    La sombra oscura sentada en una silla, inclinó su cabeza y caminó hacia él, recorriendo el salón colmado silencio. No era más que «otro hombre» que vivía para formar parte de las escenas que imaginó.

  209. Miriam
    23 junio, 2020 at 20:43

    Eyyy, vos … tal vez nos conozcamos, tal vez nos hayamos cruzado en los pasillos o nos miremos mesa a mesa de esta bella biblioteca, aunque quizá nunca lo sepamos a ciencia cierta. Lo seguro es que tuvimos en las manos este mismo libro,
    Sólo quiero presentarme. Soy un ser humano nacido biológicamente mujer en 1964, aún lo sigo siendo.
    Llevo en mí las marcas culturales que para este género se acumularon durante milenios: la culpa de no rebelarme a tiempo, el miedo al castigo, la tristeza de no ser quien hubiera querido, una mochila cargada de sueños cumplidos sin darme cuenta, y de otros pocos que no creo poder concretar.
    Algunos lazos se soltaron con el tiempo.
    Algunas anclas pesan más, el esfuerzo se acrecienta con la vejez que se va insinuando.
    Me gustan las charlas sobre historia y política y las expresiones de arte en especial la actuación, los libros y los recitales. Reconozco en el arte una función social imprescindible, aunque en apariencia se prescinda de ella.
    He bailado mucho, y cantado mucho menos, todo lo extraño.
    Volví, como en la adolescencia, a escuchar la radio.
    Mi característica principal … la inconstancia.-
    ¡Que disfrutes tu libro!

  210. Cristian
    8 julio, 2020 at 00:30

    Muy buen desafío, encuentro difícil describir una parte de mi incluso siendo protegido por la anonimidad que entrega el internet,pero de eso se tratan los desafios.
    Me llamo Cristian y debo reconocer que me he tomado desamasiado tiempo darl el salto al mundo escrito, pero mas vale tarde que nunca, o por lo menos intento convencerme de eso constantemente.
    Tal vez no seré el siguiente Tolkien, pero siento que tengo una historia interesante que contar.

    • Alexander T.
      20 julio, 2020 at 23:54

      una descripción corta pero acertada, espero que tu gusto por la escritura siga creciendo.

  211. Fabrizio
    10 julio, 2020 at 05:14

    Soy Fabrizio Salado, comunicólogo, un joven adulto que vive en Aguascalientes, México. Soy introvertido, pero muy analítico. Soy selectivo en mis amistades; si me aportan algo son bienvenidos, si son negativos no los invito.

    Soñador y creativo, cocinando una opera prima para las hermosas páginas de un libro.
    Me gusta escuchar a quienes necesitan ser atendidos, aconsejar a los necesitados, educar a los adolescentes, porque recientemente descubrí que la docencia es una hermosa experiencia.

    Me gusta mucho la historia, las novelas rosas, de ciencia ficción y últimamente agarré un gusto por los videojuegos, ¿qué sé yo? De esos de estilo Western Americano. Amante de los animales, explorador y recientemente investigador genealógico, me fascina saber de donde vengo, gente que fue maravillosa tanto en México, España, Portugal e Irak para que todo fluyera y existiera hoy día en este planeta, yo, su servidor y amigo. Fabrizio.

    • FJMalpica
      11 julio, 2020 at 22:45

      Muy buena tú micro biografía.
      En este mundo debes aceptar
      las criticas positivas y negativas,
      todo ello forma parte de la realidad
      de nuestra existencia;
      lo que debemos hacer es tener la capacidad
      de digerirlas y seguir adelante,
      en busca de una nueva historia.

  212. Alfredo
    10 julio, 2020 at 06:23

    Es algo que he buscado,
    pero nunca encuentro.
    El sujeto, el ser, mi ser, yo.
    ¿Quién soy, cuál soy, qué soy?

    Espero que algo
    en algún “por fin” suceda,
    pero cansado ya estoy
    y no resisto mas

    A veces quiero actuar,
    pero yo no respondo,
    aún siendo mi suplica.

    De vez en cuando me muevo,
    pero la agonía
    del vacío me derrumba

    El miedo a la nada
    me mantiene, aunque sea,
    en la cama.

    • FJMalpica
      11 julio, 2020 at 22:39

      Aguanta.
      se resiliente,
      que la verdad pronto te hablara
      desde el umbral del silencio.

    • 25 julio, 2020 at 11:16

      Me ha gustado muchísimo tu poema. Vibra. Tiene musicalidad y expresa bien los sentimientos.
      Gracias.
      Por cierto, tu poema me ha hecho entender que tu eneatipo podría ser un cuatro. Es uno de los rostros del alma. Hay nueve, y dentro de cada uno, hay tres subtipos: el conservacional, el social y el sexual. Son maneras de ver la vida, dependiendo de los miedos y el mensaje que se haya marcado en tu inconsciente. Éstos se forjan a partir de la infancia, a partir de nuestras heridas. Cabe recordar que son estructuras mentales, no sellos.
      Te recomiendo «Eneagrama, los nueve los rostros del alma», de Uwe Böschemeyer.

      La teoría de los eneagramas está aceptado por psicologos. Si te interesa el tema, como medio, de buscarte, de conocerte, los eneagramas son una buena guía. Yo me siento más libre desde que me reconocí en el eneatipo 4.

  213. FJMalpica
    11 julio, 2020 at 22:33

    LA PALABRA

    La vida me enseñó a ser poeta,
    cuando el mundo me arranco el corazón
    y sentí el frío de su adiós,
    aferrado al quicio de la puerta.
    Que es aquello que nace con el peso del silencio
    y muere con la palabra que lo desterrara algún día;
    que nace bajo las sombras de la noche que muere
    y muere con la luz de un nuevo día.
    Allí la conocí, a ella,
    poniendo orden en mi mente incierta,
    transformando el sustantivo resiliencia,
    o verbo no sustantivo contra la adversidad,
    en un adjetivo para buscar la verdad.
    El verbo hecho carne
    y la palabra hecha hombre,
    en la voz de aquel que no esconde
    ni las sombras con la que ha nacido.
    Soy un resiliente voraz
    que ama la palabra inquieta,
    aquella que anima mis versos
    saltando de tecla en tecla.
    La que de mi se enamora
    tornándose en letra inversa,
    la que me lanza sus besos
    como una chica coqueta.
    Por ella me enfrento al mundo,
    con ella la vida se hace perfecta,
    sin ella soy un hombre iletrado
    y por ella soy un loco poeta.

  214. Celina Milagros Goitia Coronel
    12 julio, 2020 at 15:31

    Soy Celina, me encuentro en Cali por mis propias circunstancias, aunque soy de Venezuela. Soy hija, madre, abuela, compañera y amiga de quienes me acompañan. Quisiera comenzar este taller para crear el hábito de la escritura creativa. Les saludos y espero comenzar pronto

  215. Mildred Niño
    15 julio, 2020 at 01:50

    Ingeniera química con 15 años de experiencia laboral, esperen eso es de mi perfil de LinkedIn, retomemos, felizmente casada y con tres hijos, momento esta es la parte de mostrar en Facebook, de nuevo, amo leer y escuchar música, eso sería lo que pondría en Tinder, si tuviera. Vivo en Vancouver hace dos años, soy colombiana y aunque amo mi tierra salí de allí buscando una mejor vida para mis hijos, bla bla bla.
    Escribo por hobby, pero en el fondo de mi alma quisiera dedicarme a esto para vivir. Les cuento un secreto, estoy en el cuarto piso, no pregunten más. Por cierto mi nombre es Mildred.

  216. Mildred Niño
    15 julio, 2020 at 01:54

    Me ha gustado mucho tu forma de escribir. Te felicito, es creativa y bien escrita.

  217. flox alienada
    18 julio, 2020 at 11:13

    Digo que no me entiendo, pero no lo intento por miedo a lo que pueda encontrar. Siento que hay partes oscuras en mí, y no me atrevo a mirar. Me esfuerzo por ser alegre, dulce, natural, admiro a la gente que brilla, a la gente fácil, mi mayor sueño sería poder ser igual. Rehúyo de aquellos que admiten no creer en el bien y el mal, que gritan, que amenazan, que a veces solo quieren pelear: me dan miedo, me muestran un mundo que no quiero ver, me insinúan que todo lo que creo haber conseguido es solo fruto del azar, y en cualquier momento lo puedo perder. Así que me escondo, pero no es fácil, y en el proceso miento y engaño; me miento y me engaño, y así hasta tocar fondo. Mis llamas van consumiendo todo mi bien formado cuento, y no puedo parar, no sé cómo parar, me rindo a mi incapacidad de parar, y caigo de rodillas entre las cenizas, solo entonces dándome cuenta de que ya no queda lugar adónde amarrar mi cuerda. Me arrepiento, y no puedo parar.

  218. Alexander T.
    20 julio, 2020 at 23:55

    soy Alexander, estudiante universitario que vive al sur de un país hermoso llamado Colombia, y que podría decir más acerca de mí, diría que soy alguien analítico alguien a quien solo le gusta vivir con forme avanza la corriente de la vida, no soy muy sociable pero en verdad me gusta conocer nuevas personas que compartan cosas en común con migo, me gusta mucho simplemente observar al horizonte mientras que el sol se oculta dando paso a la bella noche en donde más cómodo me siento, en verdad me gusta escuchar música y olvidarme de todo lo demás, y por ultimo me encanta escribir, desde pequeñas líneas de ideas al azar hasta historias que de repente nacen en mi imaginación.

  219. Claudia Quintanilla
    21 julio, 2020 at 23:46

    Desde el cole me gustó escribir. Escribía poesía y de vez en cuando algún cuento. Dejé de escribir cuando un día me dieron una calificación baja en uno de mis cuentos, sentí que no era lo mío. Equivocada totalmente, una calificación no te define en lo absoluto.
    Creo que me caracteriza el drama, recuperé un cuaderno de poesía y un cuento, el único que pude recuperar, todos se caracterizan o por ser melancólicos, de amores no correspondidos y de suspenso, crimen. Al final todos tienen un final triste, no lo hago a propósito, pero si me que encanta.

  220. Jan Vier
    23 julio, 2020 at 22:18

    SOY.
    Solo sombra sin sol.
    Silueta sosteniendo sures; siempre.
    Sinónimo simpático superficial.
    Sobreviviendo.

  221. 25 julio, 2020 at 11:00

    Breve presentación que me describe.
    No hay nada que me describa más que la poesía.

    Poema.
    No quiero pasar por tu vida de puntillas
    quiero que nos sangren las costillas
    en un abrazo a brazos abiertos.

    Conóceme en el desierto,
    desierta del ego que me mantiene alerta.
    Cuerpo a cuerpo,
    y esencia con esencia,
    en esta reyerta.

    Dispárame,
    yo ya estoy muerta.

    El mundo permanece dormido,
    y yo estoy despierta.
    Contigo.

    Sufro de insomnio mental.
    mientras te amo a poesía abierta.

    Me atraviesa el cristal
    que llevas en los ojos.
    Saben a vida.

    Hazme fuego
    mientras resurjo de la ceniza.
    Estoy maldita.

    Soy una bomba de relojería
    sin consuelo.
    Pero vivo.
    y te vivo
    como a un poema de invierno.

    Baja a mi infierno.
    Ponte mis zapatos, si quieres comprenderme.
    Ponte mis zapatos, si puedes
    quererme.

    Y guarda una caja de cerillas por si todo estalla.
    Y qué todo estalle.
    Júlia Rodríguez.

    134 palabras.

  222. 25 julio, 2020 at 11:52

    No hay nada que me defina más que la poesía. Este poema me define.

    Poema.

    Y si yo no soy más que papel mojado,
    trágico e irreverente, un extraño cómico castigado por el público.

    Piel simulada, emoción reprogramada, diseñada para un espectador andrajoso.

    Y si no soy más que un curioso
    pretexto
    para hacer sentir a otro afortunado.

    Un camino preestablecido,
    decisiones marcadas por un texto bien o mal escrito.

    Y si no existo.
    Y si solo existo por un rato,
    a reclamo de tu desidia.
    Soy como un gato
    que transita.

    Pero si no existo,
    ¿cómo le puedo tener miedo a la muerte?
    ¿cómo siento mis dedos desgarrándose en la tenue luz de la suerte?

    ¿Cómo buscas consuelo y abrigo
    en las suelas de un romántico incomprendido y cansado?

    ¿Buscas las tinieblas de otro ser atormentado?

    ¿Buscas, incesante, tu reflejo
    sin escucharte ni mirarte al espejo?

    ¿Cómo buscas ser amado,
    sin amarte a ti primero?

    Júlia Rodríguez.

    141 palabras.

    • 24 agosto, 2020 at 17:35

      Me han gustado mucho tanto las imágenes que transmite como la cadencia de las palabras.
      Y la puntuación, perfecta. ☺

  223. Asara
    25 julio, 2020 at 20:06

    Cómo empezar a escribir, cuando las palabras eluden mi mente. Llevo once años en EE.UU. y cada día siento que me cuesta más expresarme en mi adorada lengua materna, el español. No es solo una cuestión de falta de práctica, sino de falta de disciplina. Durante mucho tiempo me enfoqué únicamente en perfeccionar mi inglés. Evidentemente, el esfuerzo mereció la pena, y no me arrepiento: a día de hoy, trabajo como intérprete médico y me encanta mi trabajo. Sin embargo, vivir en California, hecho que inicialmente se podría considerar una ventaja dada la proximidad a la frontera con Méjico, se ha convertido en una desventaja, ya que la mayoría de las personas con las que charlo e interactúo mezclan ambas lenguas… y yo me he convertido en una de ellas. Si soy sincera, me encanta hacerlo: siempre puedo elegir la forma más «conveniente» de verbalizar mis ideas. Cada idioma, seguramente por razones culturales, nos permite expresar ideas o conceptos de manera diferente. Cuando hablo en español, siento que puedo «describir» las ideas con más esmero, mientras que, si me expreso en inglés, puedo relatar los hechos de una manera mucho más concisa y precisa. Sin embargo, mi español se ha ido deteriorando con el paso del tiempo. Me pregunto cuántos otros se han topado con este curso por razones similares…

  224. Xoan
    28 julio, 2020 at 14:50

    Me recuerdo como una espiral mirando siempre al centro. Entrando y saliendo, entrando y saliendo… A veces me escapo, pero siempre regreso.

  225. Cristina SR
    3 agosto, 2020 at 22:40

    Realizar una descripción de un personaje como yo, me parece una tarea que no responderá a las expectativas del público. Más que nada porque, describir, se me asemeja a etiquetar y, como yo podría llevar todas las etiquetas según el momento de mi vida en el que me encuentre, al final uno no tendría muy claro cómo definirme. Y todo esto me anima a creer que, llegados a este punto, ya tenéis mucha información sobre mí. Por lo que, en resumidas cuentas, me queda poco que añadir.

    A veces, me siento en la proa del barco y miro hacia el cielo. Abro la puerta sonora para dejar pasar al mar y activo los receptores de brisa. Pienso en lo profundas y poderosas que son las actitudes y los pequeños detalles y me inunda una bonita sensación que hace que todo el cuerpo ceda y parezca que vaya a desplomarse. Entonces siento un cosquilleo que sube por la garganta, pasa por detrás de la nariz, hace unas pequeñas descargas en el cerebro, manda destellos hacia la parte de atrás de la cabeza, baja por la nuca, hacer temblar mi cuerpo y la vista se me nubla.

    • ana
      12 agosto, 2020 at 17:19

      Es muy bonito como te describes sin etiquetas y manifiestas una sensación que te lleva a ese mar y ese barco

  226. Alexi A
    8 agosto, 2020 at 18:50

    He aquí un hombre cuya pasión por navegar en el mar de los conocimientos es inagotable. Una lucha con las olas de la incertidumbre se forma frente a mis ojos cada vez que doy inicio a una nueva aventura en esta ruta del saber. El desafío es inmenso, pero mi voluntad es férrea, avasallante y está preñada de grandes expectativas. El premio al llegar al puerto es mi mayor estímulo para avanzar paso a paso, consistentemente. Mi gratitud a nuestro Dios, sólo se compara con la magnificencia de su creación, soy privilegiado al contar con esta oportunidad y tener personas tan valiosas como ustedes compartiendo mi viaje.

  227. Luis Jorge Rojos
    8 agosto, 2020 at 19:44

    Hola que tal! soy Luis Rojos, me gusta escribir (en su mayoría del género poesía), soñar, me considero una persona muy sensible, pero equilibrada hoy por hoy en mi mente, cuerpo, alma y espíritu, lo cual implicó un trabajo intenso en mi interior, trabajo que sigue dia a dia, pues considero que para alcanzar la sabiduría se requiere de un constante trabajo hasta el ultimo dia la vida.

  228. Melina
    11 agosto, 2020 at 21:04

    Una persona con dos almas dentro de si: La primera, fría y dura como el acero y la segunda, la original, frágil y dulce. Creo que las historias contradictorias son mi esencia.

  229. ana
    12 agosto, 2020 at 17:15

    En el mundo real me aburro y construí una realidad alternativa, una sin tanto dolor, sin tanto miedo, sin ser el patito feo. Con los años conseguí ver un pato menos torpe, menos raro y sin más, fui convirtiendo los defectos en virtudes. La soledad dejó pasó a la luz de un nuevo amanecer y la familia confirmó el sol radiante de mis días. El conocimiento que se adquiere dosificado en horas sacadas con mimo del horario estrecho que queda dio paso a grandes descubrimientos. Me encanta leer, me divierte escribir y hay una razón por la que soy así. Ni un bicho raro, ni torpe, ni loco, mi mente funciona distinto, percibo la realidad de otra manera y acepto mi condición orgullosa de no haberme rendido. Acepto y repaso los hechos sabiendo ahora la razón por la que sucedieron de esa manera y tranquila por haberlos superado. Me llamo Ana, tengo treinta y ocho años y soy asperger. Mi cara no te dirá mi enfermedad, mis manos no temblaran al saludar y mis abrazos serán sinceros. La inocencia de niña aún acompaña mi camino y la literalidad con la que tomo algunas frases hace la vida un poco más graciosa. Estoy encantada de participar y espero aprender a mejorar cada día

  230. karolina
    14 agosto, 2020 at 16:19

    ¿Quién soy?
    Aunque sé de dónde vengo, el camino que me guía a donde voy es oscuro , frió y e incierto , es el camino quien forja mi ser no importa cuanto me esfuerce en ser yo, es el camino quien me hace, y el camino siempre cambia, este a cambiado tanto que siento que existen muchas versiones de mi ,me confunden todo el tiempo, me susurran diciendo que son ellas las originales, que solo soy una más , tengo el sueño recurrente de que cuando llegue a mi destino solo abra una de mí, una versión correcta, claro si eso existe, una versión aceptable, seré esa versión yo? , me hacen dudar de mi existir, me hacen preguntarme quien realmente soy, la tristeza de no saberlo recorre mis venas , en el camino al cerrar los ojos escucho agua si me acerco a ella se puede escuchar el eco de mis pasos como caminando hacia un abismo, cuantas veces me he preguntado , si son solo mis miedos quienes me alejan de la verdad y me hacen regresar al oscuro y frió camino alejándome del abismo y perdiéndome otra vez en vez de ver por el y enfrentarlo o simplemente sacarme la duda de una inevitable verdad, pero esta pregunta recorre mi mente , cual es esa inevitable verdad que debo afrontar? , luego de recorrer el camino hasta ahora , lo único que se de mi , es que no se nada , se que debo llegar a un lugar pero no sé cómo llegar y no sé qué lugar es ese, ni siquiera sé si soy la correcta yo, por ahora lo único que se es que aun estoy buscando respuestas, que debo ser valiente, parar, pensar, escuchar y volver a caminar , con el único conocimiento al que me aferro , hay un final y en el encontrare respuestas a preguntas que incluso aun no me he hecho. Esta es quien soy aun nada.

  231. Antonio Roma
    17 agosto, 2020 at 18:54

    Este personaje que interpreto se forjó en una infancia turbulenta, con sus claros y oscuros, y siempre intentando complacer a su entorno. Con los años y la llegada de la adolescencia, el personaje se fue interiorizando y ya no había nada que interpretar, me convencí de que el chico introvertido, inseguro y con falta de confianza era yo mismo. Así, el largo camino de la madurez fue una incesante búsqueda de aceptación de aquello que creía ser y satisfacía las expectativas del mundo. Tras constatar, con la lucidez sobrevenida a los cuarenta y tantos,que uno es efímero en esta loca aventura de la vida, he decidido dejar la interpretación y simplemente vivir.

  232. Diego Castelblanco
    17 agosto, 2020 at 20:18

    Nací prácticamente viendo cine y televisión. Mis dos hermanos mayores fueron mis primeros maestros y mis impulsores hacia el mundo fantástico del audiovisual. Mi padre, en cambio, fue el artífice de mi gusto por la lectura y las artes en general. Soy colombiano y estoy llegando a los cuarentas. Siempre he sido de carácter tranquilo y me gusta tomármelo todo con calma. Adoro la ciencia ficción y los thrillers. Estudié Cine y Televisión en mi ciudad, Bogotá, y ahora que la pandemia ha cambiado el panorama mundial (es decir, quedé desempleado), quiero empezar a escribir y a narrar cosas. No tengo hijos n quiero tenerlos; pienso que este mundo necesita un respiro, aunque sea leve, de nosotros. Mi autor favorito es Isaac Asimov. De niño, en mi casa, siempre hubo muchos libros de él a los cuales accedí en mi adolescencia. Me maravillé con todos sus cuentos y relatos, me sumergí en su serie Fundación hasta el punto de leer la saga completa más de diez veces. Espero algún día, cercano, por supuesto, ver algún relato mío publicado en alguna parte, eso para empezar y, si tengo suerte y disciplina, poder vivir de esto.

    • 24 agosto, 2020 at 17:32

      Me gusta mucho su estilo.
      Me he podido formar una imagen muy nítida de usted, tal como se describe.

  233. JERÓNIMO
    19 agosto, 2020 at 01:53

    Flaco y alto, me dice, medio gritando, “disculpa querido, ¿tenés fuego?” Le alcanzo el encendedor, enciende su tabaco y se va después de decir “Gracias, suerte”. Yo estaba sentado bajo un árbol en la plaza. Y escribí en mi librito de anotaciones las siguientes palabras que fueron inspiradas en este muchacho que se me acerco esa tarde;
    Rulos en la cabeza
    Ojos marrones creo
    Fumando va a casa, fumando está cuando espera.
    Su sonrisa exagerada, a veces algo y a veces nada
    Y una canción que no termino
    Porque la letra no era buena
    O porque la olvido
    El cantor
    el cantante
    Y su hambre, hambre de comida
    A ciertas horas del día
    Fumando espera, fumando va a casa.
    Le gusta el calor, y también el frío
    No sabe porqué.

  234. Karen
    22 agosto, 2020 at 21:43

    Algunos dicen que pueden leerme como a un libro abierto. Lo que no saben, es que las paginas están rotas y sucias.

  235. 24 agosto, 2020 at 18:10

    No soy gran cosa.
    No voy a deslumbrar a nadie con mi descripción.

    Más alta que baja, al menos para la media española.
    El pelo y los ojos me delatan como mediterránea, aunque soy de piel blanca y mucha gente me toma por francesa —todavía no he podido descubrir por qué.

    Hoyuelos.
    Cuando me río de verdad tengo una risa fuerte, espontánea y corta. Se me arruga toda la cara y los ojos se me achinan. Enseño los dientes al reír.

    Curiosa. Muy curiosa. Quizás demasiado curiosa. Todo me interesa —excepto la vida de los demás, eso no—. Odio el cotilleo.
    Leo todo lo que cae en mis manos desde que tenía tres años.
    Siempre he preferido los libros y los animales a las personas.

    Me encantan aprender cosas nuevas.

    Me gusta estar aquí, ahora.
    Es una época muy interesante para estar viva.

  236. 26 agosto, 2020 at 20:09

    Esta soy yo y la desafortunada manera de ver el mundo:
    El mundo me parece tan pequeño, no importa cuántos lugares grandes y cálidos tenga, no importa que no haya visitado ninguno, porque donde estoy, con solo estar aquí puedo entender todos esos lugares y dejan de ser especiales para mí, porque mientras más vives tú y las cosas van perdiendo su esencia; aunque no soy daltónica ya no se apreciar el color de las cosas, ya no tienen más valor para mí. El tiempo pasa y las cosas van envejeciendo continuamente y volviendo a la vida, todo se repite, el viento va y viene en todos los escenarios, hojas mueren y hojas renacen, con el tiempo te acostumbras a ese proceso y no lo aprecias más. Para mí hoy, el mundo solo es un lugar donde las cosas se repiten constantemente en diferentes tiempos y distintos escenarios, y solo necesitas estar en uno para conocerlos todos.
    La gente solía decir de mí que traigo dos lunas entre mis ojos, pero mientras el planeta daba vueltas fui perdiendo mi esencia, aún no se si la gente se acostumbró a mi mirada saltona o yo me estoy apagando.

    • Kaly Velazco
      28 agosto, 2020 at 18:57

      Que profundo…
      No dejes que nadie te apague, ¡enciendete

    • Reme
      3 septiembre, 2020 at 19:27

      Tu visión me resulta tan interesante como desconcertante. En tu interior sientes también que tus aprendizajes se repiten?
      Un saludo

  237. Marcel Jean Pierre Masse Araya
    26 agosto, 2020 at 23:32

    Mi nombre es Jean Pierre, aunque me dicen Jean. Soy Chileno, pero vivo en Brasil hace 5 años. Siempre digo que soy el resultado de todas mis experiencias, y me hace feliz ser la persona que soy, con grandes defectos pero con grandes virtudes también. Agradezco a la vida por las oportunidades, desafios y aprendizaje. Muchísimas gracias por ese taller. Me ha gustado mucho y mi desafio ¡comienza hoy!

  238. Susana
    27 agosto, 2020 at 12:07

    Describirse parece una tarea sencilla porque casi nunca nos ponemos a pensar en lo que realmente implica. Podemos tomar la opción fácil de enumerar nuestras virtudes y fortalezas y hasta tener la valentía de declarar algún defecto sin que ello implique que el lector lo considere algo criticable o cuestionable. Pero en el fondo una descripción acertada es en mucho casos igual. Personas que hacemos lo que podemos con la vida que tenemos. Que siempre queremos más. Que nos cuesta admitir, que nos impulsamos a través de lo que consideramos merecer y que, mal o bien, hasta aquí hemos llegado. Podría contarles que soy Argentina, casada, madre y que vivo en España hace diez años. Y lo duro que ha sido y es. Pero prefiero que os quedéis con que soy una más que lucha todos los días para intentar ser mejor. Y que participó en este taller para regalar pequeñas momentos agradables a quien tenga ganas de leerme. Y por cierto, soy muy feliz

  239. Kaly Velazco
    28 agosto, 2020 at 18:55

    Describirme es algo aparentemente sencillo, pero francamente, es de lo más difícil que me piden hacer pues entro en un dilema interior al querer describirles a la mejor yo, pero al pensar en mi misma no veo mas que mi defectos sobresalir, por más que lo intento los defectos abundan y las cualidades se esconden cada vez mejor, así somos los seres humanos, lamentablemente resaltamos los errores por sobre los aciertos, vemos lo que queremos o nos conviene ver. Después de tanto bascar dentro de mi cabeza alguna cualidad me encuentro con que soy una persona positiva, amable, generosa y de buen corazón, para mi es difícil decir no, pues lastimar a los demás no esta en mi plan, ayudar es lo que mejor se me da pues alimenta el alma sin más. Sinceramente me gustaría detallarles mejor la persona que soy porque sé que con esto no me conocerán ni un 30%, peo por el momento no encuentro más que decir, así que hasta la próxima Joaquín.

  240. Reme Soto
    2 septiembre, 2020 at 21:11

    Soy un alma que lucha por ser ella misma dentro de un mundo axfisiante. Soy alguien que quiere fluir pero le cuesta soltarse, soy un espíritu ansioso por aprender y crecer que muchas veces queda en la teoría. Soy un ser humano que trata de creer en sí mismo y apostar por su presente. Intento soltar los lastres del pasado y de las falsas creencias. Me sirve ver la luz en otros para saber que es posible, que puedo crecer y mejorar, que el Amor con mayúsculas aún sigue moviendo el mundo

  241. Dos
    4 septiembre, 2020 at 02:32

    ¿Quién soy?
    Una chica buena
    Un demonio en su cuerpo
    O ambos
    Mi infancia fue “norma”, todo risas, llantos y emociones aleatorias
    Mi adolescencia fue horrible y solo pedía que se acabe
    Hoy vivo con los recuerdos del pasado, las mentiras de mi padre, los amigos invisibles, una familia que podía cumplir sus metas.
    Yo nunca pude aprender lo que me hubiese gustado
    Aprendí a desconfiar de las personas y alejarme
    Evito al mundo y les hago creer que no valgo nada, que le temo al fracaso, pero al contario me gusta aprender de mis fracaso porque así se aprende
    Soy la peor persona
    Y la que sabe mentir viendo a los ojos
    O
    Soy una persona encerrada en su propia burbuja de imaginación.

  242. Aketza
    4 septiembre, 2020 at 10:35

    Estudié una carrera pensando en las salidas que tenía, no en mis gustos. No tenía claro que quería hacer el resto de mi vida. Creo con sinceridad que no nos preparan para saber qué queremos ser. Puede que no fuera lo suficientemente maduro para saberlo, ya da igual. Llevo trabajando más de veinte años en algo que no me desagrada y que ayuda a pagar las facturas y el ocio de manera holgada. Siempre me ha gustado leer, cada año me devoro más de cuarenta libros; pocos dirán algunos, muchos opinarán otros; también da igual. Con el confinamiento encontré una afición que me gusta, que me motiva y de la que quiero hacer mi profesión: la escritura. No tengo prisa. He comenzado a leer blogs y libros para ayudarme a empezar. En los trayectos en coche, antes de dormir, cuando espero a alguien; es decir, en todos los ratos muertos del día, me vienen ideas sin parar sobre qué escribir: tramas, escenas y personajes. Hasta ahora no sabía qué hacer con tanta información. He comenzado a escribir una novela, y voy haciendo sinopsis de otras que escribiré cuando la acabe. Dejaré de escribir cuando cierre los ojos para siempre.

  243. Osvaldo
    4 septiembre, 2020 at 20:32

    Propuesta 1: Mi nombre es Osvaldo, soy un ingeniero químico retirado, he leído bastante en castellano e inglés y me gusta escribir cuentos. Vivo en las afueras de Buenos Aires, en la ciudad de Bernal. Durante varios años asistí a un taller literario hasta que lamentablemente en marzo de este año falleció el profesor, el escritor Néstor Tellechea. Con él, que por otra parte era una excelente persona y muy sabia en materia literaria, he aprendido mucho. Además de escribir, me gusta la historia y la ciencia. Los temas que me atraen son variados, pueden ser historias de guerra, policiales, historias inventadas o basadas en experiencias de vida y en fin, todo lo que pueda escribir en Word en mi notebook (u ordenador como se llama en España). En general me gusta escribir en formato chico (500-1000 palabras), Esta ocupación me permite mantener mi mente ocupada, sin tener mayores pretensiones con respecto a mis escritos.

  244. 4 septiembre, 2020 at 22:56

    Me había subido al metro a la hora punta y tuve la suerte de conseguir asiento. Sentada frente a mi hay una mujer, ¿o una adolescente?, puede que sea una adolescente que está pasando a la adultez. No sabría decir su edad con exactitud, pues poseía rasgos que la hacían ver más madura, pero en el fondo sentía que seguía siendo una niña. Tiene las cejas pobladas, una nariz pequeña y labios secos. Su pelo es largo, oscuro y con ondas, viste ropa holgada, cómoda y sus pies no tocan el suelo. Sinceramente no me llamó la atención su atractivo o como vestía, sino su mirada ausente. Seguí la dirección de sus ojos café los cuales estaban puestos en mis zapatillas, pero no estaban allí realmente. Me intrigó aquello, el hecho de que apenas se moviera o emitiera un suspiro sonoro. Pero por su mirada entendí que a pesar de que se veía tranquila, por dentro tenía todo un universo, un caos desatado, una lucha en donde la única batalla que existía era con su mente. Decidí mirarla fijamente a la cara para ver si me notaba. Nada, ni siquiera pestañeaba. Por los altavoces dijeron la siguiente parada y es allí cuando volvió a la realidad. Pestañeó unas cuantas veces y nuestras miradas se conectaron, sus mejillas se enrojecieron y rápidamente se paró de su asiento para desaparecer entre la multitud que salía por la puerta.

  245. 5 septiembre, 2020 at 06:04

    Al describir a alguien lo primero que queremos mencionar es su apariencia física, el motivo puede ser porque resulta más fácil imaginar a alguien con una breve idea de su complexión.
    Pero que exquisita es la incertidumbre, que me dediques tu tiempo sin importar que tan mucho o poco te pueda agradar mi apariencia física.
    Vivimos en un mundo tan superficial, la gente piensa que solo se puede ver con los ojos, creo que el alma también ve y quiero que me veas.
    Respecto a la pregunta de: ¿quién soy? es complejo poder responderla, pero si te digo ¿Quién quiero ser?; Uff muy ambiciosa para un mundo que tiene un comienzo y un fín.
    Me aterran los puntos finales, soy tan indecisa que no logro decidir cuando es realmente correcto que sea el fin de una historia.
    Soy una chica,un género que está decidido a vencer a la desigualdad, 18 años casi 19, pero demasiadas experiencias para tan poca vida.
    Decidida y comprometida a no vivir con culpa, considerando la muerte y sintiendo al amor, es la única manera que encuentro para llenar de una gama de colores a un mundo en donde existen muchas desiluciones.

  246. Aramis, alma de fuego
    5 septiembre, 2020 at 19:29

    Con la mirada en alto, caminando rápido y con una respiración ligera.
    Cada mañana se toma un café amargo como su carácter, sin embargo cualquiera que la conozca endulzaría su vida con su amabilidad.
    De ojos grandes y soñadores, su corazón y mente se unen con determinación y ganas de devorar al mundo de un bocado.
    Fuerte e imponente, el tiempo y la paciencia se pelean con ella.
    Las ciencias y el arte son su pasión y mejor aliada.
    La juventud no es un impedimento y la abraza junto con su anticuada y romántica alma, pero a pesar de su arrogancia y belleza reconoce la realidad a su alrededor como algo efímero y duradero al mismo tiempo, monocromo y colorido en cantidades iguales.
    Fácil de maravillarse es su naturaleza, ten cuidado con sus pequeños caprichos.

    A pesar de eso las deslealtades del pasado la han hecho cubrir su corazón con una forja de hierro a los extraños, pero conócela bien y te ganaras su confianza para siempre.

    Aramis, alma de fuego –

  247. Perséfone
    6 septiembre, 2020 at 21:44

    Expectativa: Ha conseguido acabar su carrera y dos másteres. Habla fluido español, inglés e italiano. Ha viajado alrededor del mundo. Ha conseguido publicar y vender sus escritos. Compagina su actividad como escritora con su trabajo en una galería de arte moderno.

    Realidad: Puede hablarte de todas las series en catálogo de Netflix, pero no le preguntes cómo lleva la carrera, ni la oposición, ni su trabajo en un supermercado, ni las miles de páginas en blanco que empieza y nunca acaba. Eso ya lo hace todos los días sin darse una respuesta.

    Porque el paso que falta para conseguir la expectativa lo frena siempre su miedo.

    • María Cervera
      14 septiembre, 2020 at 20:03

      Muy bonito y original.
      ¿Puedes hablar de tus miedos?

  248. lukas
    7 septiembre, 2020 at 18:34

    Si necesitas que te cuente en un corto, sustancioso, pequeño, muy corto, escrito de algo que pueda describir me, empezaría relatando la vida de un gato negro para algunos este dicho animal no es mas que infortunio al simple cruzar pero lo que no se dan cuenta es que pobre animal, 7 oportunidades de milagros tiene entre las patas para empezar aveces le sucede cosas malas pero este animal se logra levantar, luego esta que un poco torpe el animal aun logra maullar y aun así podría continuar relatando momentos de este animal y con suerte en un mes lograría acabar.

  249. AnnaCR
    10 septiembre, 2020 at 13:56

    La inseguridad siempre iba de mi mano durante mi infancia y adolescencia. Tras soportar mal de amores, batallas familiares e internas y escuchar canciones que rompen el alma, ya que dicen exactamente cómo te sientes, decidí volverme fuerte. Y ahí estaba yo, recién salida de la oscuridad en la que yo misma me había metido y extrañamente aún echo un poco de menos. Me sentí invencible durante un tiempo, pero al dejar las inseguridades, por muy tonto que parezca, empecé a sentirme sola. Sí, era fuerte pero estaba sola, no es una buena combinación, hacía que perdiera fuerza poco a poco. No encontraba mi sitio, un lugar donde refugiarme o quedarme y estar acompañada. Supongo que ese sentimiento nunca se ha ido, aquí sigue, estoy sola, cada día me acostumbro más a ello, a veces hasta me engaño diciendo que sola estoy bien, que no necesito a nadie. Pero de repente estoy llorando en mi habitación intentando recordar el momento en el que todo esto empezó y cuál fue el último abrazo que me llenó. No lo consigo, así que vuelvo a las canciones que rompen el alma.

    AnnaCR

  250. 13 septiembre, 2020 at 20:15

    Ysus
    Cuando pienso en cómo describirme solo me viene a la mente un apalabra: “caos”.
    Desde que mi madre se enteró que estaba embarazada, un cúmulo de emociones contradictorias se agolparon de pronto en su corazón: emoción, esperanza, miedo, tristeza. En mi infancia siempre me dijeron que era bonita, hermosa pero dentro de mí me sentía un monstruo.
    A lo largo de mi vida, he luchado con las diversas emociones que me provoca aceptarme como soy: tímida, indecisa, insegura, soñadora e inconsistente; claro que también a mi favor cuento con ser creativa, tenaz, contestataria, inteligente, perspicaz e intuitiva. Pese a todo, he logrado alcanzar mi más grande y única meta que tenía en la vida: “tener ganas de vivir”, aunque el significado de vivir se encuentra en constante cambio (para mi), ha sido maravilloso el saber que existo a pesar de toda mi historia de vida, de los conflictos cósmicos y familiares; de la economía en recesión, de los ecocidios, del efecto invernadero, de la planificación familiar y del aborto; de la luz, de la sombra y de mí misma, ya que si no fuera de esta manera no sería yo.
    Para concluir digo: -¡Hola, ésta soy yo!

    • Raquel Sempio
      14 septiembre, 2020 at 18:57

      Me encantó. Una resiliente.

  251. Raquel Sempio
    14 septiembre, 2020 at 18:59

    Soy una mujer de 47 años. En un punto particular de mi vida buscando palabras. Palabras que permitan fluir todo lo que hay en mí.

  252. María Cervera
    14 septiembre, 2020 at 20:01

    Soy una persona que busca dejar huella en este mundo, alegrando la vida del resto. Que quiere vivir emociones intensas hasta llenar su cuerpo y su alma, elevándolo a otra dimensión. Que lucha consigo misma para eliminar su cobardía y engrandecer así su valor. Que sueña a diario y desborda su imaginación, dejando que esta se pierda. Una mente inquieta que necesita aprender constantemente, pero que se encuentra atrapada injustamente.

  253. Miguel Machorro
    14 septiembre, 2020 at 22:45

    Nací en la tarde de un lunes de noviembre en una calurosa ciudad de México. De mi infancia recuerdo muy poco; supongo que no fue del todo buena. Mi adolescencia estuvo llena de burlas y menosprecios, sin que eso hiciera decaer mi animo. No puedo quejarme de mi vida, he sabido disfrutarla; ya son 34 años con aciertos y muchos más desaciertos. La gente suele decirme que soy muy pendejo, solo porque no me gusta discutir, muy pocas veces te diré que no y casi siempre me verás con una sonrisa en los labios, no porque me guste fingir que soy feliz, sino porque realmente me gusta estar feliz. A primera impresión no soy del todo así, suelen creer que soy serio, que no me gusta hablar, que soy misterioso o incluso antisocial; pero nada más equivocado. Es cierto, si no me llegas a conocer profundamente puedes llegar a pensar de esa manera, pero una vez que me conoces, haré que me veas de manera diferente. No me culpen por mostrarme de manera diferente, no me culpen por ser quien soy.

  254. Yisely
    15 septiembre, 2020 at 21:17

    -Te conozco como la palma de mi mano-. Es una expresión curiosa para mi, porque nadie conoce sus manos a pesar de tenerlas casi siempre a la vista. ¿Como nos atrevemos a afirmar que conocemos a los demás si ignoramos casi todo de nuestro ser? Es una pregunta constante que se me viene a la mente; ya que yo no me entiendo, ni comprendo mucho de la persona que soy y lo que realmente me gusta es un misterio… Me siento vacía más veces de la que siento cualquier emoción. Una de esas pocas veces que siento es al crear o apreciar historias, quiero ser capaz de transmitir a los otros lo mismo que producen en mi las letras e imágenes que se juntan para comenzar un nuevo mundo.

  255. Sergio Dario
    19 septiembre, 2020 at 17:40

    Nada es totalmente cierto y hasta en la más vil de las mentiras hay un dejo de verdad.
    Yo vengo de un pueblo en el que un loco, «Rizzo» se paraba todo los días a la tardecita, en la tienda ‘Los Gallegos» y se creía maniquí, te hablo de hace 50 años cuando estos boludos pintados de dorado ni imaginaban nacer. Rizzo no lo hacía por dinero….solo se ponía el traje gris sombrero de costado cigarro apagado y hacia la imitación perfecta de un maniquí de Bogart en la esquina de «Los Gallegos» de Dolores.
    Que pensaría esa cabecita llena de cañitas voladoras no? Yo creo que Rizzo miraba a Ingrid Bergman irse en ese avión que le rompía el corazón una y otra vez en frente de la taquería y lo de Casaña, el almacenero que daba a la mano de enfrente. Cuando se sueña hay que soñar fuerte como Rizzo a Bogart o como uno que a tenido la suerte de inventarse y ser multitud de personajes que hoy ya no son…no están. Pero viven dentro de uno medio arrepentidos medio más que orgullosos de haber sido en el fondo…siempre el mismo.

  256. 23 septiembre, 2020 at 08:34

    Soy alguien que piensa que siempre hay algo mas que saber, que descubrir, que crear, que imaginar…. siempre con la necesidad de devorar con los ojos, las manos, la piel, el gusto,el olfato, y de mas sentidos casi todo lo que esta y lo que se mueve a su alrededor, …. como si fuese la ultima vez que disfrutara de ello …

    • 23 septiembre, 2020 at 19:16

      Muy bueno, Marcela. Me hubiera gustado leerlo en forma de poema, casi que tus palabras lo piden a gritos

  257. 23 septiembre, 2020 at 19:13

    Soy un náufrago más de los que navegamos en este nuevo océano que llamamos Internet. Inicié mi viaje hace tiempo en busca de un argumento, de algún tema sobre el cual escribir. Después de tantas horas tumbado en mi balsa portátil de conexión inalámbrica, me he dado cuenta que estoy bloqueado.
    ¿Qué puedo contar o decir? ¿a quién puede gustarle algo de lo escribo? ¿a quién puede interesarle lo que digo? Las mismas preguntas, sin respuestas, que me atacaban en la barra del boliche mirando, a lo lejos, una chica que me gustaba.
    En el caso de la escritura, a veces, yo mismo me respondo: Solo debe gustarte a vos. Porque escribimos porque nos gusta escribir, al menos eso es lo que nos repetimos cada vez que sentimos esa pulsión y, sin embargo, choco contra la razón que me demora, siempre… a la hora de escribir.

  258. Gaston
    24 septiembre, 2020 at 22:36

    Soy un aventurero romántico enamorado de la vida y sus multiples misterios. Persigo la belleza de las pequeñas cosas y la construcción de impercederos vinculos. Mi alma siempre persigue la libertad y el crecimiento personal. Soñador empedernido. Amante de la literatura, la animacion, comics y videojuegos.

  259. Javier Valencia
    25 septiembre, 2020 at 19:17

    Soy uno, no sé demasiado bien quién, pero sí determinantemente uno. Uno con todas las maravillas y desdichas que me han pasado, que, a mi pesar, pesan más las desgracias y las piedras.
    Víctima y cómplice de mí mismo.
    Por fortuna, resurgir del sufrimiento y encaminar un sentido a este, son las plácidas rutinas que intento abrazar. Poner un sentido a mi rumbo es el camino que vaya mi holocausto.
    Tétrico y formal, parece ser que me miro, pero sabiendo que la perspectiva y la subjetividad priman en el cuerpo del mundo, no hago más que percibir sin demasiado entendimiento. Sólo improviso continuamente.
    Tengo tendencia al exceso, al exceso de caldo de pensamiento, el cual quiero eliminar, porque no hay otra cosa más terrible de un hombre que su cabeza, que su jaula más personal, a pesar de la social.
    La imaginación y la fantasía son bajo mi criterio necesarias para poder procesar la realidad, pero no me puedo hacer ilusiones con ello, siempre que he tenido alguna situación de conflicto o de índole problemática, el cúmulo de nubes negras de los ríos de mi cabeza han sido peores siempre que la realidad misma.
    No busco complacer, busco vivir.

  260. Bruno A. Lescano
    26 septiembre, 2020 at 01:01

    Mi descripción.
    Vivo en el mundo de la esperanza, siguiendo al destino con mis acciones, como si la luz iluminara mi camino dentro de un bosque inmenso, con una gran variedad de árboles a los cuales aferrarse.
    La madurez temprana me apodera, con la responsabilidad y virtud que eso conlleva.
    De mi edad me enorgullezco cuando el mundo de paradigmas me rodea, ya que en lo más profundo se que es solo un número, que el destino llega cuando llega.
    Soy bueno como un perro agradecido y feroz como una pantera si intentas jugar conmigo.
    Te cuidaré hasta el final si así lo siento y te hundirás en el mar si así lo mereces.
    Así es mi vida, cargada de paradojas. Lo mismo que te da te quita, mientras una flor nace otra se marchita.
    Pero hay algo de lo que no se admiten dudas, soy una buena persona y mi cama lo confirma cada noche.

  261. Martín
    27 septiembre, 2020 at 16:19

    Viajero interdimensional transitando caminos que siempre parecen ser cuesta arriba. Perdido en la noche del ahora, buscando encontrar esa luz que me muestre con claridad la forma de volver a casa. Intentando viajar con cada vez menos equipaje (aunque la mochila sigue aún pesada y ya no se que mucho mas quitar). Obra en DES-construcción. Torre en llamas. Romántico indomable (a veces pienso que incorregible). Doy la jeta una y otra vez contra la dura pared de la realidad (intentando aprender de esta vez ((haciendo al menos lo mejor posible)))… Alquimista amateur, aprendí que en los problemas está la solución y que estos son la gasolina de tu evolución, que el fracaso es una elección, que el amor es dinámico y que lo que hoy se va mañana puede volver. Aprendí también que las mejores puertas son las que se abren para los dos lados, que el fuego puede quemar pero también calentar y que la forma en la que me estoy sintiendo hoy depende exclusivamente de mi. Y si no me gusta ese sentir tengo el poder de cambiarlo con una simple decisión… AHORA
    (Silencio)
    Las palabras
    son escalones
    no un fin en si mismo
    Y ya llegamos arriba

  262. Sivlina
    27 septiembre, 2020 at 18:15

    .

  263. Sivlina
    27 septiembre, 2020 at 18:43

    Me llamo Silvina y alguien me dijo alguna vez que mi nombre viene de ‘selva’
    Me gusta pensarme en relación a algo de ese origen, la selva… pero también en relación a la montaña -hoy, las montañas de Córdoba a las que con mi pareja Raúl, pudimos venir hace un año, cumpliendo un sueño construido conjuntamente.
    Selva, montaña… la tierra y las raíces me nutren, me aúnan a algo descubierto aunque no con claridad, que en mis momentos más despiertos lo reencuentro y me logro conectar, podría decir por instantes -aunque resulta difíicl circunscribirlo a alguna unidad temporal-
    Es hermoso el reencuentro con ese ‘interño exterior’ podría llamarlo, porque en la rutina se me escabulle y parece que duermo, duermo los días y creo que tiempo atrás estuve dormida años, pero cuando despierto..
    …ah!, cuando despierto…

  264. SARA
    28 septiembre, 2020 at 19:08

    Un amanecer en la playa, el reflejo del sol entrando por la ventana, el pelo mojado con agua salada, una vaso de agua cuando estás disecada, la alegría de tu mascota nada más llegar a casa, la sonrisa de una persona que no conoces de nada, la gente bailando como si no hubiera un mañana, mi padre disfrutando de un buen manjar que no sabe si se lo va a poder terminar, la canción que nada más comenzar te empieza a emocionar, esa misma canción que te trae recuerdos que no sabes si fueron verdad, todo esto y muchos más, todo esto y mucho más podría ser mi descripción a día de hoy, pero llevo un tiempo que no se quien soy. Me da miedo dar un paso, y alejarme de donde estoy, pero estoy en un punto que o me muevo o no veo salir el sol, que o me muevo o el pelo con agua salada va a pasar a estar en mi imaginación, que o me muevo o el agua solo me la beberé porque estoy de resaca, que o me muevo o detrás de la puerta no va a estar mi mascota en casa, que o me muevo o no veré a mi padre disfrutar, que o me muevo o no voy a saber si lo que de verdad me pasa es que estoy asustada o que se esta removiendo agua pasada. Sea como sea, solo sé que aunque sea por tres días, este fin de semana, vuelvo para casa, y no para encontrarme, si no para seguir hacía delante y ver ese amanecer que tanta paz me daba, me guste o no, no pasa nada, la vida sigue, y este cuento no acaba.

    • Arantxa
      15 octubre, 2020 at 12:51

      Emotivo, bello, el agua salada siempre cura heridas.

  265. Clara
    11 octubre, 2020 at 04:58

    Distraída con redes sociales y Mr. Robot mientras intento ser una buena madre. Descubrir el ayuno intermitente y al Dr. Joe Dispenza fue hermoso. Buscar los colores y la belleza de las cosas: siempre. Prefiero los atardeceres y las infusiones sin azúcar. La estética, ante todo. La meditación y la respiración profunda, salva vidas. Le dije a mi doctor que cuando quiero llorar no lloro. Torpeza, mis manos. Incertidumbre, serendipia. No me conformo.

  266. María
    14 octubre, 2020 at 14:12

    Antes que nada soy una enamorada de la lectura, desde siempre, me recuerdo rodeada de libros, es mi gran pasión. Un día y sin saber muy bien como, se despertó en mí la necesidad de contar historias, pensamientos, pequeños relatos…
    era una necesidad que tenía que satisfacer, por eso, escribir, ahora también forma parte de las cosas esenciales que componen mi vida, es mi música en estos momentos algo desentonada y arrítmica por estos tiempos tan convulsos que nos está tocando vivir, quiero pensar que esa sea la causa y no que las musas me han abandonado, de cualquier forma lo sigo intentando porque si ellas al fin deciden visitarme, como dijo el gran pintor Pablo Picasso que menos que me encuentren trabajando.

  267. Arantxa
    15 octubre, 2020 at 12:47

    Vaya, no empezamos por lo más fácil. No sé si estoy preparada, exponerme a los demás siempre me ha costado un poco. No sé si soy tímida, reservada, observadora, prudente…todo junto al principio y todo lo contrario después.

    Me cuesta definirme con delicadeza y fidelidad para no traicionarme a mí misma pero tengo que romper el hielo y liberarme de esa costra que el tiempo y la vida han ido depositando en mi creatividad. El tiempo ha cambiado la percepción que tengo de mí misma, aunque sigo teniendo dificultades para asumirme. Soy optimista y leal por naturaleza, pero no leal a las personas en sí sino a la idea que tengo de las personas. Soy tierna y cálida con la gente que me inspira ternura, perspicaz e irónica con los que aguzan mi inteligencia y sencilla y humilde con…casi todo el mundo.

    Tengo miedos que me bloquean y aprecio las cosas simples pero refinadas, con un toque de originalidad sincera. No olvido fácilmente lo que me hizo daño, por lo que me cuesta perdonar. Sin embargo siempre perdono a quién aprecio sinceramente.
    ¿Soy yo ésta? No lo sé. Supongo que soy la yo que escribe estas líneas en este momento y este lugar. Mañana ya veremos…

Responder a Angélica Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*